Ideas para construcción de invernaderos con botellas de plástico recicladas -

Ideas para construcción de invernaderos con botellas de plástico recicladas

Ideas para construcción de invernaderos con botellas de plástico recicladas

El contenido de este artículo de nuestra sección de Agrotecnia fue elaborado por  hidroponia.mx,  www.ecoembes.com y fue revisado y reeditado por Portalfruticola.com 

Un invernadero es una estructura cerrada que tiene la capacidad de generar un micro clima en su interior, además puede aportar las condiciones adecuadas para que diferentes especies vegetales se puedan desarrollar en distintos sitios. Es importante mencionar que los invernaderos pueden presentar diferentes formas y tamaños dependiendo del lugar donde se encuentren y de las necesidades que deban cubrir.

Esta herramienta es ideal para producir todo el año diferentes plantas incluyendo hortalizas, plantas de ornato, medicinales y aromáticas; por otro lado gracias a sus características es posible implementar diferentes técnicas y utilizar diversos sistemas para optimizar el uso de los recursos. Otro de los beneficios que aportan los invernaderos es que ayudan a reducir la pérdidas de los cultivos, además permite manipular la producción por lo tanto se pueden cubrir todas las necesidades de las plantas y prevenir la aparición de plagas y enfermedades, teniendo como resultado productos con mayor calidad, uniformidad y con más nutrientes.

En la actualidad existe diferentes tipos de invernaderos, sin embargo estos también se puede elaborar de forma casera con un costo menor, ya que se pueden ocupar materiales reciclados, lo cual ayuda a proteger el ambiente. Para hacer un invernadero en casa sólo se necesita lo siguiente: 4 postes de madera de 3.5 metros de largo; 3 postes de madera de 3 metros de largo; 2 postes de madera de 4 metros de largo; 5 postes de madera de un metro de largo; 2 postes de madera de 1.5 de largo; una pala, clavos y martillo; 1500 botellas de plástico limpias y sin etiqueta de dos litros; plástico transparente y alambre delgado.

El primer paso es elegir el terreno donde se colocará el invernadero, es importante que sea un terreno plano, que reciba luz solar directa y que no se inunde. A continuación se debe trazar una rectángulo en el suelo de cuatro metros de largo y dos de ancho; posteriormente se deben hacer cuatro perforaciones en las esquinas del rectángulo a una profundidad de 50 centímetros. Una vez realizadas, se deben introducir los cuatro postes de madera de 3.5 metros y asegúralos con ayuda del martillo y la tierra que resulto de la excavación.

Para completar el rectángulo se debe colocar en las orillas superiores laterales los dos postes de cuatro metros de largo y en las frontales los dos que miden tres metros. Antes de colocar las tiras de las botellas es importante hacer una sanja para marcar la base del rectángulo, esto ayudará a dar mayor soporte a las paredes del invernadero. Una vez marcadas estas líneas hay que hacer tiras con las botellas, para esto se debe retirar la base de cada una y unirlas para formar una hilera, se recomienda introducir alambre dentro de las tiras para evitar que se deshagan (es importante dejar un sobrante al final de la fila).

Cuando todas las hileras estén terminadas se deben colocar en la sanja una a una para formar tres paredes completas, se recomienda asegurarlas con el alambre sobrante en la parte superior. En la cara sobrante se debe ensamblar la puerta, para esto se deben unir los dos postes de 1.5 y el de un metro formando un rectángulo vertical. Una vez colocada la puerta, se debe llenar esa pared con las hileras, para cubrir la puerta se recomienda colocar algunas tiras de plástico para evitar la entrada de agentes que puedan dañar a las plantas.

Finalmente se debe poner el techo, para esto hay que formar dos triángulos con los postes de 1 metro de largo y unirlos con el último poste de tres metros, ahora sólo queda colocarlo en la parte superior del invernadero y asegúralo con clavos, para cubrirlo se recomienda colocar plástico transparente y el invernadero quedará listo.

Otro proyecto de invernadero

Las botellas de plástico no sólo sirven para contener todo tipo de líquidos, sino también para fabricar cosas aparentemente tan disparatadas como un invernadero. El proyecto ya es una realidad y lo han levantado en la provincia de Córdoba (Argentina) un grupo de alumnos de la Especialidad Agropecuaria, dentro del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria.

El objetivo del invernadero es cultivar hortalizas durante el invierno y surge por la necesidad de abaratar costes frente al alto precio de los invernaderos tradicionales. El proyecto, que empezó siendo un experimento con alumnos, acabó albergando una plantación estupenda y variada de hortalizas y verduras cultivadas en los meses más fríos de Argentina.

El invernadero se sitúa concretamente en Washington, una localidad en el interior de Argentina dedicada a la agricultura y ganadería a pequeña escala. Sus veranos son muy cálidos y sus inviernos muy fríos y secos. Además, los suelos sufren una fuerte erosión, por lo que el cultivo de invernadero es fundamental. Los promotores del invernadero con botellas de plásticos destacan su bajo coste, su durabilidad (cada botella viene a durar 10 años y son sustituibles) y su fácil construcción, ya que aseguran que lo puede levantar una familia o alumnos de una escuela, tal y como han demostrado. Además, las botellas colocadas en vertical, ensambladas unas en otras como una columna, aíslan mejor que el polietileno y crean una cámara de aire en el interior que permite cultivar en invierno. Las botellas resisten mejor los vientos, golpes y rayones, según los inventores.

Y ya que nos ponemos manos a la obra, para un invernadero de 4 por 2,5 metros necesitaremos entre 1.500 y 2.000 botellas de plástico preferentemente transparentes, alambres, listones y postes para las puertas y sujeción de las botellas.

Otro proyecto de invernadero con botellas recicladas

La gente no sabe que hacer con la gran cantidad de botellas PET y las botan a la basura con algo de pena. Sabemos que contaminan, así que no hay nada mejor que darles un buen uso, mucho mejor si es un uso verde.

Muchos hemos soñado con tener un gran invernadero en nuestro patio, así podemos cultivar plantas todo el año, sin preocuparse de que las heladas las maten. Sin embargo, hacer un invernadero en casa puede sonar como una idea muy costosa. Efectivamente, si lo haces con los materiales tradicionales es posibles que gastes una buena suma de dinero, pero como la idea es ser sustentable aquí te mostramos una forma muy barata de hacer un amplio invernadero, donde el principal material que utilizaras son botellas PET.

Crear un invernadero con botellas PET no te tomará mucho tiempo. Además, como los materiales son livianos y nada peligrosos puedes incluir a toda la familia en la construcción, incluso a los niños.

Las botellas PET duran tienen una vida útil de 10 años. Así que si trabajas duro tu invernadero podría durar varias temporadas.

Para construir un invernadero de unos 4 metros por 2 y medio, junta muchas botellas plásticas (Entre 2000 y 1500) de preferencia trasparentes, limpias y sin etiquetas (la idea es que pase el sol). Estas se pueden conseguir en pocos días en tu barrio, solo tienes que hablar con los vecinos o almaceneros quienes estarán encantados de ayudar, ya que la mayoría de las personas no sabe que hacer con tantas botellas PET que se acumulan, sobretodo después de una mega fiesta como es Año Nuevo.

El resto de los materiales que necesitas: 3 postes de madera de 3.5 metros para la parte alta; 3 postes de 2 metros para la parte baja y 1 poste de altura intermedia para la puerta; alambre de atar o de fardo; Tirantes o listones firmes; Politileno grueso y transparente. Recuerda que como buen maestro debes tener tu caja de herramientas con martillos, clavos, huincha de medir, niveles, etc. También necesitaras un chuzo y una pala.

Fuente: hidroponia.mx, www.ecoembes.com

www.portalfruticola.com