Cómo generar tallos extra en tomate para obtener una mayor producción -

Cómo generar tallos extra en tomate para obtener una mayor producción

El contenido de este artículo de nuestra sección de Agrotecnia fue escrito por Alberto Tovar Vega para  www.hortalizas.com y fue revisado y reeditado por Portalfruticola.com

¿Cuál es el proceso para generar los tallos, o de qué forma se hace?

El concepto de incrementar el número de tallos por metro cuadrado está basado en la cantidad de luz solar disponible. En invierno no hay luminosidad suficiente para mantener un desarrollo adecuado de la planta y del fruto. Pero en primavera, verano y otoño se incrementa la intensidad de radiación solar, de manera que el productor puede utilizar esta energía para aumentar su producción.
 
 
Teniendo en cuenta que el productor sólo va a generar un tallo extra en una planta de cada siete (ver los pasos a continuación), no hay necesidad de incrementar la cantidad de agua de riego en el cultivo, porque ya está proporcionando agua suficiente y debería centrarse en obtener del 25 al 30% de drenaje (en un promedio de 24 horas).
 
Sin embargo, el productor también debe asegurarse de que proporciona grandes cantidades de agua al cultivo al mediodía (se trata de obtener 35-40% de drenaje) de manera que las plantas no sufran estrés y el fruto pueda desarrollarse totalmente y alcanzar el tamaño objetivo. Incrementar el número de tallos/m2 en 15% se traducirá en un incremento de rendimiento del 10% aproximadamente.
 
Por ejemplo, en México hay luz suficiente entre mediados de febrero (semana 9) y principios de noviembre (semana 45). Se va a explicar dos situaciones de siembra diferentes que son típicas.

Situación #1:Periodo de cultivo largo desde principios de agosto (semana 31-33) hasta finales de junio (semana 26-27) del año siguiente cuando se retiran las plantas (ej: un solo cultivo por año)

  1. El productor podría planear el inicio del nuevo cultivo en agosto con 2.5 tallos/m2 y luego incrementar el número de tallos a 2.9 tallos/m2 (un 15% extra de tallos) o a 3 tallos/m2 (20% extra de tallos). En un invernadero en el que no se inyecta CO2 extra, se recomienda al productor no incrementar el número de tallos más allá de 2.9 tallos/m2.
  2. Para conseguir un 15% extra de tallos, debe marcarse la rafia del tallo principal de una planta de cada siete a lo largo de la hilera con una banderilla roja. Si el productor desea incrementar los tallos un 20% debe marcar la rafia de una planta de cada cinco.
  3. Permita el crecimiento y desarrollo de dos brotes o chupones en los tallos marcados previamente (este tallo original se llama tallo madre). Seleccione sólo uno de los dos brotes, el mejor o el más fuerte, para que se convierta en el tallo extra (este nuevo tallo extra se llama hijuelo o vástago). Instale una nueva rafia para el tallo vástago que acaba de generar.
  4. En agosto existe gran cantidad de luz solar disponible, así que el productor puede permitir que estos nuevos brotes inicien su desarrollo inmediatamente después del trasplante.
  5. Elimine el primer racimo florar del tallo vástago, de manera que este nuevo tallo y el tallo madre se fortalecen. Retire todo el resto de brotes o chupones que no sean necesarios para generar el vástago.
  6. Durante la primera semana de noviembre (semana 45) el productor debe eliminar la cabeza o punta del tallo vástago, de manera que ya no se desarrollen más frutos en dicho tallo. A principios de noviembre, la cantidad de luz solar recibida por las plantas estará declinando, así que este tallo extra debe ser eliminado antes del invierno ya que no va a haber luz suficiente disponible para que se desarrollen frutos grandes de buena calidad.
  7. Cuando haya sido cosechado el último fruto del tallo vástago, debe desprenderse dicho tallo del tallo madre. Esto reducirá el número de tallos a la cantidad original de 2.5 tallos/m2 en preparación para la temporada de invierno (periodo de luz escasa).
  8. Durante la tercera semana de febrero la cantidad de luz solar disponible estará incrementándose de nuevo, así que el productor podrá repetir los pasos b y c para incrementar el número de tallos hasta 2.9 tallos/m2 para primavera y verano. Mayor cantidad de luz solar significa que el productor puede generar tallos extra para beneficiarse del incremento de luz que reciben las plantas. 

Situación #2: Dos cultivos por año — Cultivo #1 de agosto a enero y Cultivo #2 de febrero a finales de junio.

a.     Trabaje en el Cultivo #1 como se ha descrito en la Situación #1.
b.     Elimine Cultivo #1 tal como haría normalmente en su programa productivo (seguramente en enero).
c.     Cuando plante el nuevo cultivo (Cultivo #2) en febrero, siga los pasos descritos en el caso del Cultivo #1.
d.     Como la cantidad de luz comienza a incrementarse hacia la semana 9 (mediados de febrero), el productor podrá generar tallos extra para beneficiarse de la cantidad de luz extra.
 
 
Foto de Portada: www.vortumnus.pl