Chiquita responde ante cargos contra exdirectivos por financiamiento de grupos paramilitares en Colombia -

Chiquita responde ante cargos contra exdirectivos por financiamiento de grupos paramilitares en Colombia

Chiquita responde ante cargos contra exdirectivos por financiamiento de grupos paramilitares en Colombia

La empresa multinacional de la industria del banano, Chiquita Brands respondió ante los cargos que enfrenta recientemente en Colombia contra un grupo de extrabajadores quienes acusan a la compañía de haber financiado a un grupo paramilitar durante el conflicto armado de ese país.

El pasado 31 de agosto, la Fiscalía Nacional de Colombia publicó una declaración en la que se informa que se dictó la resolución de acusación por el “delito de concierto para delinquir agravado” contra 13 personas.

Entre los acusados como posibles autores responsables de los delitos se encuentran ocho ciudadanos colombianos, tres estadounidenses, un costarricense y un hondureño.

El comunicado que emitió la Fiscalía General dice que los investigadores recaudaron material probatorio sobre los dineros que habría direccionado la empresa Chiquita Brands mediante su filial Banadex y Banacol para el presunto financiamiento al frente Arlex Hurtado al mando de Raúl Emilio Hasbún Mendoza, conocido como Pedro Bonito.

“Las pruebas aportadas demostrarían la participación de directivos y algunos empleados de estas sociedades, ya sea por la toma de decisión, intervención y/o participación en la promoción y financiación del grupo ilegal”, indicó la declaración.

En tanto, este miércoles un vocero de Chiquita envió una declaración a Portalfruticola.com respondiendo a las acusaciones.

“Chiquita está al tanto de que la Fiscalía en Colombia acusó formalmente la semana a un numero de personas por ayudar a organizaciones paramilitares en ese país”, comentó el vocero.

“Todo el proceso legal en Colombia comenzó hace más de una década. Algunas de esas personas fueron, en algún punto de sus carreras, asociados a las actividades de una de las filiales de la compañía en Colombia durante el difícil periodo de la historia colombiana de los años 90’s”.

“La Chiquita de hoy aún que esas personas son inocentes de los crímenes que se les acusa de cometer y continuará apoyando su defensa a la espera de que el sistema legal criminal colombiano pueda, al fin, permitir que la justicia demuestre su inocencia”.

En 2007, en un acuerdo judicial en Estados Unidos, Chiquita declaró que se había visto obligada a pagar millones de dólares a los paramilitares de derecha y a grupos de la guerrilla por seguridad y protección que les permitiera operar en Colombia, de acuerdo a lo consignado por Tele Sur Tv.

Fotografías: Shutterstock.com