Chirimoya "Rayan" podría convertirse en la mejor opción exportadora de Perú -

Chirimoya "Rayan" podría convertirse en la mejor opción exportadora de Perú

La nueva variedad destaca por su resistencia a la Botrytis y no se oxida fácilmente  

Un nuevo actor se suma a la industria de la chirimoya en Perú y promete convertirse en el favorito de los consumidores, tanto del país andino como del resto del mundo. Y es que "Rayan", una selección de la variedad Cumbe que fue descubierta no hace mucho tiempo, destaca por sus diversas propiedades, entre ellas su resistencia a la Botrytis y a las bajas temperaturas. Esta chirimoya además es más fácil de cosecha y su fruto posee un aspecto más liso y es de un menor tamaño en comparación a otras variedades.

DSC00025En el año 2006 el investigador y actual socio de Agroindustrias Cumbe, William Daga, descubrió esta variedad en el pueblo de Tapicara en la provincia de Huarochirí. Luego de años de experimentación y la búsqueda de una homogeneidad en los parentales, el 2012 Agroindustrias Cumbe comenzó con algunas pruebas comerciales a Canadá y Holanda, clientes que quedaron tan contentos con el producto final que este año decidieron hacer pedidos formales.

"La fruta pesa entre 300 a 700 gr., lo que es ideal para la exportación, ya que generalmente la chirimoya peruana sobrepasa ese rango y es muy grande para ser exportada", comentó Daga a www.portalfruticola.com.

Además, el investigador aclaró que a pesar que los científicos creen que el patrón ideal es la chirimoya criolla, él se ha dado cuenta que no es así.

"Hemos encontrado una variedad que se llama León del Instituto La Mayora de España que es originaria de Perú y yo descubrí donde está esta variedad. León nos ha servido como patrón porque es una variedad criolla pero lisa que injertada en Rayan da como resultado esta chirimoya perfecta", dijo.

Respecto a la superficie plantada con esta variedad, Daga indicó que actualmente hay 48 hectáreas en producción en el país y más de 20 mil plantas en viveros. Para 2013 se están pensando agregar entre 40 a 50 hectáreas más.

"El año pasado hicimos un embarque de prueba hacia Canadá y Holanda, pero este año pretendemos enviar entre 35 a 40 toneladas. Cada día nos están pidiendo más y por eso estamos en proceso de certificación con varios fundos en Global GAP, para poder exportar con más facilidad hacia la Unión Europea".

Respecto a la rentabilidad, el investigador dijo que actualmente la chirimoya Rayan tiene retornos de US$25.000 por hectárea, incluyendo los costos de producción que bordean los US$5.500.

"Las plantas son más pequeñas y eso nos permite tener un ahorro de un 20% en la post-cosecha. Además, el calibre de la fruta y la característica de la piel la hacen mucho más accesible a los mercados, lo que podría posicionar a la chirimoya Rayan como la más promisoria de todas las variedades en Perú".

"Las proyecciones para los próximos 3 a 4 años es expandir la superficie a 500 - 800 hectáreas. La industria de la chirimoya en Perú está creciendo cada día más fuerte, sobre todo en el tema industrial, sin embargo los precios en fresco son muy buenos también, tanto en Perú como en el mercado internacional".

William también comentó la intención de masificar el cultivo en otras áreas del país andino. "Hemos hecho algunos experimentos en las regiones de Áncash e Ica, estamos avanzando muy bien la verdad".

Otras características de la chirimoya es su capacidad para soportar bajas temperaturas, estando a 2 y 3° C sin presentar problemas con el crecimiento del fruto. Además, Daga comentó que la productividad por planta es muy buena, alcanzando los 80 a 100 kilos por árbol y que la post-cosecha bordea los 6 a 7 días sin tratamiento.

La producción total para 2013 se estima en 100 toneladas, 65 destinadas al mercado interno y 35 a la exportación en el primer año comercial oficial.

www.portalfruticola.com