¿Son más dulces las frutas en climas fríos? La fotorrespiración de las células vegetales

03 Diciembre 2018

El contenido de este artículo de nuestra sección de Agrotecnia fue elaborado por es.khanacademy.org y fue revisado y reeditado por Portalfruticola.com

Fotorrespiración

La fotorrespiración es una vía metabólica derrochadora que compite con el ciclo de Calvin. Comienza cuando la RuBisCO actúa como oxígeno en vez de dióxido de carbono.

Introducción

¿Tienes amigos que son increíbles, pero que también tienen algún mal hábito? Tal vez postergan mucho, se olvidan de tu cumpleaños o no se cepillan los dientes. Aunque no dejarían de ser amigos por estas razones, de vez en cuando podrías desear que mejoraran su conducta.
 
 
La RuBP oxigenasa-carboxilasa (RUBisCO), una enzima clave en la fotosíntesis, es el equivalente molecular de un buen amigo con un mal hábito. En el proceso llamado fijación de carbono, la RUBisCO incorpora dióxido de carbono () a una molécula orgánica durante la primera etapa del ciclo de Calvin. Esta enzima es tan importante para las plantas que conforma aproximadamente  o más de la proteína soluble en una hoja de planta típica^1. Sin embargo, tiene un defecto importante: en lugar de utilizar siempre  como sustrato, a veces recoge .
 
Esta reacción secundaria inicia un proceso llamado fotorrespiración, que en vez de fijar carbono, realmente causa la pérdida de carbono ya fijo como . La fotorrespiración desperdicia energía y disminuye la síntesis de azúcares, por lo que cuando la RUBisCO inicia este proceso, está cometiendo una grave metida de pata molecular.
 
En este artículo, veremos por qué se produce la fotorrespiración, cuándo es más probable que ocurra (pista: piensa en condiciones cálidas y secas) y cómo funciona realmente.

La RUBisCO se une a  o 

Como vimos en la introducción, la enzima RuBisCO puede utilizar  o como sustrato. La RubisCO agrega cualquier molécula que se le une a un compuesto de cinco carbonos llamado ribulosa-1,5-bisfosfato (RuBP). La reacción que utiliza  es el primer paso del ciclo de Calvin y da lugar a la producción de azúcar. La reacción que utiliza  es el primer paso de la vía de la fotorrespiración, que derrocha energía y “deshace” el trabajo del ciclo de Calvin.
¿Qué determina la frecuencia con la cual cada sustrato es “elegido”? Dos factores clave son las concentraciones relativas de  y  y la temperatura. Cuando una planta tiene sus estomas, o poros de las hojas, abiertos, el  se difunde hacia dentro, el  y vapor de agua se difunden hacia fuera, y la fotorrespiración se reduce al mínimo. Sin embargo, cuando una planta cierra sus estomas —por ejemplo, para reducir la pérdida de agua por evaporación— el  de la fotosíntesis se acumula dentro de la hoja. En estas condiciones, la fotorrespiración aumenta debido a la mayor proporción .
 
Además, la RuBisCO tiene una mayor afinidad por el  cuando la temperatura aumenta. A temperaturas templadas, la afinidad de la RuBisCO por el  (o tendencia a unirse a este) es 80 veces mayor que su afinidad por el . Sin embargo, a altas temperaturas, la RuBisCO es menos capaz de distinguir las moléculas y absorbe oxígeno más a menudo.
 
La conclusión es que las condiciones cálidas y secas tienden a causar más fotorrespiración, a menos que las plantas tengan características especiales para reducir al mínimo el problema. Aprende más acerca de las “soluciones alternativas” de las plantas en los videos plantas C4 y plantas CAM.

La fotorrespiración desperdicia energía y roba carbono

La fotorrespiración se inicia en el cloroplasto, cuando la RUBisCO fija el   al RuBP en su reacción de la oxigenasa, en la cual se producen dos moléculas: un compuesto de tres carbonos, 3-PGA, y un compuesto de dos carbonos, fosfoglicolato. El 3-PGA es un intermediario normal del ciclo de Calvin, pero el fosfoglicolato no puede entrar en el ciclo, por lo que sus dos carbonos son eliminados o “robados” del ciclo.
 
Para recuperar parte del carbono perdido, las plantas someten al fosfoglicolato a una serie de reacciones que implican el transporte entre diversos organelos. Las tres cuartas partes del carbono que ingresa a esta vía se recupera como fosfoglicolato, mientras que el cuarto restante se pierde como  .
¿Cómo funciona realmente la vía de la fotorrespiración? Para responder esta pregunta, vamos a seguir la vía del fosfoglicolato comenzando cuando se acaba de crear en el cloroplasto a través de la reacción de oxigenasa de la RUBisCO.
  • El fosfoglicolato primero se convierte en glicolato dentro del cloroplasto. Luego, el glicolato viaja al peroxisoma, donde se convierte en el aminoácido glicina.
  • La glicina viaja del peroxisoma a una mitocondria. Allí, dos moléculas de glicina (por ejemplo, de dos interacciones de la vía) se convierten en serina, un aminoácido de tres carbonos. Este proceso libera una molécula de .
  • La serina regresa al peroxisoma, donde se convierte en glicerato. En el cloroplasto, el glicerato se convierte en 3-PGA y, por lo tanto, puede entrar en el ciclo de Calvin.
En el siguiente diagrama puedes ver una comparación entre la fotorrespiración y el ciclo Calvin normal, donde se muestra cuántos átomos de carbono fijo se ganan o pierden cuando la RUBisCO captura 6 moléculas de  o moléculas de . La fotorrespiración da lugar a una pérdida de 3 átomos de carbono fijo en estas condiciones, mientras que el ciclo de Calvin normal da lugar a una ganancia de 6 átomos de carbono fijo.
Definitivamente, la fotorrespiración no es una victoria desde el punto de vista de la fijación de carbono. Sin embargo, puede tener otros beneficios para las plantas. Hay algunos datos que demuestran que la fotorrespiración puede tener efectos fotoprotectores (al prevenir el daño inducido por la luz en las moléculas implicadas en la fotosíntesis), así como ayudar a mantener el equilibrio redox en las células y a las defensas inmunitarias de la planta.
 
 

También podría interesarte
Comentarios
0 Comentarios

Deja un comentario