Global Grape Summit, parte uno: Panorama global y la evolución del mercado peruano

11 Junio 2019

¡Bienvenido a nuestra cobertura posterior al Global Grape Summit!

El evento que se llevó a cabo el 5 de junio en conjunto con el London Produce Show and Conference fue un gran éxito, reuniendo a un público internacional de más de 300 actores claves de la industria, para analizar los temas más importantes que presenta el sector.

Esta semana entregaremos un resumen sobre cada una de las exposiciones que se presentaron durante el evento.

Hoy presentamos la primera nota que incluye dos sesiones: Panorama global de la uva de mesa y Proveedor destacado en Perú.

Panorama Global de la Uva de mesa

Charlista: Manuel José Alcaíno, Presidente de Decofrut (Chile).

Manuel José Alcaíno dio inicio al Global Grape Summit entregando a los asistentes una visión global del negocio internacional de la uva de mesa. Comenzó realizando un ranking sobre los principales actores en términos de producción (con China a la cabeza), exportaciones (Chile) e importaciones (Unión Europea).

Al analizar algunos proveedores clave del hemisferio sur, también explicó las dinámicas en términos de crecimiento o disminución de las exportaciones anuales, así como la evolución de las diferentes variedades a lo largo de los años. Una tendencia importante es la rápida introducción de nuevas variedades, mientras que los cultivares más antiguos como Flame están siendo reemplazados rápidamente.

Estas nuevas variedades, combinadas con las nuevas regiones de producción que están ingresando a los mercados, contribuyen al cierre de las brechas de abastecimiento y de las ventanas del mercado en los dos destinos más grandes: Estados Unidos y Europa.

«Podemos ver que la oferta de uvas para el mundo es prácticamente constante. Eso significa que las ventanas que crearon muchas oportunidades en el pasado han desaparecido. Así que esta es una nueva realidad con la que tendrá que vivir la industria», explicó.

«Tendremos que competir de una manera diferente. Las oportunidades y los precios que se estaban obteniendo o algunas de las industrias que se estaban recuperando debido a la falta de oferta de otros competidores, ahora han desaparecido. Por lo tanto, debo ser más eficiente y debo producir más a un precio más barato».

También instó a la industria global de la uva de mesa a operar con tres conceptos clave en mente: moderación, disciplina y pragmatismo.

La moderación es especialmente importante para los compradores y minoristas, quienes, según Alcaíno, deberían optar por un suministro equilibrado desde los diferentes orígenes, en lugar de insistir en el suministro local hasta que termine, explicó.

Por otra parte, la disciplina es importante para los productores y exportadores de modo que se adhieran a sus planes y no cambien su planificación, creando problemas en los mercados. Este fue el caso en la temporada 2018/19, cuando Perú desvió grandes volúmenes desde el mercado sobre abastecido de Estados Unidos a Europa, creando sin previo aviso problemas para muchos otros proveedores en dicho continente.

En lo respecta al pragmatismo, Alcainó explicó que es crucial para los actores de la industria cuando exigen nuevas variedades para sus programas. Para explicar este punto, sugirió que tal vez no era razonable que muchos minoristas estadounidenses solicitaran solo nuevas variedades de Chile y Perú, cuando la proporción de nuevas variedades en sus industrias aún es de solo el 13,9% y 15,8%, respectivamente.

Alcaíno también le señaló a los asistentes que era importante que todos los actores de la industria se actualizarán continuamente con información del sector, para tomar decisiones instruidas en sus negocios. Las conclusiones rápidas basadas en datos deficiente tienden a conducir a fallas, remarcó.

Proveedor destacado en Perú

Alejandro Fuentes, Gerente General de Agrícola Don Ricardo (Perú).

Alejandro Fuentes subió al escenario en el hotel Grosvenor House hacia el final de la jornada para brindar a los asistentes del Global Grape Summit un análisis general de la agroindustria peruana y del sector de la uva de mesa del país.

Perú ha visto un crecimiento económico récord por más de una década, el que se ha disparado en términos de exportaciones totales de frutas y verduras, comentó.

El sector agroindustrial del país goza de un clima diverso y ha sido impulsado por muchos factores, entre ellos la disponibilidad y el costo competitivo de la fuerza laboral, la disponibilidad de agua, acuerdos de libre comercio con numerosos países, limitados fenómenos climáticos que enfrentan en comparación con otros países, bajos costos de energía y políticas públicas amigables con la industria.

En 2013, Perú se posicionó como el 19º exportador de uva de mesa más grande del mundo, pero en solo cinco años se ha disparado ocupando actualmente el tercer lugar.

Con muchas más hectáreas a ser plantadas en los próximos años, en parte gracias a los proyectos irrigación en el desierto, las exportaciones anuales seguirán creciendo a un ritmo acelerado.

Las uvas de mesa -por valor- ahora representan el 29% del total de las exportaciones de fruta del país, lo que hace que la categoría sea más grande que la de aguacates o arándanos, que tienen una participación del 25% y 19% respectivamente.

Un cambio interesante que está ocurriendo en Perú es que la participación de Red Globe en del portafolio de variedades está disminuyendo rápidamente, ya que esta variedad tradicional con semillas representaba el 69% de la industria en 2015/16 y solo el 40% tres temporadas más tarde. Durante el mismo período, la proporción de variedades sin semillas con licencia se ha más que duplicado, destacó Fuentes.

Además, remarcó que los volúmenes de uva de mesa peruana estaban creciendo en todas las etapas de la temporada del país, pero en particular a mediados de la campaña, en diciembre, y en la parte final, alrededor de enero y febrero. Esta tendencia probablemente continuará en el futuro, afirmó.

También señaló que había un alto nivel de consolidación en la industria, con las 10 compañías más grandes representando la mitad del sector en términos de exportaciones. Además de solo ocho empresas – todas con integración vertical – representando el 60% de las exportaciones de uva de mesa sin semillas con licencia.

En cuanto al futuro de la uva de mesa peruana, Fuentes indicó que la cifra de 47 millones de cajas -de 2 kilos- exportadas durante la temporada pasada crecerá enormemente. Esto se debe en parte a los mayores rendimientos por hectárea y a las miles de nuevas hectáreas de producción.

«En total, hay una alta probabilidad de que Perú esté produciendo 70 millones de cajas en cuatro años a partir de ahora», comentó. «Así que realmente tenemos que trabajar duro para encontrar los mercados correctos para todas esas cajas que podríamos estar produciendo en un futuro no muy lejano”.

También entregó varias conclusiones de su presentación, incluyendo el que Perú debe continuar diversificando su oferta para competir mejor en los mercados internacionales, que la industria continuará enfocándose en las variedades con licencia, y también que la cantidad de jugadores claves continuará reduciéndose y Perú se volverán cada vez más especializadas.

Comentarios
0 Comentarios

Deja un comentario