Chile: Sector agrícola es el más beneficiado con las precipitaciones -

Chile: Sector agrícola es el más beneficiado con las precipitaciones

Tras las últimas lluvias, el agro regional comienza a dejar atrás el fantasma de la sequía, visualizando un optimista panorama a futuro.

En los últimos años, el permanente déficit en la cantidad de agua caída había sido el mayor problema del sector agrícola  en la región, que veía con preocupación la baja productividad de sus tierras a raíz de la sequía.

Sin embargo, este temido escenario comenzará a quedar atrás, ya que de un habitual déficit se pasó de golpe a un superávit en casi todas las comunas de la región, en relación al nivel de lluvias de un año normal, lo que redundará en la mejora de los cultivos agrícolas en un plazo cercano.

“Estamos muy contentos, porque pese a las dificultades que ocasionaron las últimas precipitaciones en la población, en términos agrícolas podemos decir que en un futuro cercano vamos a tener asegurada la comida  para nuestros animalitos y  de cierta forma  vamos a  paliar la sequía que teníamos, que ya es pasado”, expresó la gobernadora de Limarí, Susana Verdugo, aludiendo a los beneficios de la lluvia en una de las zonas más golpeadas por la sequía en el último tiempo.

En rigor, de acuerdo al último informe de precipitaciones entregado por la Dirección Meteorológica de Chile y por la Dirección General de Aguas de la Región de Coquimbo,  se desprende, por ejemplo, que la comuna de Ovalle,  es la que acumula el mayor superávit en la región, pasando de 4,6 milímetros a la misma fecha en el año 2009, a tener acumulado hoy 98,7; y considerando que en un año normal el total de agua  caída en esta comuna es de 25,6 milímetros, la situación actual se traduce en un superávit de 286% del total de agua caída.

Para el seremi de Agricultura, Marcelo Chacana, el beneficio principal para los agricultores es que “se  libera una preocupación, principalmente en el sector secano de pequeña y mediana agricultura, y tal como dice la gente está lloviendo platita”.

Asimismo, la autoridad agrícola explicó que a nivel de agricultura exportadora, principalmente en la provincia de Limarí, “tras las lluvias vienen bajas temperaturas, lo que aumenta la brotación y por ende una mejora en la producción de uvas tanto en su cantidad como en calidad”.

Fuente: Diario El Día

21.junio.2010 - Portal Fruticola