Australia detiene importaciones de uva de mesa desde Estados Unidos -

Australia detiene importaciones de uva de mesa desde Estados Unidos

Las autoridades de ese país temen que la plaga de la mosca de la fruta, conocida como Drosophila Suzuki, se expanda en el territorio australiano. La medida será efectiva hasta que se compruebe que el insecto no está presente en la fruta exportada.

Las exportaciones de uva de mesa de Estados Unidos sufrieron un revés al ser temporalmente vetadas por las autoridades fitosanitarias de Australia, las que temen que la mosca de la fruta se expanda al país a través de los envíos norteamericanos, informó el periódico local Weekly Times Now.

El departamento de Biosanidad Australiano (BA) anunció que se detendrán las importaciones de uva desde Estados Unidos; mientras, el resto de los envíos pasarán por un análisis de riesgo.

Con estas medidas, las autoridades buscan evitar que la mosca de la fruta  Drosophila suzukii llegue al país, plaga que ha causado millonarios daños en arándanos, frambuesas, moras, frutillas, cerezas, duraznos, ciruelas y uvas estadounidenses durante los últimos dos años.

''Los envíos de uva no se reiniciarán hasta que la BA esté satisfecha con las medidas de control de Estados Unidos. La peste es considerada endémica y tendrán que demostrar que la plaga no llegará a Australia”, afirmó Jeff Scott, Director Ejecutivo de Australian Table Grape Association a Weekly Times Now.

Según Scott, hay gran preocupación de que la mosca entre al país a través de los envíos de fruta, por lo que las autoridades están firmes en su decisión  “Llevará tiempo convencer a la BA, por lo que es poco probable que las uvas de mesa de Estados Unidos sean importadas este año", concluyó.

Pero no sólo los envíos de uva han sido perjudicados, ya que otras frutas también están en la mira. Para que puedan ingresar al país, la BA determinó que todas las frutillas importadas desde Estados Unidos deben ser fumigadas con bromuro de metilo. Además, se tomará una muestra de 600 berries de cada envío, para confirmar que están libres de la moscas, larvas o pupas.

Distinta a otras especies de moscas de la fruta, la Drosophila suzukii no pone sus huevos en la fruta dañada o en descomposición, sino que ataca a la fruta intacta, la que finalmente se daña por los gusanos que se alimentan de ella.

Fuente: Portal Frutícola

2.junio.2010 - Portal Frutícola