Brotes de semillas de girasol o maravilla: cómo cultivarlos, conservarlos y consumirlos

06 Septiembre 2018

El contenido de este artículo de nuestra sección de Agrotecnia fue elaborado con información proveniente de   www.plantasparacurar.com y fue revisado y reeditado por Portalfruticola.com 

El girasol o maravilla es una planta muy requerida en los hogares, ya sea para ornamentar los jardines con sus bellas flores o por los diferentes usos culinarios que se le pueden dar a sus semillas. Descubre aquí cómo puedes cultivar sus germinados.

Propiedades y beneficios de las semillas de girasol

Seguramente ya conozcas al Helianthus annuus, comúnmente conocido con el nombre de girasol o mirasol. Esta es una planta originaria de América, pero que gracias a sus atributos hoy en día se puede encontrar en casi cualquier parte del mundo. Si bien es muy requerida para adornar con sus bellas flores los jardines de los hogares, también es cierto que sus semillas son muy preciadas por su alto valor nutricional.

Estas son una rica fuente en proteínas, grasas insaturadas, vitaminas B y E, calcio, hierro, fósforo, potasio y magnesio. También poseen todos los aminoácidos esenciales. ¿Lo sabías?

Además, de su gran valor nutricional, brindan grandes beneficios a la salud del organismo y son buenas para:

  • Mantener estables los niveles de azúcar en la sangre.
  • Ayudar a eliminar el exceso de líquido en el organismo.
  • Mantener en excelente estado el aparato digestivo.

Desde luego, cuando consumes el germinado de girasol estás gozando de todas sus propiedades, como también de otras más que detallaremos a continuación.

¿Por qué es bueno consumir las semillas de girasol germinadas?

  1. Los germinados son alimentos vivos y esto aumenta su valor nutricional, ya que se mantiene intacto hasta el momento en que se consumen. Al germinar muchas semillas se convierten en un alimento fácilmente asimilable porque liberan todos los nutrientes encapsulados y mejoran el valor nutricional de la propia semilla.
  2. Son fáciles de digerir, ayudan a las células del cuerpo a regenerarse fácilmente. Al no necesitar utilizar demasiada energía para procesar la digestión, el organismo puede utilizar esta para recomponerse y sanarse.
  3. Se pueden cultivar y conservar fácilmente en el hogar, ayudando de esta manera, a la economía del hogar y a consumir un producto que no ha sido adulterado, y carece de tóxicos.
  4. Son fáciles y dúctiles para preparar, pero la mejor manera de consumirlos es en forma cruda.

¿Cómo germinar semillas de girasol?

¿Quieres saber cómo germinar semilla de girasol? Pues no te preocupes, toma nota de estos consejos y verás que te resulta una tarea fácil.

Materiales

  • Un frasco de vidrio con boca grande preferentemente.
  • 3 cucharadas de semillas de girasol en estado natural.
  • 1/2 litro de agua.
  • Un lugar cálido y oscuro para fomentar la germinación.

Preparación

  1. Lava las semillas y ponlas a remojar en el frasco con el medio litro de agua. Cubre el frasco con una gasa o tela delgada para que no entren insectos.
  2. Deja el frasco en un lugar oscuro y cálido por espacio de 12 a 14 horas.
  3. Pasado ese tiempo, escurre el agua y enjuaga bien las semillas con agua tibia.
  4. Luego vuelve a colocar el frasco en el mismo lugar. Deberás enjuagar los germinados de 2 a 3 veces los primeros 3 días y luego una sola vez al día. Si mantienes las semillas húmedas y bien oxigenadas, evitarás la proliferación de hongos y moho por la falta de aire y el exceso de agua.
  5. Entre el cuarto y quinto día ya podrás ver los primeros brotes. Cuando los brotes tengan de 2 a 3 centímetros de largo, puedes ya exponerlos a la luz del sol, por espacio de unas 2 horas.
  6.  Verás que las hojitas toman color verde. Esto favorece el aumento de contenido en vitamina C y además, les dará un sabor más agradable.

Terminado el proceso de germinación, puedes conservar los brotes en la nevera si no piensas consumirlos enseguida. Para ello asegúrate de que estén bien escurridos y secos. Pueden ser conservados alrededor de una semana.

Cómo puedes consumir los brotes de girasol

Los brotes de girasol siempre se aprovechan mucho mejor cuando se toman crudos. Así se preservan sus nutrientes de forma completamente segura. Estas son algunas de las opciones para emplearlos en tu hogar.

  • Ensaladas. Simplemente los mezclas con otros vegetales en tu ensalada favorita. Va muy bien con ensaladas de quinoa y/o con muchas hojas verdes.
  • Por arriba de platos calientes. ¿Quieres añadirle un toque crujiente y nutritivo a tus pizzas, tartas o salteados de vegetales? Prueba entonces con una buena ración de brotes. También acompaña pasta o arroz.
  • De decoración. Va genial como decoración de platos de toda índole, puesto que son muy atractivos visualmente, además de su exquisito sabor.

 

Fuente: www.plantasparacurar.com

www.portalfruticola.com

Comentarios
0 Comentarios

Deja un comentario