Menores temperaturas aumentan inclinación de los cultivos a producción -

Menores temperaturas aumentan inclinación de los cultivos a producción

Un equipo de investigación dirigido por científicos de la Universidad de Illinois descubrió que el efecto de enfriamiento del riego en los cultivos es importante para los niveles de producción.

Los científicos descubrieron que un 16% del aumento del rendimiento del riego es atribuible solo al enfriamiento.

"Este estudio destaca la contribución no despreciable del enfriamiento a los beneficios de rendimiento del riego. Tal efecto puede volverse más importante en el futuro con el calentamiento continuo y las sequías más frecuentes", indicó Yan Li, autor principal del estudio.

El riego enfría los cultivos a través de los efectos combinados de la transpiración (pérdida de agua a través de pequeños agujeros en las hojas llamadas estomas) y la evaporación del suelo.

La transpiración solo puede ocurrir cuando hay un suministro suficiente de agua del suelo; cuando las raíces perciben el suelo seco, las plantas cierran sus estomas para evitar la pérdida de agua. Cuando esto sucede durante el tiempo suficiente, las plantas se calientan y sufren estrés por la sequía, lo que a veces conduce a reducciones de rendimiento.

Con el suministro de agua del suelo y la temperatura tan indisolublemente unidos, los investigadores tuvieron que desarrollar un enfoque innovador para separar el efecto de enfriamiento en el rendimiento, informó la universidad de Illinois.

Investigación

El equipo analizó la temperatura del cultivo derivada de satélite y los datos de biomasa, mapas de riego y rendimiento de maíz a nivel de condado en Nebraska entre 2003 y 2016.

Al comparar los sitios de regadío y de secano, encontraron que el rendimiento de la irrigación aumentó en un 81%, de los cuales el 16% era atribuible al enfriamiento y el 84% al suministro de agua.

El riego también redujo las temperaturas de la superficie terrestre de julio en 1,63 grados centígrados en relación con los sitios de secano.

"Los cultivos que crecen en la parte irrigada del cinturón de maíz de EE.UU., principalmente en Nebraska y otros estados del medio oeste, sienten el beneficio", afirmó Kaiyu Guan, investigador principal del proyecto. "Los cultivos se sienten más felices cuando están más fríos".

Según Li, sacar el doble aporte del riego al rendimiento permitirá un mejor pronóstico del rendimiento en el futuro. El efecto de enfriamiento se ha descuidado en gran medida en modelos de cultivos anteriores.

"Cuando los pronosticadores de rendimiento desarrollan sus modelos, deben darse cuenta de que el enfriamiento es otro beneficio importante para las tierras de cultivo irrigadas, y deben tener eso en cuenta. De lo contrario, pueden subestimar el beneficio de riego en el rendimiento", señaló.

Guan agregó que "esto es importante no solo para las tierras de cultivo actualmente irrigadas como Nebraska. Bajo un clima más cálido, imaginamos que los cultivos necesitarán más agua para producir la misma biomasa, y partes del cinturón de maíz que actualmente están secadas, como Iowa e Illinois, también puede necesitar riego".