Bolivia: Inundación destruye producción agrícola y temen escasez de alimentos -

Bolivia: Inundación destruye producción agrícola y temen escasez de alimentos

La ex alcaldesa y actual concejal de Punata, Silvia Jaldín, afirmó que después de los desastres naturales que azotaron a los municipios del Valle Alto, se avizoran días muy difíciles por la escasez de productos agrícolas, ya que las inundaciones arrasaron con los cultivos de temporada.

La autoridad dijo que las provincias del Valle Alto: Arani, Cliza, Punata y Tarata, antes de las riadas, vivían de la producción agropecuaria, frutícola, lechería y la floricultura, que en los próximos meses se verán disminuidas por los desastres naturales que destruyeron el aparato productivo de esta macroregión eminentemente rural y agrícola.

Jaldín informó que a las penurias de perder casas, enseres y otras propiedades, se suman la destrucción de sus sembradíos, que ninguna autoridad hace algo por resarcir los daños.

"Se conformaron con entregar frazadas, aceite, arroz y algo de agua, olvidándose que el daño mayor es a la producción de los cultivos de temporada. A la fecha y pese a las secuelas de las riadas, los damnificados fueron olvidados por las autoridades", dijo.

Jaldín denunció que desde la Gobernación y las alcaldías controladas por el Movimiento al Socialismo (MAS) se olvidaron de impulsar planes de contingencia y prevención, tomando en cuentas que los pueblos del Valle Alto están rodeados de ríos y afluentes caudalosos, que ponen en peligro la propia existencia de los municipios y sus habitantes.

SEGURIDAD ALIMENTARIA: La Concejal que responde a las filas de la agrupación Insurgente Martín Uchu de Punata (IMU), dijo que las autoridades masistas olvidaron sus propias leyes como la Constitución Política del Estado que en su Artículo 407 declara como objetivos de la política de desarrollo rural integral del Estado, garantizar la soberanía y seguridad alimentarias.

Asimismo recordó que esa normativa prioriza la producción y el consumo de alimentos de origen agropecuario producidos en el territorio boliviano, además de establecer mecanismos de protección a la producción agropecuaria boliviana.

Finalmente, sostuvo que con los efectos, primero del frustrado gasolinazo, y luego con los desastres naturales, los cochabambinos y bolivianos consumen azúcar brasileño y colombiano, y en breve se alimentarán con productos agrícolas peruanos y chilenos, porque la producción local se reducirá a la sobrevivencia alimentaria o será un mero recuerdo.

Fuente: Opinion