Guía para hacer un huerto vertical con materiales reciclados, sencillo y barato

04 Agosto 2017

El contenido de este artículo fue publicado por INTA Argentina, y fue revisado y reeditado por Portalfruticola.com

Los huertos verticales son sistemas de de jardineras modulares que permiten el cultivo de plantas, ya sean decorativas, aromáticas, especies y otros vegetales de pequeño tamaño, en una estructura vertical, que se adapta a cualquier  tipo de vivienda o en otros lugares.

Los huertos verticales tienen muchos beneficios como que son capaces de producir alimentos para el consumo personal, aumentan el contacto con la naturaleza, generan bienestar en las personas y contribuyen al embellecimiento de espacios que anteriormente estaban “vacíos”.

Armado de la huerta vertical

Los materiales necesarios son: caño de desagüe de 4”, T de 4”, tapas de 4”, caño de desagüe de 2”, reducción de 4 a 2”, tapas de 2”, grampas Omega de 4 y 2”, sistema de riego por goteo compensado, sustrato –formado por tierra y abono–, tornillos y tarugos. Los caños de plástico pueden ser reemplazados por canaletas de zinc, botellas de plástico o troncos de madera.

Además debemos contar con algunas herramientas como taladro, destornillador y sierra de mano. Se aconseja utilizar una mecha copa de 75 mm, otra de acero de 4 mm y una mecha de vidia (broca) de 8 mm.

En cuanto a la estructura general, la huerta vertical tiene un eje principal construido con caños de desagüe de 4”, al que se conectan tramos laterales dispuestos de manera alternada. En la base de esta armazón, se instala un cantero de madera o hecho con pallets, el cual tiene como función recibir el excedente de agua de riego y ser un espacio de cultivo para especies de mayor tamaño.

A continuación, el proceso paso a paso.

1. Corte los caños de desagüe a la medida deseada y realice varios agujeros con una mecha de copa. La distancia mínima entre cada perforación debe ser de 25 cm o más de acuerdo con el tamaño que alcance el cultivo. Luego, corte las cintas de riego por goteo según la longitud del caño y páselas por el interior del tubo. Cierre uno de sus extremos y perfore las tapas ciegas (blancas) a fin de sacar un tramo de la cinta hacia afuera.

2. Incorpore el sustrato en el interior de los caños.

3. Comience a armar la estructura principal: ajuste los codos junto con los caños hasta lograr una estructura firme.

4. Una los tramos de caño a la estructura principal y conecte las cintas de riego.

5. Fije los caños a la pared con grampas Omega y asegúrese de darle una leve inclinación hacia el centro para facilitar el drenaje del sustrato.

6. Rellene todos los conectores con el sustrato.

7. Coloque la reducción de 4 a 2” en el tramo inferior y ubique el cantero.

8. Siembre los plantines. Si bien es posible realizar siembra directa, es más conveniente hacerlo a partir de trasplante.

Paso a paso en fotografías

Algunas sugerencias

• Elija una pared soleada y en buenas condiciones. Si bien la estructura no es pesada, es importante verificar que la pared pueda sostenerla.

• Seleccione un cultivo acorde a la profundidad de los tubos, a fin de lograr un buen desarrollo de la planta.

• Agregue al sustrato cascarilla de arroz, turba u otros materiales livianos para hacerlo más liviano y evitar la sobrecarga de la estructura.

• Implemente un sistema de riego por goteo que garantice el suministro de agua a todo el cultivo vertical. Entre las diversas opciones disponibles en el mercado, es recomendable el uso de cintas de microinundación por su sencillo mantenimiento.

• Asegúrese de que el sistema elimine el exceso de agua de riego y, si tiene la posibilidad, utilice algún mecanismo para reciclar el agua.

Fuente: INTA Argentina

www.portalfruticola.com

También podría interesarte
Comentarios
2 Commentarios

Deja un comentario

  1. Casto Rocha Cayoja dice:

    para aplicar en casa

  2. Ana Isabel Araque Garcia dice:

    Maravillosa idea,y con materiales faciles de conseguir