Argentina: La Unión Europea se queja por las trabas a las importaciones -

Argentina: La Unión Europea se queja por las trabas a las importaciones

El jefe de la Delegación de la Unión Europea (UE) ante la Argentina, el español Alfonso Díez Torres, advirtió ayer que las trabas que impone el gobierno argentino a las importaciones "no ayudan" a las negociaciones para un acuerdo con el Mercosur porque "generan incertidumbre". El diplomático criticó además la política oficial de "uno a uno" que rige para el sector automotor, que obliga a exportar en dólares la misma cantidad que se quiere importar. "Es el mercado el que debe regular esos flujos" y no el gobierno con medidas que "pueden tener una utilidad coyuntural pero que a largo plazo no resuelven problemas estructurales", dijo.

El español consideró que "no ayudan" a la negociación entre la UE y el Mercosur las trabas al comercio que impone la Argentina, y señaló que "un acuerdo eliminaría las situaciones de incertidumbre que generan medidas como esas, que son cuanto menos cuestionables o polémicas".

Hace dos semanas, las partes se reunieron en Bruselas, Bélgica, por cuarta vez desde el relanzamiento del diálogo en mayo pasado, encuentro que concluyó sin avances en cuanto a la presentación de ofertas sobre el grado de apertura comercial de cada bloque. Según los analistas, la Argentina busca ralentizar la caída del superávit comercial, que pasó de U$S 16.980 millones en 2009 a U$S 12.057 millones en 2010, y este año sería de U$S 9.868 millones.

Las Licencias No Automáticas (LNA) a la importación que el gobierno llevó de 400 a 600 productos en febrero han servido para que la industria argentina mantuviera un millón de puestos de trabajo y crear 100.000 durante 2008 y 2010, según el Ministerio de Industria. En este sentido, los industriales de Uruguay expresaron su insatisfacción con el acuerdo entre el gobierno de su país y el de Argentina, según el cual una comisión analizará caso a caso la emisión de licencias previas para la importación de manufacturas uruguayas al mercado argentino.

Fuente: La Gaceta