Chile: Empresas chilenas y extranjeras exploran asociatividad en encadenamientos productivos -

Chile: Empresas chilenas y extranjeras exploran asociatividad en encadenamientos productivos

Con la asistencia de más de 200 empresarios, hoy se realizó el seminario “Encadenamientos Productivos, una nueva forma de exportar”, organizado por Sofofa y Direcon-ProChile.

La jornada fue inaugurada por el presidente de SOFOFA, Andrés Concha; y el Director de ProChile, Félix de Vicente, y contó con la participación del Director de Asuntos Económicos Bilaterales de Direcon, Rodrigo Contreras; el Gerente de Comercio Exterior de Sofofa, Hugo Baierlein; y el Gerente Regional para Latinoamérica de Ritrama, Felipe Soto.

En la ocasión, el dirigente de los industriales señaló que en Chile se ha formado un gran activo exportador con los Tratados de Libre Comercio (TLC), que además de entregar perspectivas de mejor acceso para exportar nuestros productos, también han dado mayor seguridad jurídica para fortalecer el acceso a esos mercados. Esto, “lo pudimos constatar el año pasado cuando los TLC pasaron una prueba estricta y muy exigente, como fue la crisis financiera, para demostrar que el factor de seguridad jurídica de estos vínculos es real”.

Asimismo, Andrés Concha sostuvo que a través de la articulación con productores de otros países, en particular con países vecinos, “se pueden ir construyendo cadenas de generación de valor que nos permitan ser más competitivos, para llegar a mercados donde nosotros tenemos suscritos TLC y otros países no lo tienen”, explicó.

Por su parte, Félix de Vicente se refirió a la labor de ProChile destacando que en el marco de esta nueva gestión de Gobierno, “queremos reforzar el apoyo para desarrollar la nueva oferta exportable de Chile, con énfasis en las Pymex y Pymes”. Agregó que existe una red de oficinas comerciales de excelencia con el objetivo de “entregar a los empresarios chilenos información oportuna de los mercados e instrumentos de fomento exportador con los cuales hoy contamos”.

Rodrigo Contreras, en tanto, indicó que Chile ha tenido una orientación abierta hacia el comercio exterior, pero que sería necesario avanzar hacia una segunda fase y no quedarse en la exportación de materias primas. “Tenemos que ir más lejos, buscar nuevos caminos, en este caso a partir de los TLC, de las inversiones, de la exportación de servicios y ahí es donde se configura el escenario de los encadenamientos productivos y la necesidad de aprovechar los acuerdos que tenemos”.

En esta línea el Director de Asuntos Económicos Bilaterales de Direcon, destacó las ventajas que tiene Chile para hacer negocios, entre ellas, que nuestro país cuenta con una economía estable, conectividad de clase mundial, Recursos Humanos calificados, costos competitivos, calidad de vida, apoyo gubernamental, bajos impuestos a empresas, libertad para crecer, instituciones sólidas y acceso a mercados mundiales.

Encadenamientos Productivos
Los encadenamientos productivos son un nuevo paso de la política comercial de Chile, que tiene como uno de sus principales objetivos lograr un mejor aprovechamiento de las oportunidades comerciales generadas por la red de 20 acuerdos comerciales suscritos por nuestro país, lo que le otorga un acceso preferencial a 56 mercados, lo que se traduce en un acceso preferencial al 87% del PIB mundial y a una ventaja comparativa en relación a terceros países que no tienen acuerdos comerciales. En efecto, el arancel efectivo promedio de las exportaciones chilenas a los mercados con acuerdo comercial en el año 2009 fue de 0,4%.

Este proyecto, llevado a cabo en conjunto con el sector privado, consiste en generar alianzas empresariales en el desarrollo productivo de bienes con los países con los cuales Chile tiene Acuerdos Comerciales. En este sentido, el Encadenamiento Productivo trata de utilizar materiales o partes de países socios, realizar un proceso de transformación en Chile, para agregar valor en la cadena productiva y exportar el bien final a los mercados en los cuales Chile goza de ventajas arancelarias, cumpliendo en todo este proceso con la Norma de Origen, requisito fundamental para la obtención del beneficio arancelario.

Básicamente, el Encadenamiento Productivo es un proceso que involucra tres etapas. La primera corresponde a la importación a Chile del material o partes desde el país socio; la segunda corresponde al proceso de transformación de esos insumos en Chile para convertirse en un bien final, que cumpla con la norma de origen para acogerse a la preferencia arancelaria que tiene ese bien final en el mercado destino; y la tercera etapa, es la exportación del bien final, que cumpliendo con la norma de origen, se acoge a la tarifa preferencial que otorga el Acuerdo entre Chile y el mercado de destino.

De este modo empresarios de otros continentes pueden proyectar su actividad productiva y emprender nuevos negocios desde Chile hacia toda América Latina, Norteamérica, Asia, Europa y Oceanía. Cumpliendo con las norma de origen establecidas en los Acuerdos, los empresarios podrán realizar alianzas productivas con empresarios chilenos para ampliar su oferta exportable al mundo, aprovechando las ventajas competitivas que Chile ofrece.

En definitiva, la red de acuerdos comerciales que Chile ha construido es una base para desarrollar encadenamientos productivos con otros países y también para la instalación de empresas extranjeras en Chile.

Fuente: ProChile

9.julio.2010 - Portal Fruticola