Mario Steta de Driscoll's afirmó que cambios en packing responderían a tendencia previa a la pandemia -

Mario Steta de Driscoll's afirmó que cambios en packing responderían a tendencia previa a la pandemia

Te invitamos a leer la segunda parte de una entrevista realizada a Mario Steta Gándara, Vicepresidente y Director General de Driscoll’s para América Latina, quien se refirió a los desafíos que ha generado la pandemia del Covid-19; el impacto en la industria de berries; las consecuencias que ven a largo plazo para el sector; y el rol de las empresas dentro de la comunidad en la que se desarrollan, especialmente en tiempos como los actuales.

En este artículo Steta habló sobre el impacto en la cadena logística, el packaging, las relaciones con la comunidad y el rol de las empresas en la sociedad.

*Las preguntas y respuestas han sido editadas para facilitar su lectura.


PF: ¿Cómo se ha dado el proceso logístico para llevar productos a EE.UU. en el contexto de la pandemia?

MS: En lo que tiene que ver con logística como tal, hubo muchas dudas en un inicio de las restricciones que podrían presentarse. Daré un par de ejemplos que no son de logística, pero de cómo ciertas dinámicas que sí han tenido que cambiar, como es el aspecto normativo y de regulaciones de Gobierno.

La duda que teníamos en términos de las restricciones se ligaba a la capacidad o la disponibilidad que iba a tener el gobierno estadounidense o el gobierno mexicano para mantener todos los canales de la cadena de suministro operando.

Al día de hoy, y a pesar de que se observó una gran disminución en la actividad de fronteras en relación a la movilidad de personas, el comercio no ha presentado obstáculos que restrinjan el flujo de productos entre ambos países, por lo que no percibimos obstáculos que vulneren nuestra cadena logística.

PF: ¿Qué restricciones o límites sí vieron?

MS: Sí ves restricciones en algunos casos donde el nivel de propagación ha incrementado. Por ejemplo, en nuestro caso, hace un par de semanas una bodega que utilizamos en la frontera con EE.UU. reportó casos positivos y tuvimos que cerrar para seguir los protocolos de seguridad de los trabajadores. Sin embargo, nos trasladamos a otro punto de la frontera para seguir operando.

Existía la gran duda de qué sucede en EE.UU. cuando hay una presencia de COVID o de positivos en las operaciones agrícolas, aunque hemos visto que la política que tiene EE.UU. es que el sector agrícola tiene que seguir operando. Entonces, las restricciones de operación no vienen por el gobierno como tal. Sin embargo, debemos cuidar cada aspecto de la producción de alimentos para proteger a los trabajadores, pues aún es difícil visualizar la dimensión del impacto que la emergencia sanitaria puede tener en el mediano y largo plazo.

PF: ¿Cómo afectó el empaque de berries la pandemia de Covid-19? Hay casos como las uvas que han tenido problemas, ¿Ha sido ese su caso?

MS: No realmente, todo lo que hacemos va en clams. Tal vez la dinámica que empieza a cambiar es el tipo de empaque que estamos usando, ya que parece ser la opción más segura para llevar alimentos a los consumidores.

No hemos visto un cambio en patrones de consumo, aunque sí pareciera que el mercado de proceso tiene una buena dinámica, ya que ha habido una demanda interesante en términos de la cantidad de fruta para proceso. En términos generales, lo que observamos en México es que la demanda se ha mantenido dinámica, aunque al tiempo refleja que parte del consumo se movió a productos menos perecederos, un poco más conservables, al menos en esta etapa.

Además, yo te diría que parte de lo que vemos, que no es el resultado de la crisis, es una tendencia acelerada de buscar alternativas de empaque; y es parte de lo que hemos venido trabajando, encontrar la mejor alternativa para salimos del clam tradicional para irnos a empaques más amigables con el medioambiente.

driscoll's

PF: Ya entrando en otro tema, ¿qué acciones de RSE han tomado en medio de toda esta situación?

MS: Primero hay que mencionar que Driscoll's a lo largo de los años ha trabajado de forma constante en el cómo nos vinculamos con lo local a través de tres plataformas. Una era la que tenía que ver con nosotros como empresa, de manera directa y cómo efectivamente tomábamos acciones que vincularan el quehacer de Driscoll's con la gente, con las comunidades. Otra parte tenía que ver con cómo eso lo estructurábamos a través de los productores. Y lo tercero tenía que ver con cómo influíamos o podíamos tener incidencia a través de la industria y con ello en el desarrollo de  políticas públicas de Gobierno para favorecer el desarrollo del campo mexicano.

Cuando llega la crisis, mucho de lo que quisimos hacer fue capitalizar o utilizar las herramientas que habíamos establecido de vinculación con organizaciones civiles, con el Gobierno, con nuestros productores y directamente a través de lo que hacemos como empresa en beneficio de las comunidades.

Ahí, una parte medular tuvo que ver con lo que estuvimos dispuestos a aportar como empresa en términos de recursos, tanto económicos y de gente; y cómo aportamos o ayudamos a sumar esfuerzos de nuestros productores y de los organismos con los que colaboramos. 

Driscoll's estableció un compromiso a nivel global de donar a las comunidades más vulnerables frente a esta crisis sanitaria. En el caso de México, se están canalizando más de millón y medio de dólares para actividades de apoyo y parte de esos recursos ya han sido distribuidos. 

Casi el 40% de lo que se ha distribuido hasta hace un par de semanas se ha destinado a equipamiento e insumos para el personal de salud, y una parte muy importante ha sido a través de la Cruz Roja Mexicana. Otra parte relevante ha tenido que ver con donación de berries a bancos de alimentos y al sector salud de manera directa. 

driscoll's

En ese sentido, hemos trabajado con distintas fundaciones y bancos de alimentos para hacer una distribución de recursos adicional para hacer llegar los productos a los lugares que más lo necesitan.

Parte del reto que hemos enfrentado ha sido el determinar en qué momento es más propicio o adecuado hacer la distribución de dichos recursos. 

Con la incertidumbre y falta de claridad de la magnitud y la duración de la crisis, se vuelve un reto muy importante la forma en que distribuyes los recursos, porque no quieres quedarte con recursos que eventualmente no puedan ser ocupados; o por otro lado tampoco quieres hacerlo acelerado. Porque el sentir es que esto va a durar más tiempo, entonces tenemos que tener mucho cuidado en cómo visualizamos esta distribución para que sea lo más razonable posible.  

La otra cosa que hemos hecho es que hemos tratado de ser muy enfáticos en que los recursos que aportamos puedan ser maximizados por otros esfuerzos. De ahí que hemos trabajado con fundaciones en donde si nosotros hacemos una aportación de dinero o en especie, busquemos que esto sea amplificado con otras estructuras. También hemos establecido criterios bajo los cuales solicitamos a expertos que contribuyan con su conocimiento para tener más claridad de dónde debemos de ir, para que también sumemos esfuerzos con otras entidades, organismos e instituciones gubernamentales, pues sólo en la medida en la que colaboremos, es que podremos vislumbrar cómo hacer frente a la crisis en la que nos encontramos, procurando en todo momento el bienestar de todos.

Este contenido es exclusivo de Portalfruticola.com, si desea reproducirlo en otro medio, debe nombrar a la fuente y vincularlo al contenido original.