Biocontrol Report: El control biológico aumentativo, una solución eficiente para el control de plagas

07 Febrero 2019

Por Thomas Grandperrin de UAV-IQ Precision Agriculture (www.uaviq.com)

Este artículo es parte de una serie de artículos escritos por UAV-IQ (www.uaviq.com) sobre el control biológico y manejo integrado de plagas.

En el artículo anterior de esta serie, discutimos sobre el control biológico clásico, que consiste en identificar el orígen de una plaga que se encuentra en nuestros campos, para después buscar los enemigos naturales de esta plaga en su país de orígen y traer al «enemigo de mi enemigo» (también conocido como » organismos benéficos» o “insectos auxiliares”) de su lugar de procedencia a los cultivos locales para reiniciar viejas rivalidades y ayudar a eliminar las poblaciones de plagas. Como hemos revisado, esta estrategia generalmente es coordinada, o al menos regulada, por organizaciones públicas a nivel regional, nacional e incluso continental.

Ahora bien, muchas de las plagas que dañan nuestros cultivos son en realidad oriundas de nuestras regiones y ya tienen enemigos naturales locales. Sin embargo, el problema es que la población de esos agentes de control a menudo es insuficiente y está en declive por varias razones (que discutiremos en un próximo artículo). Entre las causas más comunes, podemos destacar las técnicas de cultivo industrial como el monocultivo y el uso de insecticidas de síntesis que pueden afectar a las poblaciones de insectos benéficos.

Control biológico aumentativo en acción

Cuando las poblaciones de enemigos naturales existentes disminuyen, los productores que implementan el control biológico como parte de su plan de Manejo Integrado de Plagas (MIP) pueden liberar organismos benéficos en el campo de forma regular en lugar de usar insecticidas.

Esta técnica de incremento en las poblaciones de enemigos naturales existentes con insectos criados en laboratorios se conoce como control biológico aumentativo y presenta muchas ventajas en comparación con la aplicación de productos químicos. Por ejemplo, a diferencia del uso de plaguicidas de amplio espectro que pueden afectar la población de enemigos naturales y por lo tanto, podrían fomentar futuros brotes de plagas, el control biológico aumentativo es a menudo una solución ideal a largo plazo. A su vez, los productores se están enfrentando a problemas de resistencia a los insecticidas y acaricidas que los obligan a buscar estrategias alternativas de control de plagas. En este caso, la liberación de agentes de control biológico suele ser una solución más sostenible a corto y largo plazo. Otro argumento (entre muchos más) a favor del biocontrol aumentativo es que la aplicación foliar de insecticidas muchas veces no llega a algunas plagas como los ácaros que tienden a permanecer protegidos en la parte inferior de las hojas. En cambio, los insectos auxiliares no tienen problemas para encontrarlos allí.

Como hemos comentado en artículos anteriores, el objetivo del control biológico no es erradicar una plaga de una plantación, sino asegurarse de que exista el equilibrio correcto de enemigos naturales y plagas, de modo que la densidad de plagas se mantenga bajo umbrales aceptables.

¿Qué umbrales consideramos? El primer umbral es el nivel de daño económico (NDE) que corresponde al menor número de insectos que causan una pérdida de rendimiento igual a los costos de manejo de plagas. El segundo y más recomendado, es el umbral económico (UE) que considera la densidad de plagas con la que se debería tomar medidas para evitar que las poblaciones alcancen el nivel de daño económico.

El principio primario del control biológico aumentativo consiste en liberaciones periódicas para garantizar que haya una población lo suficientemente grande de enemigos naturales (el UE) para prevenir o controlar brotes importantes de plagas (el NDE).

El biocontrol por aumento puede segmentarse aún más en inoculación e inundación, dependiendo de la frecuencia de liberación.

¿Cuál es la diferencia entre aumentación inoculativa e inundativa?

En la aumentación inoculativa, se hace una liberación de benéficos en los cultivos una vez durante la temporada y el control se garantiza durante el resto de la campaña por sus descendientes.

La estrategia de inundación se planea con una finalidad curativa, es decir que las plagas solo son controladas por los mismos insectos auxiliares liberados, ya que las generaciones futuras generalmente no sobreviven para controlar futuros brotes de plagas. En este caso, se necesitan liberaciones más frecuentes de agentes beneficiosos durante la temporada.

Gracias a estas técnicas, numerosas plagas son controladas con éxito, en diversos tipos de cultivo en todo el mundo. Entre ellos, podemos mencionar cultivos permanentes como viñedos, cítricos, manzanos, así como también cultivos anuales como frutilla (Fresa), hortalizas y el maíz.

Las plagas controladas incluyen moscas blancas, trips, pulgones y ácaros usando depredadores o parasitoides. Un ejemplo común en California y Chile es el control de las poblaciones de araña roja (Tetranychus urticae) en cultivos de frutillas y manzanos mediante la liberación de un ácaro depredador, Phytoseiulus persimilis. Este ácaro (P. persimilis) se libera entre tres a cuatro veces por temporada para establecer población suficiente, que podrá controlar los ácaros durante el resto del ciclo de cultivo, por un periodo aproximado de seis meses.

Otro famoso caso de uso de control biológico aumentativo es la liberación de la avispa parasitoide (Anagyrus pseudococci) por los productores en los Valles de Coachella y San Joaquín en California como parte de sus programas de MIP para controlar las cochinillas de la vid (Planococcus ficus).

Si se ha preguntado sobre cómo comenzar a usar estos agentes de control, tenga la seguridad de que no tendrá que criar a los insectos usted mismo. Existen varias compañías especializadas en la producción masiva de organismos benéficos, desde criadores caseros hasta empresas, como Xilema en Chile, o corporaciones multinacionales, como Koppert o BioBee. Su asesor en gestión integrada de plagas o un entomólogo deberían poder recomendar uno.

Evolución de los métodos de liberación de los agentes de control

Generalmente, las técnicas de integración de insectos auxiliares requieren que los trabajadores de campo les liberen manualmente directamente en el cultivo o el suelo. Esto puede llevar mucho tiempo y ser complicado para campos más grandes.

En ocasiones, las poblaciones de plagas no son suficientes para satisfacer la demanda alimenticia de los enemigos naturales liberados. Es por ello que se liberan organismos auxiliares mediante el uso de contenedores o bolsas que proporcionan una fuente alternativa de alimento, para permitir que sobrevivan el tiempo suficiente para poder controlar futuros brotes de plagas, aunque se debe anticipar algún nivel de pérdida dentro de los contenedores.

Tomando en cuenta lo anterior, podemos  inferir que el biocontrol brinda grandes beneficios pero los métodos tradicionales de aplicación enfrentan algunos retos durante la introducción de auxiliares como las condiciones del campo/terreno o la altura de los cultivos que pueden impedir una liberación manual, el gran costo de oportunidad que implicaría utilizar la mano de obra requerida para otras tareas, la  falta de precisión en la liberación de los auxiliares de forma manual, etc.

Sin embargo, hay buenas noticias para compartir ya que se han desarrollado nuevas técnicas de dispersión que cada día se encuentran más al alcance de nuestros campos. Entre ellas podemos encontrar los sopladores de mano, que es una versión mejorada de las versiones manuales actuales. Otros, como el control biológico realizado por drones proporcionado por nuestra empresa UAV-IQ Precision Agriculture, hacen posible la liberación de estos organismos  para un número creciente de tipos de cultivos, incluso en terrenos de gran escala.

En un próximo artículo, describiremos con más detalle los diferentes métodos de liberación para el control biológico aumentativo. Descubriremos que, si bien el control biológico aumentativo fue conocido históricamente para la producción de hortalizas y floricultura en invernaderos, estas nuevas técnicas abren un amplio margen de oportunidades para cultivos al aire libre como los huertos de frutales y viñedos.

En nuestro próximo artículo, nos centraremos en la última estrategia de control biológico aplicado que se discute en esta serie: el control biológico por conservación; pero antes de eso nos encantaría saber de usted, si encuentra  que estos artículos cumplen con su rol informativo y si tiene alguna sugerencia para artículos futuros.

¿Tiene alguna experiencia con el control biológico aumentativo? ¡Comparte tu historia con nosotros y con otros productores en los comentarios!

UAV-IQ Precision Agriculture es una compañía que aúna tecnologías de agricultura de precisión y las mejores prácticas agrícolas para ayudar a los agricultores a enfrentar la escasez de mano de obra, promoviendo operaciones agrícolas más rentables y sostenibles.

Comentarios
0 Comentarios

Deja un comentario