Industria del arándano de Norteamérica preocupada por problemas del mercado a medida que comienza la temporada -

Industria del arándano de Norteamérica preocupada por problemas del mercado a medida que comienza la temporada

La pandemia de coronavirus (Covid-19) ha creado una gran cantidad de desafíos para la industria de arándanos de América del Norte en las últimas semanas a medida que se prepara para su temporada de cosecha nacional; incluidas graves problemas tanto en el lado de la oferta como en la demanda que parece poco probable desaparezcan a corto plazo.

Además de los problemas laborales, logísticos y regulatorios que ha tenido que enfrentar la cadena de suministro; se ha visto cómo crecientes barreras de mercado obstaculizan su capacidad para vender los arándanos. Todo esto ha creado un período difícil, sin precedentes para la industria.

"Este es un momento difícil, todos a lo largo de la cadena se ven afectados; especialmente los productores. Todos están haciendo sus mejores esfuerzos y veo mucha empatía entre la gente de la industria", indicó Cort Brazelton, co-CEO de Fall Creek Farm and Nursery.

"Podemos hablar sobre la situación, pero es difícil identificar soluciones inmediatas a muchos de los nuevos problemas; más allá de reconocer que esto está causando daños a la mayoría de las empresas. Y a largo plazo, está dañando la capacidad de la importante cadena de suministro de productos frescos de entregar alimentos saludables a los consumidores. Los productores que están en cosecha están particularmente afectados".

Cuando el Covid-19 se convirtió en una preocupación relevante en América del Norte a principios de marzo, antes de que los estados comenzaran a cerrarse, las complejidades iniciales para la industria del arándano fueron la mano de obra y la logística; así como la inestabilidad del mercado en medio de compras de pánico generalizadas, explicó.

Desde entonces, gran parte de eso ha dado lugar a inquietudes sobre el movimiento de la fruta a través de los canales que permanecen en el complejo mercado.

Si bien la pérdida casi total de los canales de servicio de alimentos no ha sido tan perjudicial para los arándanos como para otros productos debido a la menor dependencia de la industria en el sector, ha significado más fruta destinada al comercio minorista. Y en los últimos días, el comercio minorista ha visto nuevas restricciones que limitan las ventas.

Estas restricciones a menudo incluyen un número menor de personal, pasillos unidireccionales y un límite sobre cuántas personas pueden ingresar a una tienda a la vez. Por ejemplo, Walmart anunció recientemente que sus tiendas ahora permitirían no más de cinco clientes por cada 1,000 pies cuadrados en un momento dado, aproximadamente el 20% de la capacidad de una tienda.

"Eso tendrá un impacto", afirmó Kasey Cronquist, presidenta del Consejo de Arándanos de América del Norte (NABC).

"Ese tipo de cosas, sobre cómo el minorista está manejando no solo su cadena de suministro sino también la velocidad de compra dentro de las tiendas ... están cambiando en este momento para tratar de aplanar la curva. Esas son las cosas que realmente creo nos concierne en la categoría de berries".

Además del menor tráfico en las tiendas, Brazelton dijo que parecía que los consumidores tienden a ir más con una lista de artículos de compra y están haciendo menos compras impulsivas como productos frescos de alto valor.

Si bien existe la esperanza de que la situación se normalice lo antes posible y los problemas en la industria sean mínimos, Brazelton explicó que existía la misma preocupación en cuanto a qué cantidad de la cosecha de primavera se podrá comercializar con éxito para el bien de los productores y consumidores.

"Ha habido una cascada de eventos y dificultades que restringen la capacidad de todos para operar y funcionar hasta ese consumidor", dijo.

Preocupación por la oferta de arándanos

Por el lado de la oferta, las políticas de distanciamiento social han dado como resultado menos recolectores en las granjas y menos trabajadores en las empacadoras. En algunos casos, también ha hecho que la logística sea más complicada; con menos conductores, mayor tiempo de comercialización y un cambio más lento en los centros de distribución.

Cronquist dijo que las nuevas regulaciones que se han implementado en lugares como California se suman a las reglas anteriores de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) y han "inundado" a muchas compañías con reglas sobre cómo manejar la protección de la fuerza laboral.

"Esas son las cosas que colectivamente estamos tratando de manejas tantos miembros de nuestra industria y partes interesadas como sea posible; para asegurarnos de que puedan continuar operando de acuerdo con estas expectativas", dijo.

"La buena noticia es que el USDA realmente se ha comprometido demasiado y se ha desempeñado bien para asegurarse de que los programas en los que confían nuestras granjas no se verían afectados de una manera tan negativa que no podríamos mover fruto fuera", explicó.

Uno de ellos es el programa de visas para trabajadores invitados H-2A, que durante unos días en marzo había sido severamente restringido; pero desde entonces se ha aliviado luego del lobby del sector agrícola.

"Ciertamente ha habido experiencias en las que ha habido algunos problemas; pero creo que en su mayor parte hemos sido muy afortunados de contar con la mano de obra y poder prepararnos para esta temporada que comienza", dijo Cronquist.

"Creo que todo el mundo ha estado tratando de trabajar el doble para mantenerse al día con el entorno regulatorio, asegurándose de que haya personas en el lado doméstico para abastecer el mercado, y luego eso se ha convertido rápidamente en una respuesta rápida para abordar la demanda de los consumidores y minoristas durante esta dinámica de mercado sin precedentes y que cambia rápidamente".

Crecimiento en ventas de arándanos congelados supera promedio de frescos

El primer cambio importante en esa dinámica del mercado fue un aumento colosal en las ventas de arándanos congelados en marzo; junto con un aumento menor pero aún muy significativo en las ventas frescas.

Los datos de Nielsen muestran que las ventas congeladas en EE.UU. en las semanas que terminaron el 14 y el 21 de marzo aumentaron 79% y 116% respectivamente año con año. Esto se compara con el 52% y el 108% respectivamente para los productos congelados en general.

En el mercado de productos frescos, las ventas de arándanos aumentaron un 14% y un 25% en esas dos semanas; frente al 23% y el 40% del producto total.

"Creo que la alta demanda de congelados es positiva, como quiera que se mire, sea  congelado o fresco. Cuándo podemos comenzar a mover congelados como ahora, es positivo en todos los sentidos", dijo Cronquist.

Brazelton explicó que esto se debía a que el movimiento de los arándanos congelados ayuda a crear un piso para el mercado de productos frescos.

"Los inventarios congelados se trasladaron rápidamente. También hay fuertes indicios de que los hábitos de los consumidores cambian a medida que se quedan en casa y comen alimentos de sus congeladores; por lo que comen frutas congeladas y comen más arándanos frescos", señaló.

"No me sorprendería si entramos en la temporada de verano de América del Norte con algunos de los inventarios más bajos de arándanos congelados registrados en los últimos 10 años. Esa es una nota positiva para la próxima temporada de verano".

Desde entonces, el mercado se ha estabilizado enormemente; y las ventas totales de productos se han acercado a niveles normales a fines de marzo.

Desafortunadamente, los niveles promedio de precios para los arándanos frescos son actualmente más bajos de lo que normalmente serían para esta época del año, dijo Brazelton.

"La buena noticia sobre los arándanos es que tenían una vida útil fuerte, especialmente cuando es un buen producto. Un arándano dura más que la frambuesa, una fresa o una mora", dijo. "Este ha sido un momento mucho más difícil para productos más perecederos".

Cronquist agregó que la categoría de arándanos depende menos del sector de servicios de alimentos que otros productos; y casi todo lo que se habría perdido debido al cierre de restaurantes se ha transferido a los canales minoristas.

"Sé que algunas de las otras personas de la industria de productos agrícolas realmente han estado sufriendo por los cierres del canal de servicio de alimentos", dijo.

"Nuestra esperanza es que continuaremos invirtiendo en mercadeo de servicios de alimentos durante este tiempo; porque aunque vemos muchos cambios obviamente en los cierres y los desafíos que se crean, cuando regresemos, esperamos continuar el trabajo que hemos estado haciendo para lograr una mayor penetración en el servicio de alimentos".

Un enfoque colaborativo

Agregó que el NABC y el Consejo de Arándanos de Highbush de Estados Unidos (USHBC) también han estado trabajando arduamente para que los consumidores sepan que los arándanos son un alimento seguro y saludable para consumir durante estos tiempos; y para comprender cuáles son los desafíos de la industria y así proporcionar recursos.

"Hemos realizado seminarios web y estamos entregando inteligencia de mercado a todos para que puedan comenzar a adaptarse y evolucionar ya que va a ser una cantidad considerable de tiempo antes de que las cosas comiencen a normalizarse", dijo.

Además, explicó que la colaboración de la industria actualmente era aún más esencial de lo normal.

"Necesitamos continuar trabajando estrechamente como industria. La colaboración y el esfuerzo continuo de unirnos en momentos como este será lo que nos ayudará a superar esta dificultad", dijo. "Vamos a seguir trabajando en los niveles más altos y en todas las mesas correctas para superar esto juntos".

Incertidumbre en la industria europea del arándano

Muchos de los desafíos y la dinámica del mercado de América del Norte se reflejan en Europa, donde las cosechas de primavera también están comenzando.

Jaime Sánchez, gerente de productos de SanLucar, dijo que hay dificultades en términos de mano de obra debido a restricciones sobre cuántas personas pueden viajar en el mismo vehículo y debido a la necesidad de mantener una distancia segura en los almacenes.

En el caso de la logística, la industria enfrenta un aumento en las tarifas porque se necesitan más días de tránsito para llegar a un destino. Si bien los numerosos cierres de fronteras en Europa no están destinados a afectar artículos esenciales como los alimentos, inevitablemente ha habido retrasos e interrupciones.

"Pero el mayor desafío de todos es el de la incertidumbre", dijo.

"Es imposible saber qué sucederá cuando llegue el peak de producción o cuando varias temporadas coincidan; lo que ocurrirá en dos o tres semanas. Pero estamos seguros de que en este período las medidas del estado de alarma serán más relajado".

A pesar de los problemas de transporte, Sánchez dijo que no ha habido problemas para proporcionar fruta en buenas condiciones y calidad.

Al igual que en Estados Unidos, la demanda de arándanos experimentó un aumento a mediados de marzo y luego cayó dos semanas después. Pero dijo que la demanda de arándanos sigue activa en comparación con otras frutas, incluidas otras berries.

"Hoy en día, la oferta y la demanda se compensan; y esto y esto se debe al hecho de que actualmente estamos trabajando con gramajes más altos (300g y 500g); y gracias a las temperaturas moderadas en las áreas productoras en las últimas dos semanas; lo que ha contribuido para que no haya una producción muy rápida", dijo.

Además, señaló que las nuevas variedades de arándanos y las técnicas de postcosecha son líderes en súper arándanos; con una larga vida útil de más de cuatro a cinco semanas.

"Esto significa que si mantenemos el almacenamiento en las condiciones adecuadas, los arándanos se mantendrán frescos mucho más tiempo que el resto de las berries como las fresas, frambuesas y moras", dijo.

Este contenido es exclusivo de Portalfruticola.com, si desea reproducirlo en otro medio, debe nombrar a la fuente y vincularlo al contenido original.