Crean ‘transportadores ecológicos’ basados en frutos rojos -

Crean ‘transportadores ecológicos’ basados en frutos rojos

Un grupo de investigadores del Campus de Excelencia Internacional Agroalimentario (ceiA3) de la Universidad de Huelva (España) y de la Universidad de Lecce (Italia) han desarrollado nuevos ‘transportadores ecológicos’, basados en frutos rojos, para trasladar todo tipo de sustancias o medicamentos a cualquier tejido o célula del organismo.

Foto: Shutterstock.com

Foto: Shutterstock.com

Este es el primer estudio que se enfoca en la utilización de compuestos naturales extraídos a partir de frutos rojos (Sorbus americana y Vaccinium sp.) que no dañan el organismo y que además poseen ciertas propiedades capaces de reducir los efectos secundarios asociados al tratamiento de enfermedades como el cáncer, indica Fundación Descubre.

Pero esos no serían los únicos beneficios, ya que estos transportadores -denominados vesículas- permiten transportar los productos farmacológicos a través de la sangre sin causar daños en el organismo y también son respetuosos con el medio ambiente al reducir el consumo de reactivos y la generación de residuos químicos durante su producción.

“Las propiedades antioxidantes de los compuestos que los forman reducen los efectos secundarios debido al estrés oxidativo que se produce en las terapias convencionales, es decir, del mecanismo responsable de la pérdida progresiva de la funcionalidad de las células”, explicó Mercedes Becerra, investigadora de la Universidad de Huelva.

Cabe señalar que los científicos se basaron en la utilización de una técnica procedente de la nanotecnología, la cual está focalizada en la prevención y tratamiento de enfermedades oncológicas o neurodegenerativas.

“En primer lugar, obtuvimos en el laboratorio los compuestos orgánicos -conocidos como fenólicos-, los cuales presentan propiedades antioxidantes procedentes de las variedades de frutos rojos Sorbus americana y Vaccinium sp.”, indicó Becerra.

“El siguiente paso fue mezclar estas sustancias con cardanol, un compuesto también natural procedente del anacardo y que es esencial en el proceso de formación de este tipo de vesículas”, añadió.

De esta manera, los investigadores obtuvieron una vesícula renovable, estable, esférica e igualmente funcional al resto que suelen estar producidas a partir de métodos más artificiales.

Finalmente, los investigadores emplearon diversas técnicas de laboratorio para extraer la vesícula o transportador y comprobar si ésta mantenía las características antioxidantes procedentes de los frutos rojos utilizados en su elaboración.

“Estos resultados aportan nuevas perspectivas sobre los beneficios de desarrollar este tipo de vesículas con el objetivo administrar fármacos -por ejemplo, quercetina en casos de quimioterapia- con los mínimos efectos secundarios y que mejoren, de esta forma, la calidad de vida de los pacientes”, detalló Becerra respecto a los posibles usos de esta vesícula.

“Una vez que perfeccionemos parámetros como su morfología o diámetro, el siguiente paso será analizar muestras reales –in vivo- con el objetivo de comprobar si efectivamente podemos dirigir estos transportadores y evidenciar, al mismo tiempo, si los compuestos antioxidantes son beneficiosos también en muestras procedentes de personas”, concluyó.

www.portalfruticola.com