Proyecto busca reducir virus Sharka en carozos chilenos -

Proyecto busca reducir virus Sharka en carozos chilenos

Con el fin de mitigar la propagación de la viruela del ciruelo o Sharka en los carozos, se va a llevar a cabo una iniciativa que busca implementar una estrategia que reduzca la transmisión del virus.

La investigadora del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA); Mónica Madariaga será quien lidere el proyecto el que se comenzará a desarrollar durante el segundo semestre de este año.

La iniciativa, que la investigadora de INIA La Platina ejecutará junto a equipos técnicos del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), la Asociación de Exportadores de Fruta (Asoex), la Federación de productores de fruta (Fedefruta) y la Asociación de viveros de Chile (AGV), con el apoyo de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) y la participación de profesionales de la Universidad de Talca, tomará cuatro años. 

Según explicó Madariaga a PortalFrutícola.com, la enfermedad de Sharka está en Chile desde 1992.

“El SAG estableció un control obligatorio a nivel de vivero a partir del año 1994 debido a que es una plaga cuarentenaria”.

Explicó que en las últimas temporadas se ha visto un “aumento en la sintomatología a nivel de huertos”.

“Ha aumentado la prevalencia de esta enfermedad en huertos y también la sintomatología está siendo más severa”, indicó.

En esa línea, explicó que la estrategia de mitigación que van a desarrollar involucra cuatro áreas claves.

Estrategia de mitigación de Sharka

La primera es generar nuevos antecedentes epidemiológicos de la enfermedad, ya que no hay estudios desde 2008; por lo que no hay claridad respecto al comportamiento de las condiciones climáticas.

La segunda sería el manejo de la enfermedad, lo que se haría a través de la capacitación de productores, exportadores y viveristas; para que “comprendan que debemos erradicar todas aquellas plantas infectadas”.

La tercera sería la eficiencia en el control químico de los vectores que propagan el virus.

“Pensamos hacer un estudio de vectores con dinámicas poblacionales y generar un prototipo de modelo productivo que se iría a la plataforma del SAG y que le avisaría a cada productor el momento en el que haya un aumento de estos vectores para que ellos puedan hacer su control químico”, explicó.

Lo anterior iría unido a capacitaciones para los agricultores, en lo que es aplicación de maquinaria de control químico.

La cuarta área clave sería la implementación de una estrategia comunicacional en las regiones productoras de frutales de carozo a través de diversos medios.

Metas a futuro

Parte del trabajo de investigación involucrará saber el nivel de incidencia que tiene la enfermedad, es decir, establecer de forma concreta cuántas plantas se enferman a partir de un huerto infectado.

El proyecto permitirá fortalecer y potenciar toda la cadena productiva de frutales de carozo en Chile, asegurando de este modo una respuesta a la creciente demanda de China y otros países por esta fruta, explicó Madariaga.

La enfermedad provoca deformaciones en la fruta, pérdidas de la calidad organoléptica y cosmética y disminución de rendimientos a causa de la caída de frutos en pre-cosecha. Además, genera síntomas en las hojas que se manifiestan como manchas, argollas y bandas cloróticas en las nervaduras.

El proyecto de la viróloga del INIA se suma a otras dos iniciativas presentadas por la institución a nivel nacional que resultaron ganadoras en la Convocatoria Nacional Proyectos de Innovación de FIA.

*El artículo fue modificado tras su publicación original.

Este contenido es exclusivo de Portalfruticola.com, si desea reproducirlo en otro medio, debe nombrar a la fuente y vincularlo al contenido original.