Guía fotográfica de trasplante de almácigos de tomate y cebolla

29 Agosto 2019

Trasplante de almácigos de tomate y cebolla

Trasplante de almácigos de tomate y cebolla: Antes de comenzar a profundizar en relación a los almácigos y la producción de hortalizas, se debe establecer la diferencia entre plantar y sembrar; se siembran las semillas en el sustrato, ya sea este artificial o natural, y se plantan las plantas (valga la redundancia) en el suelo, o sea una vez que ya la semilla germinó. Es incorrecto decir, por ejemplo, "voy a sembrar una planta de tomate".

Trasplante de almácigos de tomate y cebolla

Foto: extension.unh.edu

Las semillas en el trasplante de almácigos de tomate y cebolla

Generalmente las semillas de las hortalizas son de un tamaño muy pequeño, por lo que al momento de sembrarlas en terreno definitivo (suelo), el proceso se dificulta, lo que se hace en estos casos sembrarlas en una almaciguera.

Una almaciguera es un espacio reducido de cultivo, donde se pueden controlar de forma más eficientes, todos los factores que están involucrados en el proceso de germinación: temperatura, humedad, plagas y enfermedades, entre otros; además de permitir la siembra en una alta densidad.

Sembrar semillas de hortalizas en terreno definitivo, conlleva el riesgo de pérdidas de plantas producto de una germinación fallida o poco pareja; también aumenta la muerte de plántulas por efectos climáticos adversos.

La siembra directa de hortalizas, además traerá como resultado una distribución de las plantas en el terreno muy heterogénea, lo que dificultará las futuras labores que se realicen en el cultivo: riego, fertilización, control de plagas y enfermedades, control de malezas y cosecha.

Trasplante de almácigos de tomate y cebolla

Foto: hellohomestead.com

Trasplante de almácigos de tomate y cebolla y la estacionalidad

El uso de almácigos en hortalizas también se utiliza para poder romper con la estacionalidad y obtener productos primores, haciendo germinar las semillas en condiciones que son más fácil de manejar y por ende lo  en condiciones más favorables y de menor estrés (y que fueran imposibles hacerlos en suelo descubierto pues la semilla no germinaría, o de hacerlo, la plántula moriría al poco tiempo).

Posteriormente  se plantan en terreno definitivo (de acuerdo al marco de plantación óptimo para cada especie) para permitir así un mejor crecimiento y disminuir la competencia por recursos como agua y fertilizantes.

A continuación dejamos una galería de imágenes para ver cómo es el correcto trasplante desde la almaciguera al suelo definitivo.

Trasplante de almácigos de tomate

trasplante de almácigos de tomate y cebolla

trasplante de almácigos de tomate y cebolla

trasplante de almácigos de tomate y cebolla

trasplante de almácigos de tomate y cebolla

Trasplante de almácigos de cebollas

trasplante de almácigos de tomate y cebolla

trasplante de almácigos de tomate y cebolla

trasplante de almácigos de tomate y cebolla

trasplante de almácigos de tomate y cebolla

Fotos: hellohomestead.com

www.portalfruticola.com 

Comentarios
0 Comentarios

Deja un comentario