Dibujos animados modifican percepción de niños por los alimentos -

Dibujos animados modifican percepción de niños por los alimentos

Un grupo de investigadores concluyó que galletas y dulces resultan más atractivos que frutas y verduras, aún cuando los envases de estos productos contengan la imagen de algún popular personaje de series animadas.

La presencia de un sticker de Shrek, Scooby Doo o Dora, la Exploradora influye en la percepción que los niños tienen de los alimentos. Esta es la conclusión de una investigación realizada por la Universidad de Yale, para cual preguntó a 40 niños de entre 4 y 6 años cuál comida preferían: gomitas, galletas o zanahorias. 
 
Luego se les presentó las mismas opciones, pero esta vez los alimentos venían en empaques con stickers de Scooby Doo, Dora la Exploradora y Shrek, personajes populares entre los niños de corta edad, los cuales registran una frecuente aparición en programas de televisión, anuncios y películas.

 

La mayoría de los niños prefirió los snacks con los dibujos animados. Sin embargo, lo sorprendente fue que la mayoría de ellos también afirmó que las gomitas y las galletas del envase con los personajes animados tenían mejor sabor que los mismos productos presentados en un envase transparente, fenómeno que no ocurrió con las zanahorias.
 
“Nuestros resultados proporcionan evidencia de que los personajes animados pueden influir negativamente en los hábitos alimenticios de los niños, al aumentar percepciones positivas de gusto y preferencias por la comida chatarra”, afirmó Christina Roberto, principal autora del estudio, publicado en la revista Pediatrics.
 
Según la investigación, los niños pequeños son especialmente susceptibles a las estrategias de marketing, ya que pueden expresar el deseo por ciertos productos y personajes sin tener la capacidad de ser escépticos a los mensajes comerciales.

Tomando en cuenta este factor, los investigadores hicieron un llamado a las autoridades y aseguraron que la aparición de personajes animados en la comida debería restringirse.
 
De acuerdo con datos del Rudd Center, la práctica de etiquetar comidas con juguetes y personajes animados dirigida a niños y adolescentes creció 78 por ciento desde 2006 a 2008. Del total, sólo 18 por ciento de esas comidas cumplían los estándares nutricionales adecuados para los niños.
 
Marketing saludable

La autora del estudio explicó que una de las razones por las cuales los niños no prefirieron las zanahorias con los dibujos animados es porque no están acostumbrados a ver estos stickers en comidas saludables.

La primera inclusión de Dora la Exploradora y Bob Esponja por ejemplo, aparecieron en envases de frutas y verduras en 2005.
 
Este desbalance puede volver las compras de comida en una batalla entre padres y niños, ya que los últimos preferirán las golosinas azucaradas y con altas grasas que tengan a personajes como Shrek.

“Veo a padres que están extremadamente frustrados ya que vivir en este ambiente les hace muy difícil desarrollar a un niño saludable”, afirmó Robinson a The Packer (http://www.thepacker.com/).
 
En 2007, las autoridades británicas prohibieron el uso de personajes animados en comerciales de televisión de comidas no saludables enfocadas en niños. En Estados Unidos aún no se aplica una sanción similar, pero Interagency Working Group on Food Marketed to Children, institución encargada de poner límites al marketing para niños, afirmó que publicará un informe sobre el tema durante el mes.
 
Según Robinson, el Gobierno Federal ha estado reacio a actuar porque los fabricantes de comida tienen mucha influencia. Sin embargo, este escenario podría cambiar con el recientemente establecido Task Force on Childhood Obesity y la campaña Let’s Move promocionada por la Primera Dama estadounidenses Michelle Obama.

Fuente: Portal Frutícola

7.julio.2010 – Portal Frutícola