Productor de arándanos en Perú dice que han "cometido todos los errores que uno podría" en la nueva industria -

Productor de arándanos en Perú dice que han "cometido todos los errores que uno podría" en la nueva industria

La curva de aprendizaje es empinada para el cultivo de los arándanos, pero al menos los productores tienen un foro como la próxima Cumbre de la Organización Internacional del Arándano (IBO) para compartir sus experiencias y planificar el futuro.

El evento se desarrollará los días 20-22 de septiembre en una conferencia celebrada en conjunto entre Concordia, Argentina y Salto, Uruguay.

El gerente general de la empresa peruana Valle y Pampa, Miguel Bentin, va a participar en un panel durante la cumbre para discutir las formas en que los productores del Hemisferio Sur pueden trabajar juntos para mejorar la categoría y el suministro a los mercados líderes del Hemisferio Norte.

Bentin comentó a Portalfruticola.com que la industria de arándanos peruano ha recorrido un largo camino desde que Valle y Pampa plantó su primer cultivo experimental de la fruta en 2010.

"En 2014 plantamos 30 hectáreas, y a mediados de 2015, hicimos una ampliación de 10 hectáreas, por lo que ahora tenemos instaladas 45 hectáreas", dice Bentin.

"Hemos explorado, como casi todo el mundo, con Biloxi en los primeros años y luego empezamos a mirar a otras variedades para ver sus fortalezas. Las nuevas variedades que estamos tratando en nuestros campos son Emerald, Spring High y Ventura.

"El rendimiento inicial de las variedades es muy bueno, pero no podemos hacer sólo un análisis, porque hemos cometido todos los errores que uno puede cometer con Biloxi, por lo que en las nuevas variedades no hemos cometido los mismos errores en las plantaciones jóvenes, por lo que una comparación sería difícil".

Después de haber aprendido de esos errores, añade que los árboles jóvenes de arándanos Biloxi están con una mejor salud que los plantados anteriormente.

"Eso es sólo debido a la mayor experiencia y las lecciones aprendidas del pasado".

"El IBO, en general, es un beneficio para nosotros como país, porque somos productores jóvenes de arándanos y podemos compartir experiencias con otras industrias que tienen mucho más tiempo, que ya están más consolidadas".

"Pero, en particular, esta edición es muy interesante porque, naturalmente, va a concentrarse en la producción del hemisferio sur, y junto con otras regiones productoras de Sudamérica, vamos a ser capaces de tratar de intercambiar experiencias y encontrar una manera de consolidarnos a nivel regional".

Bentin dice que esto ayudará a contribuir a elevar la demanda de arándanos y a hacer que la mayor parte la fruta crezca de una manera "sana".

En cuanto a la próxima temporada, él dice que su compañía y otros productores están tan satisfechos con el estado de la fruta.

"Hay dos bloques - está el bloque que entra en su tercer año, y están también las nuevas plantaciones, por lo que hay una combinación de dos cosas".

"El crecimiento será algo cercano a 100% en comparación con el año anterior, por lo que es un gran crecimiento, pero no tan alto como antes, porque ya no hay tantas plantas jóvenes".

Foto: Valle y Pampa

www.portalfruticola.com