Chile: Expertos chilenos trabajan en elaboración de un sistema nacional de certificación para Huella de Agua - PortalFruticola.com

Chile: Expertos chilenos trabajan en elaboración de un sistema nacional de certificación para Huella de Agua

Chile
Chile: Expertos chilenos trabajan en elaboración de un sistema nacional de certificación para Huella de Agua

La labor está siendo realizada en conjunto con organizaciones internacionales, pues actualmente no existe un sello de reconocimiento mundial. El objetivo de Fundación Chile es crear un sistema que permita destacar a las exportadoras que gestionan de manera eficiente este recurso natural.

A futuro será una herramienta de diferenciación que fortalecerá la imagen país en los distintos mercados de destino, cada vez más exigentes. Se trata de la Huella del Agua, un indicador que permite saber el volumen total de agua dulce utilizada para producir bienes y servicios.

El concepto es reciente y se suma a la medición de la Huella de Carbono, los cuales se transforman en una herramienta de diferenciación y una ventaja competitiva para quienes los implementen, en un mundo donde la tendencia apunta hacia lo “verde”.

 

Por eso, es que Fundación Chile está trabajando en un sistema nacional de certificación para los subsectores agrícola y forestal, que permita destacar a aquellas exportadoras chilenas que gestionan de manera eficiente el recurso hídrico. Así se dio a conocer durante el seminario “Huella de Agua: Nuevo entorno para las empresas agrícolas y forestales”.

La labor está siendo realizada en conjunto con organizaciones internacionales, ya que actualmente no existe un sello que sea reconocido a nivel mundial, registrándose más bien iniciativas de empresas, las cuales han incorporado en sus productos sellos propios con información sobre sus prácticas para el cuidado del medioambiente.

Maryann Ramírez, Ingeniera Civil Bioquímico e Ingeniera Ambiental de Fundación Chile, explicó a Portal Frutícola que el objetivo es “trabajar a la par con las iniciativas internacionales para estar ahí cuando el proceso de desarrolle y poder opinar al respecto”.

El objetivo por eso, es adelantarse para evitar la adopción de un sistema de certificación cuando una vez que ya esté en funcionamiento, como ha ocurrido en otras ocasiones y con los riesgos de que no sea aplicable a la realidad chilena o “sea demasiado exigente para nuestra producción”, especifica Ramírez.

El plazo que se maneja actualmente es de aproximadamente dos años para obtener un primer estándar validado.

El agua en Chile

A futuro, Chile tendrá menor disponibilidad de precipitaciones –las cuales actualmente se están concentrando en pocos meses– y una menor acumulación de nieve. Estos son algunos de los efectos generados por el cambio climático y que obligan a utilizar con mayor eficiencia el agua.

Otros de los cambios registrados durante los últimos años es el aumento de los días con temperaturas sobre 30 grados al año. En 1980 estos llegaban a 15 días, actualmente son entre 28 y 30. 

Así lo explicó Samuel Ortega, Director del Centro de Investigación y Transferencia en Riego y Agrometeorología de la Universidad de Talca. El académico detalló que durante los últimos 5 años ha caído la acumulación de agua en algunos embalses de Chile, como es el caso de los embalses Lautaro (Región de Atacama); Lago Peñuelas (Región de Valparaíso); La Paloma (Región de Coquimbo); y Lago Laja (Región del Bío Bío).

Ante este panorama es fundamental mejorar la eficiencia del sistema de riego en Chile, que actualmente llega a un 30-45 por ciento. Existen por lo tanto, grandes oportunidades para mejorar en este aspecto a través de la tecnología.

Aplicando un sistema de riego como es el surco, la eficiencia es de entre un 45 y 55 por ciento mientras que en el caso del pivote es del 75 por ciento. Al utilizar el sistema de goteo la eficiencia aumenta a 90 por ciento.

El llamado entonces, es a cuidar este recurso natural, que en un 97 por ciento se compone de agua salada y sólo un 25 por ciento de agua dulce. De ese porcentaje, un 70 por ciento, a nivel global, es de uso agrícola y un 22 por ciento, de uso industrial.

Las estadísticas indican que en 2030 existirán cerca de 8.100 millones de personas y en 2050, 8.900 millones que necesitarán del agua para alimentarse.

Fuente: Portal Frutícola

22.julio.2010 – Portal Frutícola

Suscríbete a nuestro Newsletter