Estudio indica que la inteligencia artificial puede ayudar a proteger los bananos

16 Agosto 2019

Una investigación publicada por Science Daily revela que con el uso más accesible de Inteligencia Artificial, los productores de bananos pueden gestionar sus plantaciones para prevenir daños por enfermedades. 

Esto gracias a una nueva herramienta diseñada para smartphones; la que permite escanear las plantas y detectar signos de las cinco mayores enfermedades de este cultivo. 

Esta tecnología está en su fase de pruebas en países como Colombia, India, la República Democrática del Congo, China, Benin y Uganda; entregando más de un 90% de detecciones exitosas.

Este trabajo es la antesala de la creación de una red de satelital, conectada a nivel global para controlar brotes de enfermedades y plagas; según indicaron los investigadores que desarrollaron la tecnología.

"Los agricultores alrededor del mundo deben defender diariamiente sus cultivos de plagas y enfermedades", comentó Michael Selvaraj; quien fue uno de los desarrolladores de esta iniciativa junto a sus colegas de Biodiversity International en África.

"Hay muy poca información sobre las enfermedades y plagas del banano en los países de bajos ingresos, pero una herramienta de Inteligencia Artificial como esta, ofrece una oportunidad para mejorar la vigilancia de los cultivos, tener un rápido control y esfuerzos de mitigación, además de ayudar a los agricultores a prevenir las pérdidas de producción".

De acuerdo a la publicación, los bananos son el producto frutícola más popular en el mundo y a medida que la población se acerca a alcanzar los 10 mil millones en 2050, la presión por obtener suficientes productos frescos aumenta.

El banano por su parte es un fuente clave de nutrición y de ingresos, sin embargo, las plagas y enfermedades; como la marchitez bacteriana del plátano, la marchitez por Fusarium, la Sigatoka Negra, entre otras, amenazan con dañar la fruta.

Mientras que los efectos de un brote de una de estas enfermedades puede ser perjudicial para los pequeños productores.

Según Science Daily, en las pocas instancias que se han estimado las pérdidas a raíz del Fusarium Raza 4 Tropical; éstas alcanzaron los USD 121 millones en Indonesia, USD 253 millones en Taiwán y USD 14 millones en Malasia. 

En África, donde el hongo se reportó por primera vez en 2013 en una plantación en Mozambique; el número de plantas que presentaron síntomas alcanzó a 570.000 para septiembre de 2015.

La herramienta que está diseñada dentro de una aplicación se llama Tumaini - la que significa "esperanza" en Swahili - y su objetivo es ayudar a los agricultores a que detecten de forma rápida las plagas y enfermedades; previniendo un brote mayor.

"El alto nivel de precisión que obtuvimos mientras probamos la versión veta mostraron que Tumaini tiene lo que se necesita para convertirse en una herramienta temprana de detección de enfermedades y plagas", sostuvo Guy Blomme de Biodiversity International.

Comentarios