Novedoso sistema de riego automático con membranas y capilaridad

13 Diciembre 2016

 Riego por membranas y capilaridad

En el mercado existen unas pequeñas membranas preparadas para el riego automático. Estos aparatos se pueden comprar por cerca de 2.5€ cada uno aproximadamente (dependiendo el país donde nos encontremos), y consisten en un cono de cerámica porosa, que en realidad es una membrana, una tapa verde que está conectada a un tubito verde también que a su vez está conectado a un depósito de agua.

La idea es muy simple, primero hay que hidratar la membrana (cono) poniéndolos en agua durante 30 minutos (más o menos).

Después, manteniendo los conos llenos de agua los cerramos con la tapita y los clavamos en la tierra haciendo presión. La tierra tiene que estar en fuerte contacto con el cono. Para finalizar basta introducir el tubo de alimentación a un depósito de agua. Aquí el truco está en tener la maceta más alta que el depósito.

En nuestro caso el depósito ha sido una garrafa de 8 L puesta en la horizontal.

Tenemos este sistema montado desde ya algunos meses y la verdad es que funciona muy bien! Claro que no sustituye el riego convencional, pero permite que durante los días de gran calor la tierra esté siempre un poquito húmeda.

Nosotros con 6 L de agua podemos alimentar 2 o 3 macetas por 1 semana, quizás algunos días más. Todo dependerá del calor que haya hecho. Ya hemos estado una o dos semanas fuera y este sistema ha mantenido el huerto vivo y creciendo 🙂

Podemos añadir también que la extracción de agua va mejor cuando el deposito está lleno. Los últimos 2 L de agua ya le cuesta tirar.

¿Cómo funciona físicamente este proceso? Muy simple!

El Sol y el viento hacen evaporar el agua de la tierra, lo que hace con que ésta se quede seca. Al quedarse seca la tierra, se crea una presión (de agua) negativa de la tierra hacia el cono de cerámica. Por otras palabras, hay más agua dentro del cono que fuera de el. Como el cono está en contacto con la tierra, el agua puede pasar a través del cono para la tierra y así mantiene la tierra húmeda. Cuando el cono pierde agua se crea otra presión negativa desde el cono hacia el depósito, lo que hace con que el agua del deposito suba por el tubo y automaticamente llene el cono de nuevo. Y así se cierra el ciclo. El tubo como es muy fino (diámetro muy pequeño) permite que el agua suba prácticamente por capilaridad.

Tensión superficial y Capilaridad.

La tensión superficial es la propiedad que poseen las superficies de los líquidos, por la cual parecen estar cubiertos por una delgada membrana elástica en estado de tensión. La capilaridad es el fenómeno de ascensión del agua por o capilares o poros del suelo. Gran parte del agua retenida lo es por tensión superficial, que se presenta alrededor de los puntos de contacto entre las partículas sólidas o en los poros y conductos capilares del suelo, y que desempeña un papel muy importante en las formas de agua llamadas humedad de contacto y agua capilar.

Causas

El fenómeno de la tensión superficial se debe a las fuerzas de cohesión moleculares que no quedan equilibradas en la inmediata vecindad de la superficie. Por esta vía se explica que una aguja horizontal o una cuchilla de afeitar en la misma posición, floten en el agua.

Tensión superficial en el suelo

En los suelos de grano grueso, la mayor parte del agua retenida lo es por tensión superficial, que se presenta alrededor de los puntos de contacto entre las partículas sólidas o en los poros y conductos capilares del suelo. La cohesión aparente, que pueden presentar taludes de arena que se han mantenido estables, se explica por la humedad de contacto. Ella la ejerce la pequeña cantidad de agua que puede mantenerse, sin caer, rodeando los puntos de contacto entre los diminutos granos de arena, gracias a fuerzas de adherencia entre el líquido y el sólido y de tensión superficial, que se oponen a la gravedad.

Capilaridad. Fuerzas de adhesión y cohesión

La cohesión es la atracción entre las moléculas de una misma sustancia, mientras que la adhesión es la atracción entre moléculas de diferentes sustancias. Si se sumerge un tubo capilar de vidrio en un recipiente con agua, el líquido asciende dentro de él hasta una altura determinada. Si se introduce un segundo tubo de mayor diámetro interior el agua sube menor altura.

Es que la superficie del líquido plana en su parte central, toma una forma curva en la vecindad inmediata del contacto con las paredes. Esa curva se denomina menisco y se debe a la acción combinada de la adherencia y de la cohesión. Por la acción capilar los cuerpos sólidos hacen subir y mover por sus poros, hasta cierto límite, el líquido que los moja.

Elevación capilar en los suelos

La altura típica que alcanza la elevación capilar para diferentes suelos es: arena gruesa 2 a 5 cm, arena 12 a 35 cm, arena fina 35 a 70 cm, limo 70 a 150 cm, arcilla 200 a 400 cm y más. Gracias al fenómeno de la Tensión superficial y Capilaridad, existe un incremento de agua a la capa activa del suelo.

Hemos colocado también una base de maceta por debajo de la maceta, esto permite que el agua que se queda en el plato de la maceta sea reabsorbida por la planta por un proceso en todo igual a lo de los conos,

  

Fuente: Viviendo Mochiler@s, Ecured

www.portalfruticola.com

También podría interesarte
Comentarios
0 Commentarios

Deja un comentario