Guía básica para el cultivo de la espinaca

13 Septiembre 2018

El contenido de este artículo de nuestra sección de Agrotecnia fue elaborado con información proveniente de  hydroenv.com.mx y fue revisado y reeditado por Portalfruticola.com

Cultivo de Espinaca

El origen de la espinaca (Spinacia oleracea) se centra en el sudoeste asiático. Se estima que la espinaca ha sido cultivada por los árabes y los persas desde hace 2.000 años. Durante la invasión mora a España la introdujeron en el continente europeo, donde se extendió a otras partes del mundo.

El término “espinaca” hace referencia a las espinas que presentan sus frutos maduros.

Pertenece a la familia de las Quenopodiáceas es una verdura con hojas anchas de color verde. Tiene tallo redondo, muy suave y delicado. Las hojas son alternas, suculentas, carnosas, muy suave y de color verde oscuro.

Contiene aminoácidos esenciales, hierro, vitamina A, ácido fólico y varios antioxidantes.

Tienen un alto contenido de hierro; si se las adereza con jugo de limón, el contenido de vitamina C del jugo de limón ayuda al cuerpo a absorber toda la cantidad de hierro de las espinacas. Sin embargo también contiene bastante ácido oxálico, por lo que se ha de consumir con moderación.

Las espinacas se pueden clasificar por la estructura de sus hojas como:

Variedades de hoja rizada. Se comercializan y consumen en fresco, el ciclo vegetativo soporta fácilmente los rigores del frío por lo que se adapta a crecer en invierno. La comercialización de esta variedad está muy extendida ya que tolera el transporte sin sufrir mermas en su constitución.

Variedades de hoja lisa. Se comercializa congelada o en lata por lo que su consumo se encuentra muy extendido, incluso en zonas alejadas del lugar de origen y por la estación del año en la que son sembradas.

Variedades de verano. Son las más vendidas para consumo, sembrándose en primavera y en la estación que le da nombre.

Variedades de invierno. Poseen mayor resistencia a la climatología adversa que las de verano, presentando una estructura de hojas triangular de grosor destacado.

Las espinacas frescas están presentes en el mercado entre los meses de otoño y primavera, aunque también se las puede adquirir durante el verano, pese a que en esta época presentan una calidad inferior. Son verduras muy aptas para la congelación, se pueden comprar conservadas de este modo durante todo el año y cuentan con la ventaja de que conservan muy bien sus propiedades originales y de que se facilita su cocinado.

Su siembra puede ser todo el año en climas templados y zonas frescas, son fechas típicas de siembra: marzo-abril para cosechar mayo-junio, agosto para cosechar en septiembre-octubre y octubre para cosechar en primavera. Las temperaturas óptimas van de los 15 a los 18 grados centígrados. Tolera ligeras heladas, pero no tolera las temperaturas superiores a los 25 grados centígrados.

Se puede sembrar en todo tipo de suelos, preferiblemente áridos, secos, ligeros, francos o franco arenosos, permeables, bien drenados y calizos, ricos en materia orgánica. Se adapta también a suelos más pobres, pero no le convienen suelos arcillosos compactos. No tolera suelo ácidos pero si alcalinos. Ph óptimo: 6.0 – 6.8.

Siembra

Se puede realizar la siembra directa o indirecta, en este caso sembraremos indirectamente con ayuda de semilleros. Coloca en cada orificio del semillero un poco de sustrato, el cual debe ser adecuado para este tipo de planta como polvillo de coco o peat moss. A continuación se introduce una semilla por cada cavidad con el sustrato previamente humedecido, cubre la semilla y pon el germinador en un lugar oscuro.

Es importante mantener el sustrato siempre húmedo, recordad que los riegos son sólo con agua.

Germinación

La semilla puede tardar en germinar hasta 21 días dependiendo de la variedad y las condiciones ambientales, se recomiendan temperaturas de entre 4-6 grados centígrados y conviene hacer una siembra precisa a una profundidad (1 cm).

Las semillas pueden ser tratadas con algún fungicida. La semilla de espinaca no permanece viable durante mucho tiempo, así que la compra de semillas envasadas se hará en el mismo año de siembra

Lo primero que veras serán los dos cotiledones los cuales alimentaran a la plántula unos días.

Después saldrán sus hojas verdaderas, en esta etapa podrás empezar a colocarle solución nutritiva a tus plántulas. Agregarás primero un tercio de la cantidad recomendada y poco a poco aumentarás la dosis.

Trasplante

Se realizará cuando las plantitas tengan de 3 a 4 pares de hojas. El método de cultivo hidropónico recomendado es el cultivo en sustrato, éste tiene que ser franco o franco arenoso, por ejemplo fibra de coco (en la presentación de bolis), perlita o vermiculita, también puedes ocupar las mezclas como la mezcla 3 y la mezcla 13 o puedes crear tu propio sustrato.

Para realizar el trasplante nos ayudaremos de un abate-lenguas para sacar nuestras plántulas del semillero tratando de no lastimar la raíz.

Con ayuda de una pala de jardín desinfectada y limpia o con tu mano (que debe estar limpia para evitar infecciones en la planta) se hará un hoyo en el sustrato, previamente humedecido y colocará la plantulita para terminar regándola un poco con la solución nutritiva o con agua.

La distancia de siembra será de entre 10-25 cm entre planta y planta.

Poda

Es una actividad muy importante ya que da fuerza y vigor a tus plantas, mejorando la floración y el desarrollo.

Poda de hojas

Ésta se realizará cada que revises tu cultivo (por lo menos cada semana) una vez hayas realizado el trasplante, deberás comenzar con tu poda de hojas eliminando solamente las hojas enfermas y en senescencia (hojas viejas).

Se deben de eliminar hojas cloróticas o amarillentas, que presenten daños en tonalidades pardas, necrosis o coloración negra provocada por muerte celular o algún hongo. Al eliminar este tipo de hojas estimulas a tus plantas para un mayor desarrollo vegetativo, una buena ventilación y se desecha cualquier posible infección por esporas, bacterias y virus que pudieran contaminarlas.

El corte de estas hojas se realizará sólo con ayuda de unas tijeras para podar limpias y desinfectadas, cortando la hoja desde la parte más cercana al tallo principal ligeramente inclinado hacia él.

Riego

Se recomienda el riego por goteo por medio de cintilla o el riego por goteo localizado, aproximadamente cada planta debe recibir 450ml de solución al día o cada tercer día; este dato depende del clima, del tipo de sustrato, la temporada, entre otros factores, por lo que el riego lo debes adecuar tú, sólo asegúrate de tener el sustrato húmedo no inundado, ni muy seco.

Plagas, enfermedades y fisiopatías de la espinaca.

Plagas de las Espinacas:
Mosca de la remolacha (Ophioma pinguis Fall.): Díptero que produce galerías entre las dos epidermis de las hojas.
Gusanos grises (Agrotis ssp.): En otoño y en primavera suelen devorar el cuello de la raíz provocando la muerte de las plantas.
Pulgones: Producen abarquillamiento y amarilleamiento de las hojas.
Nematodos (Heterodera schachtii Schmidt): Produce quistes en las raíces de las plantas.
Caracoles y babosas

Enfermedades de las Espinacas:
Mildiu de la espinaca (Peronospora spinaciae Laub.): Se manifiesta por manchas amarillentas en el haz y un afieltrado grisáceo en el envés.
Cercosporiosis (Cercospora Beticola Sacc.): En las hojas aparecen manchas redondeadas rodeadas de un halo rojiza.
Botrytis cinerea Pers: Se produce una podredumbre algodonosa en las hojas.
Pythium de Baryanum Hesse: La roseta de hojas se colapsa y la raíz principal se necrosa casi en su totalidad.
Virosis y microplasmas: Virus 1 del pepino, Virus del mosaico de la remolacha, BNYVV SOMV, Amarilleamiento de la remolacha.

Accidentes y Fisiopatías de las Espinacas:
Heladas.
Subida a flor prematura.
Polución ambiental: Es debido a que estas plantas son muy sensibles a los productos tóxicos que suelen contaminar el aire.
Carencia de boro: Si la planta no se desarrolla en altura, se produce una necrosis intensa y las raíces aparecen de color negro.
Carencia de magnesio: Si se da en suelos con PH elevado se produce necrosis foliar mientras que las nerviaduras quedan verdes.

Cosecha

Se cosecha al primer o segundo mes después de la siembra, la recolección nunca se realizará después de un riego, ya que las hojas se ponen turgentes y son más susceptibles de romperse.

La recolección manual consiste en cortar las hojas más desarrolladas de la espinaca, dando aproximadamente 5 ó 6 pasadas a un cultivo. Si se pretende comercializar plantas enteras, se corta cada planta por debajo de la roseta de hojas a 1 cm bajo tierra, en este caso se dará solo una pasada.

Fuente: hydroenv.com.mx

www.portalfruticola.com

 

También podría interesarte
Comentarios
0 Comentarios

Deja un comentario