Mantén altos rendimientos con la poda adecuada para tu huerto

11 Junio 2019

El contenido de este artículo de nuestra sección de Agrotecnia fue elaborado por www.hortalizas.com, el cual fue revisado y reeditado por PortalFrutícola.com

La labor de poda en el cultivo de aguacate contribuye en gran medida a las prácticas culturales que aseguran buena fructificación en el huerto. Su manejo correcto requiere que el productor y todo el personal que trabaja en la plantación sepan cuáles ramas deben ser podadas y con cuánta frecuencia. Su importancia es prácticamente imprescindible en los huertos con mayor densidad de árboles.

El propósito de la poda de los árboles se centra en facilitar la cosecha y alcanzar un equilibrio entre todos los árboles del huerto, tanto para optimizar el programa de fertilización como para promover la difusión adecuada de radiación solar.

la poda del aguacate

Evite la competencia entre árboles

Los árboles no podados suelen crear una condición ‘selvática’ en la cual la luz no penetra más allá del dosel vegetativo, ocasionando demasiada sombra en las ramas inferiores, lo que perjudica la resistencia del árbol a las enfermedades fúngicas. La captación de luz en el huerto se logra a través de la plantación, pero se puede resolver con la poda en huertos más viejos. Se ha postulado que la poda equilibrada ayuda a renovar y mejorar la producción y la calidad de los frutos.

El momento más oportuno para realizar la poda sería justo después de la cosecha, ya que daría al brote tiempo suficiente para madurar. Dado que las ramas que florecen son las de desarrollo vegetativo nuevo, es recomendable iniciar la poda con la madera vieja.

Otro propósito de la poda es hacer que se establezca el desarrollo de las ramas por un solo plano, permitiéndoles el mayor espacio para crecer y florecer sin que haya competencia entre los árboles. Las hojas más productivas son las que crecen en las ramas más extendidos del tronco y por lo tanto contribuyen mejor a la tasa fotosintética del árbol.

Importante

Es importante que los productores enfaticen la importancia de la relación inversa entre la severidad de la poda y los rendimientos futuros. A pesar de la tasa rápida del crecimiento de los rebrotes, es necesario tomar en cuenta la consecuente reducción en la producción del árbol podado. A pesar de eso, esta pérdida se amortiza en un par de años. Un ciclo de poda puede recurrir cada 18 meses para así seguir eliminando las ramas viejas. Una poda más completa (como la de rejuvenecimiento) suele inhibir el rendimiento en las siguientes tres temporadas, por lo que una poda progresiva puede ser una opción más atractiva para evitar un daño económico intolerable.

Entre el gran rango de ventajas que se observa a través de la poda equilibrada se incluye:

  • Ahorro de insumos (los árboles consumen menos agua y fertilizantes)
  • Recuperación acelerada tras un granizo, una helada o un brote de fitóftora
  • Aumento de la floración en la maduración de nuevos brotes
  • Maximización de la superficie del árbol capaz de fructificar
  • Restauración del balance del árbol entre brotes, raíces, ramas y frutos

poda correcta

Estrategias de poda

En lo referente a la selección de las ramas aptas para podar, se pueden emplear varias estrategias según el objetivo de tal poda. Para la poda mecánica en los huertos de una densidad más alta, es necesario adquirir un nivel de poda muy uniforme que tenga una buena distribución de ramas con una estructura con 3 o 4 ramas más sobre el tronco principal. Otra meta de la poda es preservar la calidad de los frutos y la resistencia del árbol a las enfermedades. Se debe podar las ramas inferiores que están menos de un metro de altura. Otra consecuencia de esta técnica es que facilita la cosecha y la circulación del personal. La apertura foliar que se logra a través de una poda crea una mejor estimulación de las ramas interiores e inferiores para que la fructificación no solo tome lugar en el área del dosel.

Como toda estrategia de poda de este frutal, el sacrificio que se hace a corto plazo viene con la promesa de mejores cosechas; y de ahí el aspecto crucial y fundamental para cualquier producción de frutales.

Fuente: www.hortalizas.com

Comentarios
0 Comentarios

Deja un comentario