Manual fotográfico y de ejercicios para calibrar y dosificar un nebulizador, paso a paso -

Manual fotográfico y de ejercicios para calibrar y dosificar un nebulizador, paso a paso

El contenido de este artículo fue publicado por Comité de Arándanos de Chile, y revisado y reeditado por Portalfruticola.com

Todo empresario agrícola sabe el alto costo que representa el programa sanitario de sus huertos. Entonces una aplicación eficiente es necesaria y obligatoria cuando de ahorrar se trata.

Revise el estado operativo de las máquinas pulverizadoras. Revise bombas, estanques, mangueras, manómetros, abrazaderas, además del nivel de aceite de las bombas, engrase de crucetas y eje cardán y presión de aire del compensador de presión en el caso de bombas de membranas.

Verifique que las boquillas sean las adecuadas para el tipo de pulverización a realizar. Reemplace y/o modifique sus posiciones de ser necesario.

Emplee presiones de trabajo adecuadas para el tipo de tratamiento a realizar y equipo empleado. Recuerde que las presiones insuficientes o exageradas provocan pérdidas de productos de forma innecesaria.

Determine la cantidad de aire requerido para el huerto y asegúrese que la máquina es capaz de proporcionarlo. Un volumen de aire insuficiente impedirá que el producto llegue a las zonas internas y altas del árbol. Este es un factor poco considerado y que provoca gran ineficiencia durante la aplicación.

 

Recuerde que el eje cardán no debe sobrepasar las 540 RPM. Lo contrario provocará daños a la bomba, cualquiera sea su tipo.

Calibre de la mejor manera posible el equipo pulverizador de acuerdo a las características y recomendaciones de la etiqueta del producto a emplear.

Recuerde que un tractor con tacómetro defectuoso imposibilita una uniforme aplicación del plaguicida.

Una capacitación del personal siempre será de menor costo que las pérdidas producidas por quienes no saben lo que hacen.

Exija el uso correcto de los equipos de protección personal de quienes realizan y controlan las aplicaciones

Recuerde que una adecuada humedad relativa al momento de la aplicación disminuye las pérdidas de plaguicida.

Al concluir la aplicación no olvide el correcto lavado y almacenamiento del equipo pulverizador. Especialmente estanques y filtros.

Seleccione una o más marchas y una determinada velocidad (RPM) del motor del tractor.

Mida en el huerto 100 metros lineales.

Seleccione la primera marcha escogida y las RPM del motor del tractor que acostumbra utilizar cuando realiza las aplicaciones. Determine el tiempo, en segundos, que demora el conjunto tractor-nebulizador en recorrer los 100 metros. No es necesario que funcione la bomba ni el ventilador.

Divida 360 por el tiempo en segundos y obtendrá la velocidad en km/h. Esto es válido únicamente si emplea una distancia de 100 metros. 360 km/h t(s)

Ahora determine el gasto (L/min) que entrega el equipo con las boquillas seleccionadas o disponibles en el nebulizador.

Adicione agua al estanque hasta que la misma sea visible en el canastillo ubicado en la parte superior del estanque. Coloque un pequeño alambre que señale el nivel del agua.

Revise que ninguna boquilla este tapada u obstruida. A la presión seleccionada, no mayor a 10 bares (145 psi), descargue agua del equipo durante 5 minutos y luego apague el equipo. Notará que el alambre está por sobre el nivel del agua. Proceda a rellenar el estanque hasta llegar al alambre de referencia. Puede emplear baldes graduados a 15 litros. Cuente rigurosamente los baldes. Es probable que al llegar al nivel inicial quede agua en el “último balde”.

Mida el residuo de agua con probeta graduada. La diferencia con los 15 litros iniciales del balde se suman a los baldes completos. A modo de ejemplo supongamos que se requieren 12 baldes de 15 litros y en el último determinamos un residuo de 6 litros. Esto significa que el equipo entregó un caudal de 189 litros en 5 minutos. Determine el gasto en litros/minuto dividiendo por 5. El caudal entonces es equivalente a 37,8 L/min

Ahora determine los minutos requeridos para nebulizar una há. Para ello, emplee la siguiente relación: min/há = 10.000/velocidad/ancho de trabajo/16,6. A modo de ejemplo supongamos una velocidad de 6 Km/h, un ancho entre hileras de 3 m, se tendrá que el tiempo requerido en min/há es igual a 33 min. No emplee decimales. Aproxime al entero.

Realizado lo anterior, relacionando la información de velocidad, gasto y tiempo, se procede a determinar todos los posibles mojamientos expresados en litros por hectárea.

Tabla de calibración

Para una mejor comprensión y a modo de ejemplo, completaremos una tabla de calibración que usted puede reemplazar con datos propios.

Determinación de velocidad de trabajo al considerar 100 metros lineales.

Determinación de gasto del equipo

Determinación del tiempo necesario para cubrir una hectárea

Tiempo (min/há) = 10.000/velocidad/ancho de trabajo/16,6

Determinación de dosis de mojamiento

*El mojamiento se obtiene de multiplicar el gasto por el tiempo

Si su requerimiento de aplicación es, por ejemplo, 1.000 litros por hectárea, se debe seleccionar un mojamiento determinado en la tabla de calibración. Puede excederse hasta un 10% por sobre o bajo lo recomendado. Para nuestro caso, podemos aplicar entre 900 y 1.100 litros Lo que no se debe transar es la cantidad de plaguicida recomendado por hectárea. En este caso seleccionamos un mojamiento de 960 L/há. Esto nos señala que se debe realizar la aplicación en 4ª lenta, 80 psi de presión y 1.600 RPM del motor. No olvide indicar estas tres referencias en la orden de aplicación.

Dosificación de nebulizadores

Supongamos la necesidad de aplicar 80 gramos de plaguicida por cada 100 litros de agua y un mojamiento de 500 L/há. El estanque del equipo nebulizador tiene una capacidad de 400 litros. La distancia entre hileras se determinó en 3 metros. Entonces la correcta dosificación del equipo nebulizador considera responder las siguientes interrogantes.

1. Gramos de plaguicida por há = = 400 g/há

2. Litros por hectárea reales que empleará. Recuerde que puede seleccionar un mojamiento 10% mayor o menor a la recomendación. En este caso seleccionamos de la tabla de calibración un mojamiento de 512 L/há.

3. La selección del mojamiento nos condiciona la marcha, presión y RPM del motor que se deben emplear durante la aplicación. En este caso se debe emplear 1ª Rápida, 60 psi de presión y 1.600 RPM. Recuerde que esta información se debe comunicar por escrito al operador.

4. Ahora se debe determinar las há que se pueden nebulizar de acuerdo a la capacidad del estanque del equipo. Para ello basta dividir la capacidad del estanque por los litros/há que aplicará. En este caso se tiene:

400 litros/estanque dividido por 512 L/há = 0,78 há/estanque

5. Ahora determine los gramos/estanque, es decir la cantidad de plaguicida que debe agregar al estanque cada vez que el mismo se completa a su máxima capacidad. Para ello debe multiplicar la recomendación de plaguicida, en este caso 400 g/há, por las há que cubre un estanque lleno. En nuestro caso se tiene: 400 g/há x 0,78 há/estanque = 312 g/estanque. Los 312 g/estanque equivalen a la recomendación de 400 g/há. Recuerde que pueden cambiar los valores y recomendaciones, sin embargo, no cambia la forma o procedimiento en que se determina cada una de las interrogantes. Realice sus dosificaciones siguiendo las operaciones realizadas.

 Fuente: Comité de Arándanos de Chile

www.portalfruticola.com