Palta Hass de la Sierra aprovecha al máximo ventana comercial en Europa -

Palta Hass de la Sierra aprovecha al máximo ventana comercial en Europa

El gran crecimiento de la producción de paltas (aguacate) en Perú ha generado que más zonas del país sudamericano se adhieran a la producción de este cultivo. En el caso del área Andina, que abarca desde Cajamarca en el norte hasta Moquegua en el sur, el desarrollo de este cultivo ha estado siendo apoyado por el organismo gubernamental Sierra y Selva Exportadora, quienes buscan que esta zona llegue a representar el 30% de la producción en los próximos 5 años.

Nuevas plantaciones de Palta Hass en el Area Andina de Perú

Además de este sueño, el área Andina tiene ventajas muy relevantes para la industria de las paltas en Perú, como por ejemplo, son los que cosechan más tempranamente el fruto, alcanzando una de las mejores ventanas comerciales en Europa, desde enero hasta mediados de abril, época en la que Chile ya no cuenta con mucho volumen y donde la demanda de los países del continente europeo tiende a fortalecerse.

Vicente Zegarra, jefe del programa Nacional de Palta Hass y otros frutales de Sierra y Selva Exportadora habló con Portalfruticola.com y comentó que la Sierra Andina "tiene un gran potencial en el cultivo de paltas Hass, con 3.000 hectáreas actualmente, pero una proyección de plantación de 17.000 hectáreas para los próximos años".

Según Zegarra, la palta Hass de la Sierra aparte de ser más temprana, tiene mejor textura de pulpa en relación a la del sector costero del Perú.

"Hemos visto diferencias en su consistencia, de hecho lo hemos conversado con colegas de Chile, y la palta Hass de la Sierra es mucho más pastosa (cremosa) y con una piel un poco menos granulosa que la de la costa".

Reconversión de la Sierra a Hass

Zegarra comenta que la reconversión de la zona de plantaciones de paltas Fuerte a Hass ha ido en rápido desarrollo, con 3.000 hectáreas en producción y árboles entre 3 y 5 años, por lo que aún no se alcanza la productividad máxima en los huertos.

"El año pasado ya se sumaron 1.500 hectáreas más a la Sierra y para este año tenemos estimado que se plantarán 1.000 hectáreas más, todo gracias al desarrollo de viveros que estamos teniendo en la zona y que nos permiten ir generando más material para propagar".

Los resultados de estas nuevas plantaciones deberían verse en 2 a 3 años más. 

Aprovechando el espacio comercial en Europa

Zegarra comenta que esta temporada se muestra muy positiva para la fruta de la Sierra en Europa, sobre todo en esta época, donde ya se ha informado un desabastecimiento de paltas en este continente.

"México ya terminó con el peak de envíos desde Jalisco, España está cerrando su campaña, Chile ya está prácticamente terminando la temporada y Sudáfrica no comienza hasta fines de abril con grandes volúmenes, por lo que desde enero hasta la quincena de abril, la ventana comercial que tenemos con nuestro mayor volumen es muy buena".

"Estamos alcanzando un precio en campo (al productor) de 4 soles (US$1.23) en el inicio de la temporada (enero) y ahora estamos alcanzando los 5,5 soles por kilo (US$1.69)".

Desde la Sierra el año pasado (2016) se exportaron cerca de 24.000 toneladas y para la temporada 2018 se espera que se superen las 30.000, luego de la recuperación de huertos por el efecto del retraso de las lluvias y de los estragos causados por el Fenómeno del Niño en la presente campaña (2017).

"Hoy en día representamos el 12% de las exportaciones totales de paltas desde Perú, pero esperamos que dentro de 5 años más esta zona, liderada por pequeños agricultores, alcance una participación del 30%".

Lluvias retrasan las cosechas

Sin embargo, y a pesar de que el escenario de demanda internacional es promisorio para la fruta desde la Sierra, a finales del 2016 hubo un retraso en las lluvias, que generaron que los acuíferos no tuvieran el agua necesaria para el riego de los huertos y "eso no permitió que los calibres fueran los esperados.

El problema actual es el exceso de agua, con un fenómeno del Niño Costero que ha afectado fuertemente al norte del país, y se ha ido trasladando hacia el sur, hasta el sur de la Sierra Limeña y en el Departamento de Huancavelica y un poco de Ayacucho.

"No esperábamos la magnitud de este fenómeno y ha interferido con la salida de la fruta, ya que los caminos que están totalmente bloqueados o destruidos, y por ende muchos productores no han podido cosechar", comenta.

Zegarra agrega que el volumen de cosecha de la fruta proveniente de la Sierra puede haber disminuido en un 30%, pero que esperan que en 2 semanas más esto ya se normalice y la temporada termine con un volumen aceptable por la fruta aún no cosechada".

www.portalfruticola.com

Este contenido es exclusivo de Portalfruticola.com, si desea reproducirlo en otro medio, debe nombrar a la fuente y vincularlo al contenido original.