Conoce las principales plagas y enfermedades del cultivo de la berenjena

06 Diciembre 2018

El contenido de este artículo de nuestra sección de Agrotecnia fue elaborado con información proveniente de  www.agromatica.es y fue revisado y reeditado por Portalfruticola.com 

Sea cual sea el cultivo, muy a menudo veremos como afectan algunas plagas y hongos a nuestras plantas. Aprende a identificar el problema y a solucionarlo.

Plagas de la berenjena

Araña roja (Tetranychus urticae Koch)

Es muy común que la araña roja visite cultivos hortícolas de fruto, como la berenjena. En este caso, el problema se inicia cuando vemos en las hojas de nuestro cultivo pequeñas o minúsculas decoloraciones. Unas manchas amarillentas (pequeños puntitos que a penas se pueden ver a simple vista). Si coges una lupa, podrás ver con relativa facilidad unas minúsculas arañas de color rojo situadas en el envés.

Si el problema continúa y la población de araña roja en el cultivo de berenjena aumenta, se observará una desecación foliar y una pérdida a medio plato, daños en el fruto y en el pedúnculo.

En ataques graves, se puede ver una red de telaraña que llega a cubrir casi la totalidad del cultivo.

¿Cuándo es más común ver ataques de araña roja?

Cuando las temperaturas aumentan y la humedad relativa baja. Es decir, cuando hace calor y hay ambiente seco.

Araña blanca (Polyphagotarsonemus latus Banks)

Suele aparecer en las zonas apicales del cultivo de berenjena. Sus picaduras producen la curvatura de las hojas, llegando también a afectar a frutos y al pedúnculo.

El azufre es una técnica antigua utilizada para mantener a raya las poblaciones de araña blanca. Está aceptado en agricultura ecológica. Sin embargo, cuando la plaga es importante, hay que recurrir a materias activas actualizadas.

Te ponemos un ejemplo de algunas autorizadas.

Mosca blanca (Trialeurodes vaporariorum West,  Bemisia tabaci Genn)

Los daños son producidos tanto por larvas como por adultos, provocando amarillamientos en las hojas, incluso pérdida de masa foliar. Además sobre la melaza que segregan las larvas se puede desarrollar la negrilla. Los daños en fruto son producidos tanto por la melaza segregada como por la negrilla.

Te ponemos un ejemplo de algunos productos autorizados para el control de la mosca blanca en berenjena.

Pulgón (Myzus persicaeAphis gossypii)

Su distribución normalmente es por focos. Los principales daños son deformaciones en hojas nuevas, lo que provoca pérdida de crecimiento. En la melaza que segregan se desarrolla la negrilla (fumagina)

Minador o submarino (Liriomyza spp.) 

Los daños están ocasionados por las picaduras de alimentación, puestas de los adultos y por el posterior desarrollo de las larvas dentro del tejido de las hojas, las cuales forman galerías perfectamente visibles. Estas galerías aparecen en el haz o en el envés de las hojas, dependiendo de la especie.

Trips (Frankliniella occidentalis) en el cultivo de berenjena

Los daños son producidos tanto por larvas como por adultos, debido a su alimentación, provocando una decoloración plateada en hojas y pedúnculo. En el fruto produce pústulas en la parte inferior del fruto. Además, otro daño importante es la transmisión de TSWV, un virus que a fecha de hoy no tiene solución.

Nematodos (Meloidogyne spp.)

Los nematodos están presentes en la mayoría de cultivos y, cómo no, también en un cultivo tan común como la berenjena. Esta plaga penetra en las raíces y las deforman. Sobre éstas aparecen agallas y nódulos que disminuyen su capacidad de absorción de nutrientes y, por tanto, el crecimiento de la planta.

Dentro del mercado contra los nematodos, hay muchísimos productos. Materias activas de reconocido éxito pero con grandes plazos de seguridad y sólo aplicables previo al cultivo (tienen residuos).

Otros productos tienen efecto nematicida y se pueden aplicar durante el cultivo. También hay nematoestáticos (mantienen a raya la población) y repelentes (crean un ambiente no idóneo para su reproducción y actividad).

Las materias activas más utilizadas para control químico son el dicloropropeno y el metam sodio (o potasio).

Enfermedades de la berenjena

Mildiu (Phytophthora nicotianae) en berenjena

El mildiu es una enfermedad muy común en los cultivos. Se ve favorecida por situaciones ambientales de elevada humedad, con lluvias y encharcamientos. De hecho, el hongo necesita agua para dispersar sus esporas.

La temperatura óptima de incubación del hongo suele estar entre los 16 ºC y 22 ºC. Lo más perjudicial es el rocío nocturno y las nieblas de la mañana.

Verticilosis (Verticillium dahliae)

Los síntomas de esta enfermedad comienzan por una marchitez y siguen con clorosis lateral en las hojas, causando
la muerte de la planta. Es causada por Verticilium dalhiae y provoca marchitamientos laterales. Va colonizando vaso por vaso dentro de la planta, por lo que a veces se ve una parte de la planta marchita y otra parte no.

Podredumbre gris (Botrytis cinerea) de la berenjena

La podredumbre gris afecta a hojas, tallos y frutos.. Causa una podredumbre blanda donde se puede observar un micelio de color gris. Se aprovecha de momentos de debilidad del cultivo, por ejemplo, causado por podas y heridas causadas por insectos.

Es muy común su aparición en momentos de gran humedad ambiental.

Esclerotinia (Esclerotinia esclerotiorum)

La esclerotinia es una enfermedad de la berenjena que produce una podredumbre blanda de color blanquecino. Aparece una especie de micelio algodonoso con esclerocios blancos (al principio). Aparece en el tallo y provoca la muerte del mismo.

Alternaria (Alternaria solani)

Fuente: www.agromatica.es

También podría interesarte
Comentarios
0 Comentarios

Deja un comentario