Summerfruit Nueva Zelanda pronostica corta cosecha para 2018-19

19 Diciembre 2018

Un difícil clima primaveral es el motivo más probable detrás de los bajos volúmenes de la fruta de hueso de Nueva Zelanda esta temporada, aunque el organismo de la industria, Summerfruit NZ, está optando por centrarse en los aspectos positivos.

El organismo de la industria señaló que la polinización fue "irregular" en algunos cultivos, y combinada con el reciente clima húmedo, esto significa que es probable que los volúmenes de cultivos en general disminuyan para la categoría, incluidos los albaricoques, los melocotones, las ciruelas, los nectarines y las cerezas.

"Ha sido un comienzo muy extraño para el verano y para nada amable con los cultivadores de frutas de verano", afirmó la directora ejecutiva de Summerfruit NZ, Marie Dawkins.

“Pero es probable que la fruta sea más grande y tenga un mejor sabor porque los árboles soportan menos fruta.

"Una carga de cultivos más liviana no es necesariamente algo malo y puede resultar en una fruta fantástica si el clima juega su papel".

Dawkins comentó que los neozelandeses solo tendrán una ventana de 12 semanas antes de que desaparezcan los frutos por un año más.

"Definitivamente es un caso de obtenerlos mientras puedas", remarcó la ejecutiva.

El 5+ A Day Charitable Trust (fondo de caridad) está alentando a las personas a comer más fruta de hueso para asegurarse de que estén recibiendo suficientes porciones de frutas y verduras frescas, al mismo tiempo que destacan los beneficios para la salud más específicos.

"Disfrutar de la fruta mientras está en temporada es valorable y también ayudará a reducir los riesgos de su enfermedad", señaló la gerente general del fideicomiso, Paula Dudley.

“Los albaricoques, por ejemplo, son una gran fuente de fibra dietética, niacina, vitaminas A, C y E, y también contienen potasio. Estudios recientes sugieren que comer muchas frutas y verduras puede ayudar a las personas a llevar una vida más larga".

El 5+ A Day Charitable Trust también está alentando a los neozelandeses a plantar más árboles frutales como contribución al plan del Gobierno para plantar mil millones de árboles en los próximos 10 años, con el objetivo de ser respetuosos con el medio ambiente y proporcionar una futura fuente de alimentos.

Comentarios