Chile: Palta, los desafíos para la temporada 2011 -

Chile: Palta, los desafíos para la temporada 2011

Pese a la buena racha proyectan bajas para la próxima campaña y se espera conquistar el mercado alemán. 

El 8 de julio es el Día de la Palta y el sector saca cuentas alegres. Es que ni el terremoto ni la crisis europea los detuvo para marcar un récord en la temporada 2009/2010. Se exportaron 195 mil toneladas, es decir, más del doble que el año anterior, donde no se superaron las 75 mil toneladas.

Para Adolfo Ochagavía, presidente del Comité de Paltas, el clima fue  fundamental.

"No tuvimos heladas, las lluvias estuvieron dentro del promedio y los árboles terminaron bastante más cargados", comenta.Sin embargo, si no se hubieran tomado las medidas adecuadas, esas mismas condiciones podrían haber jugado en contra. "Para los exportadores la alta producción fue un desafío a la hora de comercializar", explica Maritza Soto, directora de investigación de mercado de IQonsulting.

Al adecuado manejo local se sumaron factores exógenos que también colaboraron: la baja oferta de palta peruana, que cayó de 45 mil toneladas a 36 mil en Europa, incrementó la demanda por la hass chilena e hizo crecer algunos mercados emergentes para Chile.

"A Estados Unidos exportamos aproximadamente 135 mil toneladas, eso es cerca de 69% de lo enviado al exterior. Europa creció en forma muy importante, se enviaron 52  mil toneladas, equivalentes al 27% del total", comenta Ochagavía.

Los expertos explican que en este contexto, la hass se pudo comercializar a buenos precios y de forma anticipada, lo que les permitió asegurar la temporada. En el Comité de Paltas indican que a Estados Unidos, por ejemplo, a fines de septiembre ya se había enviado el 41% de la exportación.

Tareas Pendientes

Con ese airoso resultado, la vara queda alta para la próxima temporada y las tareas no serán pocas si no se quiere desmerecer el próximo año.

En el Comité de Paltas ya trabajan en el tema y estarán entre los análisis que se mostrarán en el próximo Día de la Palta, en Quillota.

Lo primero es aumentar la productividad de los huertos.

En el Comité se han fijado como meta elevar las toneladas por hectárea plantada y para conseguirlo realizarán charlas técnicas que ayuden a mejorar el manejo de los cultivos.

Mantener una calidad estándar es otra de las tareas. Según los expertos, la palta chilena está dentro de las mejores a nivel mundial, aunque en IQonsulting dicen que una de las críticas más comunes es el bajo nivel de aceite o materia seca de los envíos de inicio de la temporada, que distan mucho de la calidad que traen las exportaciones en plena campaña.
"Por eso el desafío es mantener un nivel homogéneo durante toda la temporada", dice Soto.

Para lograrlo, todos los integrantes del Comité se someten a una medición y análisis de materia seca.

"Esto nos permite tener una buena poscosecha para la palta y asegura el retorno de clientes", dice Ochagavía.

Con una producción creciente, otro de los objetivos de los palteros es ampliar sus mercados. Sobre todo porque Perú -más allá de lo ocurrido esta temporada con Europa- está ganando espacios en los mismos mercados, lo que obliga a los chilenos a trabajar para posicionarse entre quienes aún conocen poco al país.

En esta temporada tienen pensado promocionar sus productos en Alemania por primera vez. Pese a que en este mercado domina la palta de piel verde, por su bajo precio y mayor oferta, en los últimos años han demostrado mayor interés por la hass, lo que abre las posibilidades a nuevos mercados que se pueden satisfacer a contraestación.

"Es un país con 82 millones de habitantes, buen poder adquisitivo y que hoy se está abriendo a la palta hass, ya que al menos el 30% de su abastecimiento es de este tipo", explica Ochagavía.

Para Soto, un mercado que hay que tener en cuenta es Argentina. De hecho, el Comité de la paltas viajó a promocionar sus productos en ese país durante 2009, al igual como lo hizo en España e Inglaterra.

Cómo viene el 2011

Pese a los proyectos de difusión y mejoramiento, históricamente se reconoce que tras un año bueno, viene uno con bajas.Los expertos afirman la tendencia y en el Comité adelantan que "estamos esperando una caída del orden de 30% de menos fruta, comparado con la temporada anterior", dice Ochagavía.

En iQonsulting advierten que pese a las bajas, "si no hay heladas en los próximos meses podríamos llegar a un volumen exportable cercano a las 155.000 toneladas".

Sin embargo, con la temporada recién comenzando la mayoría prefiere no casarse con números, ya que el comportamiento de los mercados externos también podría afectar. Los primeros indicios serían que las exportaciones se atrasen un poco, pues California tuvo una cosecha récord, lo que mantendrá alta la oferta por más tiempo de lo  normal, retrasando los pedidos para los chilenos.

Fuente: Revista del Campo

5.julio.2010 - Portal Fruticola