Mosca de la fruta tiene la agilidad y velocidad de un avión caza -

Mosca de la fruta tiene la agilidad y velocidad de un avión caza

Las moscas de la fruta, insectos que son un verdadero dolor de cabeza para los productores de fruta alrededor del mundo, poseen notables habilidades de vuelo, según reveló una investigación de científicos de la Universidad de Washington (EE.UU.). 

Los investigadores descubrieron que la Drosophila hydei, una especie de mosca de la fruta del tamaño de una semilla de sésamo, posee una agilidad y velocidad de vuelo similar a la de un avión caza.

Mediante el uso de cámaras de alta velocidad –que capturan 7500 fotogramas por segundo- el equipo de científicos fue capaz de observar cuidadosamente cómo reaccionaba el insecto en pleno vuelo.

Los investigadores descubrieron que la mosca realiza maniobras similares a las de un avión al momento de evitar una amenaza.

“Hemos descubierto que las moscas de fruta modifican el trazado de su curso en menos de una centésima de segundo, 50 veces más rápido que el abrir y cerrar los ojos, que es lo más rápido que nos podemos imaginar”, indicó Michael Dickinson, profesor de la Universidad de Washington y co-autor del estudio, en un comunicado.

El autor principal del estudio e investigador postdoctoral, Florian Muijres, describió los cambios realizados por el insecto como complejos y de rápido posicionamiento, con la capacidad de girar en 90 grados y casi de cabeza.

"Estas moscas normalmente aletean 200 veces por segundo y, en casi un solo golpe de ala, el insecto puede reorientar su cuerpo para generar una fuerza lejos del estímulo amenazador y luego continúa acelerando”, dijo Muijres.

Dickinson catalogó como notable el comportamiento del insecto, considerando el tamaño del cerebro de éste.

“Una mosca con un cerebro del tamaño de un grano de sal tiene un repertorio conductual casi tan complejo como un animal mucho más grande, como un ratón. Eso es un problema muy interesante desde el punto de vista de la ingeniería”, dijo.

La investigación fue publicada en la edición del 11 de abril de la revista Science.

www.portalfruticola.com