Hambre global podría convertirse en próximo gran impacto del coronavirus -

Hambre global podría convertirse en próximo gran impacto del coronavirus

La ONU y un grupo de expertos han advertido que la crisis del coronavirus empujará a más de un cuarto de billón de personas al borde del hambre; a menos que se tomen medidas rápidas para proporcionar ayuda alimentaria y humanitaria a las regiones más vulnerables.

Se pronostica que alrededor de 265 millones de personas en todo el mundo enfrentarán una crisis alimentaria aguda para fines de este año; una duplicación de los 130 millones estimados que sufrieron una grave escasez de alimentos el año pasado.

"Covid-19 es potencialmente catastrófico para millones de personas que ya están pendiendo de un hilo", afirmó el Dr. Arif Husain, economista jefe del Programa Mundial de Alimentos.

“Es un golpe de martillo para millones más que solo pueden comer si ganan un salario. Los bloqueos y la recesión económica mundial ya han diezmado sus ahorros. Solo se necesita una carga más, como Covid-19, para llevarlos al límite. Debemos actuar colectivamente ahora para mitigar el impacto de esta catástrofe global”.

Según el Informe Global sobre Crisis Alimentarias, de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, el mundo podría enfrentar una repetición de los aumentos de precios de los alimentos de 2007/2008; los que provocaron una agitación política generalizada, y cuyos impactos aún se sienten en todo el Medio Oriente, Asia y América Latina.

Los expertos en alimentos están preocupados de que las naciones donantes apenas hayan comenzado a entregar los fondos necesarios en el terreno para establecer redes ybrindar ayuda humanitaria a las áreas más afectadas; entregas que deben realizarse por vía aérea ya que el transporte terrestre se obstruye o se detiene en grandes áreas.

El informe reveló que los servicios de salud ya puestos al límite en los países en desarrollo probablemente se verán abrumados; mientras que una recesión global interrumpirá las cadenas de suministro de alimentos.

A pesar de todas las estimaciones de cosecha para cultivos básicos, las restricciones de movimiento para contener la propagación del virus crearán problemas para la distribución de alimentos.

Además, independientemente de las buenas cosechas recientes en muchas partes del mundo, el estrés adicional de la pandemia llevará a muchas otras naciones divididas por conflictos o disturbios políticos más allá del punto de quiebre. También es probable que el clima extremo impulsado por la descomposición climática aumente el costo; como lo hizo el año pasado.