Colombia: ¿Qué le está sucediendo al sector agropecuario colombiano? -

Colombia: ¿Qué le está sucediendo al sector agropecuario colombiano?

Mientras la economía comenzó a levantar cabeza, el PIB rural mantiene cifras negativas. En los últimos ocho años el agro se caracterizó por crecer por debajo del total nacional...

A este respecto, la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) dice que un gran porcentaje de los lío del campo son generados por fuera de la finca.

El sector agropecuario se acostumbró a mantener rezagado frente a la dinámica de la economía.

Eso hace que el resultado negativo del Producto Interno Bruto rural correspondiente al primer trimestre del presente año no sorprenda a los analistas.

Y es que el agro anda a medias desde hace muchos años, debido al fracaso de las políticas gubernamentales. Las cifras los dicen todo. Desde el 2002, la producción rural ha crecido por debajo del promedio del PIB total del país, incluso en la época de auge de la economía.
La explicación sobre lo sucedido no es una sola. Es más cada año hay un factor diferente al que se le achaca la responsabilidad.

De acuerdo con la Encuesta trimestral de Opinión Empresarial Agropecuaria que realiza Cega para la SAC, Finagro, la Andi y PORTAFOLIO, hasta el 2002 la principal causa de la crisis del agro era la inseguridad. Sin embargo, la misma consulta comenzó a mostrar disculpas nuevas: los bajos precios, la pérdida de rentabilidad, el clima, la revaluación, el cierre de los mercados de los países vecinos, y hasta fenómenos climáticos como el de 'El Niño'.

Ante el dato negativo revelado el jueves pasado de 1,3 por ciento de contracción del sector agropecuario, el presidente de la SAC, Rafael Mejía dijo: "Venimos de un año malo para el sector en materia de rentabilidad y con revaluación del peso.

En esas condiciones comenzó el 2010 con fenómeno de 'El Niño' y eso fue lo que arrojó la caída en café, ganado bovino y la mayoría de cultivos transitorios".

El dirigente gremial asegura que cuando no hay rentabilidad no hay inversión y no hay crecimiento y tampoco hay empleo.

El examen de las cifras indica que el subsector más crítico es el café, que registró una caída de 25,1 por ciento en el trimestre.

Esta cifra contradice las expectativas de la Federación Nacional de Cafeteros que habla de una recuperación de la producción en el presente año, la cual podría llegar a 11 millones de sacos, luego de un que el 2009 fuera de apenas 8 millones de sacos.

Sin embargo, a partir de abril pasado, el camino del café empezó a mejorar. Los precios internacionales están en alza y la cosecha de los departamentos de Cauca, Huila, Nariño, Valle, Tolima y el sur de Cundinamarca fue superior a la del mismo periodo del año pasado. Por primera vez en muchos años, una cosecha coincide con una temporada de precios en auge.

Otro subsector con cifras negativas en el primer trimestre fue la ganadería bovina que cayó 14,6 por ciento. Hace 15 días, el análisis sectorial hecho por la Superintendencia de Sociedades con las cifras de las empresas ganaderas que reportaron los resultados del 2009 a esa entidad, confirmó que las cosas no andan bien.

Lo grave de esta situación es que, de acuerdo con la Encuesta Experimental de Desempeño del sector Agropecuario realizada por el Dane, la ganadería colombiana ocupa el 73,39 por ciento del territorio nacional. El propio gremio ganadero reconoce que el problema del sector es la informalidad y la poca empresarización de la actividad.

En Colombia, el promedio de reses por hectárea no alcanza a una cabeza, mientras que en las naciones desarrolladas la intensidad por hectárea supera los tres animales.

Costos superan los de los vecinos
 
Colombia lleva varias décadas produciendo arroz suficiente para atender el mercado nacional. Sin embargo, los costos de producción superan aquellos de los países vecinos.

Esa es la razón por la que es común la aprobación de importaciones de Ecuador y Venezuela, con el fin de frenar las alzas en la temporada de baja producción en Colombia, es decir en el primer semestre.

Una situación similar viven el maíz, el trigo y otros cereales, que son importados de Argentina, Estados Unidos y Canadá.

Crecer este año entre 1,5 y 2%

Aunque arrancaron mal el año, los productores creen que habrá mejoría en el 2010. "Las expectativas son positivas y esperamos terminar con un crecimiento de entre el 1,5 y el 2 por ciento este año, siempre y cuando café crezca adecuadamente lo mismo que ganadería".

Lo anterior significa que el sector seguirá este año rezagado frente al PIB total, cuyas perspectivas indican que se ubicará alrededor del 4 por ciento. Es más, ahora viene el fenómeno de 'La Niña', y ya se vislumbra como una amenaza para este año.

Fuente: Portafolio

29.junio.2010 – Portal Frutícola