Estados Unidos decidió no implementar nuevos aranceles a las importaciones mexicanas

11 Junio 2019

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump informó su decisión de no aplicar los aranceles de un 5% a todas las importaciones de México, luego de alcanzar un acuerdo a raíz de la crisis migratoria que afecta a ambos países.

Las negociaciones entre ambas naciones llegaron a buen término durante la jornada del viernes, evitando una guerra de aranceles.

Por su parte México aceptó aumentar su control fronterizo y las deportaciones; como también asignar 6.000 soldados de la Guardia Nacional para detener la emigración irregular, según indicó “El País”.

En tanto, Trump había amenazado con aplicar aranceles de un 5% a todas las importaciones de mexicanas; los que aumentarían un 5% adicional por cada mes en caso de que México no tomara medidas para reforzar sus fronteras, hasta llegar a un 25%.

Un empacador de aguacate mexicano comentó a PortalFrutícola.com que la aplicación de aranceles por parte de Estados Unidos tendría un impacto negativo en la industria, restándole competitividad.

“En este momento el mercado norteamericano necesita inevitablemente la participación del aguacate mexicano, porque la producción de California y las importaciones de Perú no son suficientes para cubrir la demanda”, explicó la fuente.

Asimismo, indicó que la cosecha de México está terminando. “Eso significa que, durante los 20 días que faltan de junio vamos a padecer escasez y precios altos, demasiado altos”, detalló.

En ese sentido, el empacador aseguró que no existe un momento adecuado para que el mercado pueda absorber mayores aranceles.

“No hay momento idóneo o positivo para los aranceles, porque en cualquier momento que se decidiera ponerlos – en cualquier mes – serían sumamente nocivos; porque nos sacarían de competencia en el mercado internacional”.

“El aguacate mexicano es un producto cuyo precio llega a otros países del mundo más caro que el peruano y que el chileno; entonces todavía el considerar un incremento de precio por razón del arancel sería muy grave”.

Por otra parte, sostuvo que existe dependencia de México como proveedor del mercado estadounidense.

“Hay muy pocos meses en los que pudieran abastecerse el mercado norteamericano desde otros orígenes, como Perú, Chile o Colombia; existen realmente muy pocos meses, un mes o dos quizás en todo el año, que pudieran prescindir el aguacate mexicano”.

“Dado el gran consumo per cápita del aguacate en Estados Unidos, es inevitable que México participe, entonces cualquier impuesto lo que haría sería encarecer la fruta para el público americano, lo cual sería lamentable tanto para los consumidores como para nosotros los exportadores”, aseguró el entrevistado. 

Comentarios
0 Comentarios

Deja un comentario