Mission Produce asegura que una de las mayores ventajas del aguacate colombiano es el periodo de temporada alta

03 Diciembre 2019

Según Mission Produce, la ventana ideal de producción de aguacate en Colombia, y su excelente posición geográfica, hará que el país juegue cada vez un papel más importante en el futuro de la industria.

En el World Avocado Congress, realizado en septiembre, PortalFrutícola.com se reunió con Jim Donovan, vicepresidente senior de información global y asuntos industriales de Mission Produce; y con Ricardo Uribe, CEO de Cartama, la empresa asociada de Mission en el país sudamericano.

Allí, ambos discutieron sobre algunos de los beneficios más importantes de Colombia como origen del suministro de aguacate; los planes de apuntar a los mercados asiáticos y entregaron más detalles sobre la impresionante agenda de crecimiento en los próximos años.

Donovan explicó que una de las mayores ventajas de los aguacates de Colombia es el momento o periodo de los volúmenes más pesados ​​de la cosecha.

"La temporada principal es básicamente de septiembre a mayo, y eso encaja perfectamente en la ventana que estamos buscando llenar", dijo a PortalFrutícola. com en el World Avocado Congress, en Colombia.

"Desde un punto de vista global, es un momento desafiante. Obviamente es similar a México, pero México está bastante enfocado en Estados Unidos".

Añadió que muchos otros países que también producen durante ese tiempo, como España, Israel y Chile, no están creciendo o están luchando con problemas como la sequía.

"Esto es algo a lo que debemos prestar atención. Nos gusta tener al menos dos suministros disponibles en cualquier momento, dado en caso de que haya un problema. Colombia jugará un papel importante en eso", dijo.

Listo para la exportación de aguacate a Japón

Otra ventaja importante de Colombia, como proveedor de aguacate, es su proximidad a los mercados clave. Está a solo cinco días de Norteamérica por mar y tiene buen acceso a Europa y Asia con puertos en las costas del Atlántico y el Pacífico.

La industria colombiana del aguacate permanece bastante centrada en el mercado europeo. Sin embargo, las exportaciones a EE. UU. están creciendo a un ritmo rápido, aunque desde una base baja.

Colombia también logró recientemente el acceso a dos importantes mercados asiáticos; China y Japón, que son destinos importantes para Mission y Cartama a través de su asociación.

Ricardo Uribe, CEO de Cartama, dijo que las compañías estuvieron trabajando en enviar el primer contenedor a Japón. Mercado que se abrió oficialmente para los aguacates colombianos a fines de julio.

A principios de noviembre, Cartama y Mission se convirtieron en los primeros en exportar aguacates de Colombia a Japón.

"Tenemos tres granjas certificadas en Japón y nuestras empacadoras ya están certificadas", explicó, y agregó que las compañías querían aprovechar al máximo el socio de importación de Mission; Farmind, un líder en la región.

También planean incursionar en el mercado chino, donde Mission está asociado con el importador Lantao y el minorista de frutas, Pagoda, bajo una marca llamada Mr. Avocado.

A través de la empresa conjunta, han construido una instalación de maduración para proporcionar aguacates listos para el consumo, y pronto abrirán la segunda.

Planes de crecimiento impresionantes

Es poco probable que Mission y Cartama tengan escasez de suministros para exportar a los mercados mundiales, ya que en septiembre anunciaron enormes planes de crecimiento para los próximos años.

Las compañías actualmente planean plantar entre 1. 000 a 1. 500 hectáreas adicionales de aguacates en el país.

Estos complementarán la producción existente de Cartama, la que se basa en las regiones de Antioquia, Caldas y Risaralda.

Los planes no terminan allí. Donovan dijo que las empresas deberían poder alcanzar las 4.000 hectáreas a corto plazo.

"No hacemos nada demasiado lento", dijo.

Los nuevos árboles se plantarán en diferentes altitudes. Entre 1.600 y 2.500 metros sobre el nivel del mar para lograr la producción durante todo el año."Por debajo de 2.000 metros, la fruta se cosecha entre septiembre y diciembre, y desde 2.000 metros es de enero a mayo", puntualizó Uribe.

Agregó que aunque el gobierno colombiano ha estado vendiendo cientos de miles de hectáreas de tierra disponibles para la producción de Hass, la cantidad de tierra de buena calidad es limitada.

"Tenemos que tener un suelo de muy alta calidad, y no hay mucha tierra disponible como esa", aseguró Uribe. "Pero conocemos nuestro país. Hemos estado aquí por más de 20 años, así que no compramos lo que nos ofrecen, compramos lo que queremos, lo que requerimos".

Explicó que los nuevos árboles serán plantados con porta injertos de alta calidad del vivero de Cartama . Las compañías también importarán material vegetal de EE. UU., Perú y Sudáfrica, ya que se les ha otorgado la licencia del organismo de control fitosanitario ICA.

"Esta es una parte muy importante del éxito de lo que creo que hará que nuestro negocio y nuestra asociación se distingan de muchos de nuestros competidores, realmente cuidando el negocio desde los árboles hasta el final", dijo Donovan.

"Si no comienzas con un buen árbol y un buen programa de vivero, no vas a tener éxito".

Este contenido es exclusivo de Portalfruticola.com, si desea reproducirlo en otro medio, debe nombrar a la fuente y vincularlo al contenido original.
Comentarios