Científicos hallan que heridas simples en hojas producen frutos orgánicos más saludables -

Científicos hallan que heridas simples en hojas producen frutos orgánicos más saludables

Científicos encontraron beneficios en las heridas de las hojas provocadas por insectos en la producción de frutas y verduras. Las respuestas al estrés creadas en la frutas y verduras provocaron un incremento en los compuestos antioxidantes antes de la cosecha, haciéndolos más saludables para el consumo humano.

"Muchos estudios en el pasado respaldaron esta idea, pero muchos otros no mostraron diferencias", explicó Luis Cisneros-Zevallos, Ph.D., científico de alimentos y horticultura de AgriLife Research en College Station e investigador principal de un estudio que aborda esta controversia. "En nuestro estudio demostramos que las hojas heridas en plantas como las causadas por insectos producen frutos orgánicos más saludables".

El investigador explicó que “resolviendo la controversia de la fruta orgánica más saludable: la herida de la hoja desencadena la respuesta de expresión génica distante de la biosíntesis de polifenol en la fruta de fresa (Fragaria x ananassa)".

Facundo Ibáñez, Ph.D., investigador del proyecto asociado con el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria, Uruguay, añadió que "realizamos estudios utilizando frutillas como modelo de cultivo y aplicamos varios niveles de heridas a las hojas unos días antes de cosechar la fruta”.

“Descubrimos cómo varios genes asociados con la translocación de azúcar y la biosíntesis de compuestos fenólicos se sobreexpresaron en la fruta de fresa distante".

Metabolismo

Todas las plantas tienen la capacidad de responder al medio ambiente activando el metabolismo secundario como parte de un mecanismo de defensa o como parte de un proceso de adaptación. “También activa el metabolismo primario, que moverá la fuente de carbono necesaria para producir esos compuestos antioxidantes”, explicó Cisneros-Zevallos.

"Estaba la idea, propuesta por otros, de que los insectos presentes en el campo, en la agricultura orgánica, podrían causar una respuesta al estrés en la planta y aumentar los compuestos antioxidantes", señaló Cisneros-Zevallos.

"Sin embargo, esta hipótesis o concepto nunca se probó hasta ahora, donde imitamos el daño causado por los insectos".

Ibáñez añadió que el estudio enfatizó los productos frescos como una excelente fuente de compuestos que promueven la salud y que quizás los insectos de alguna manera pueden ser aliados para lograr productos aún más saludables.

"Los productos cultivados más saludables para la industria alimentaria pueden ser una fuerza impulsora para la producción a gran escala y una inversión atractiva para las partes interesadas", destacó.