Hongos podrían reducir dependencia a fertilizantes -

Hongos podrían reducir dependencia a fertilizantes

Investigadores de la Universidad de Leeds demostraron una asociación entre el trigo y los hongos del suelo; que podría utilizarse para desarrollar cultivos alimentos que dependan menos de los fertilizantes y contribuir a reducir la crisis climática.

Es primera vez que se demuestra que los hongos, que forman asociaciones con las raíces de las plantas, proporcionan cantidades significativas de fósforo y nitrógeno a un cultivo de cereales.

“Los hongos proporcionan nutrientes, incluso bajo los niveles más altos de dióxido de carbono (CO2) predichos para 2100; lo que tiene implicaciones importantes para la seguridad alimentaria futura”, aseguró la Universidad de Leeds.

La investigadora de la Escuela de Biología de la Universidad de Leeds, Katie Field, señaló que "estos hongos tienen el potencial de ayudar a reducir nuestra dependencia actual de los fertilizantes agrícolas".

Sostenibilidad en la producción de alimentos.

El coautor de la investigación, Tom Thirkell, aseguró que, durante miles de años, los agricultores desarrollan cultivos para aumentar la productividad y la resistencia a las enfermedades”.

Sin embargo, “solo se basan en lo que se puede ver en la superficie". Por eso, “estamos comenzando a darnos cuenta de que algunos de los cultivos que hemos domesticado carecen de estas conexiones importantes con hongos en el suelo.”

“Nuestros resultados sugieren que existe un potencial real para generar nuevas variedades de cultivos; que recuperen esta relación perdida con hongos beneficiosos y mejoren la sostenibilidad de los futuros sistemas de producción de alimentos ".

La investigación en hongos

Para esta investigación, los científicos en el laboratorio provocaron que los hongos colonizaran raíces de tres variedades diferentes de trigo.

De esta manera, las cultivaron en una de las dos cámaras, ya sea imitando las condiciones climáticas actuales, o las proyectadas para 2100.

La idea era saber qué beneficios podrían obtener las diferentes variedades de sus socios fúngicos y cómo las relaciones se verían afectadas por el aumento del CO2 atmosférico.

Al etiquetar químicamente el fósforo y el nitrógeno, en el suelo, y el CO2 en el aire, los investigadores pudieron demostrar que las diferentes variedades de trigo absorbían los nutrientes a través de sus socios fúngicos, en ambos escenarios climáticos.

 “Parece que los hongos pueden continuar transfiriendo nutrientes al cultivo, incluso en condiciones climáticas futuras”, explicó la Universidad de Leeds.

Los investigadores recomiendan que ahora se realicen experimentos a escala de campo para comprender si los efectos beneficiosos de los hongos sobre el trigo, demostrados en este estudio, se replican en una granja.

Planta y hongos

La mayoría de las plantas forman asociaciones con hongos en sus sistemas de raíces, conocidos como micorrizas arbusculares.

Esto les permite extraer nutrientes del suelo de manera más eficiente. A cambio, las plantas proporcionan carbohidratos a los hongos como forma de pago, conocida como simbiosis.

En los últimos 10,000 años, las plantas de cultivo han sido domesticadas a través de una cría intensiva; que inadvertidamente ha impedido que algunas variedades tengan relaciones tan cercanas con hongos beneficiosos.

Mientras que algunas variedades de trigo cultivadas por los agricultores forman estas asociaciones con hongos beneficiosos, muchas no lo hacen.

Es por esto que los investigadores de Leeds sugieren que se podrían desarrollar nuevas variedades de trigo que sean menos dependientes de los fertilizantes.

El artículo original se publicó en la revista Global Change Biology y está disponible aquí.