Chile: Los Sub 40 de la industria frutícola -

Chile: Los Sub 40 de la industria frutícola

Tomando la experiencia de los patriarcas, la generación joven se hace notar en este sector. Aseguran ser más flexibles, rápidos y abiertos a nuevas oportunidades de negocios, aportando al sector mayor dinamismo y competitividad.

Carrera universitaria, postgrados en Chile o el exterior, manejo de más de dos idiomas, los viajes son parte de su rutina y usan intensivamente la tecnología en beneficio del negocio. Estas son algunas de las características que distinguen a la generación Sub 40, presente hoy en puestos clave de la industria frutícola.

Nicolás Didyk, Gerente Comercial de Southern Fruit, Ingeniero Agrónomo de la Universidad Mayor y con 38 años de edad, visualiza un cambio generacional en la industria. “Lo que noto es que empresas que se han empezado a destacar fuertemente en la industria tienen un recambio generacional. Principalmente en las gerencias de las áreas comerciales más que en las productivas”, afirma.

Sobre sus contemporáneos, dice: “Somos más flexibles, en la toma de decisiones se decide en equipo, más rápidos y abiertos a nuevas oportunidades de negocios. Hoy la gente es autónoma, opera por resultados, hay creación de equipos de trabajo”.

Nicolás Didyk, Gerente Comercial de Southern Fruit.

Rodrigo Aliaga, Comercial Manager de Paksense para Sudamérica.

Desde el punto de vista de los proveedores, Rodrigo Aliaga, Comercial Manager de Paksense para Sudamérica, las nuevas generaciones tienen “innovación, visión, desarrollo, oportunidad y flexibilidad, sin limitantes a la hora de probar. Esa visión de futuro, es fundamental para el éxito de la industria”.

Añade que la misma presión del mercado ha llevado a abrir espacios a “gente nueva, ambiciosa, con ganas de probar, desarrollar y firmar sus logros, lo cual ha provocado que nuestra competencia sea más dinámica que en otras partes de Sudamérica”, como por ejemplo Argentina, que califica como un mercado más tradicional.

Los jóvenes y los fundadores

Javier Fuchslocher, Gerente General de Santa Cruz S.A., Ingeniero Comercial con experiencia de 10 años en la industria del vino y 38 años de edad, señala que este cambio de rostros se ha producido gracias a la visión de las generaciones fundadoras.

“Ellos fueron pioneros y pusieron esta industria en el mapa. El desafío nuestro va más allá de administrar lo que ellos crearon, es cómo seguimos para los próximos 20 años”, opina el ejecutivo.

Javier Fuchslocher, Gerente General de Santa Cruz.

Alejandro García Huidobro, Gerente General de Prize.

Alejandro García Huidobro, Gerente General de Prize, Ingeniero Comercial de la Universidad Católica y con 31 años, señala: “No creo que la gente joven por sí sola vaya a revolucionar la industria frutícola. Es muy bueno que haya gente joven motivada y con ganas, pero la gracia de esta nueva generación es que se complemente con la experiencia de quienes llevan años en el negocio”.

También lo ve así Ignacio Berasaluce, Product Manager de Empack. Desde el punto de vista de los proveedores, señala: “Veo un trabajo a la par, de ambas generaciones, con aportes de los más jóvenes desde el punto de vista de la gestión”.

Esto, porque la comercialización actual, que incluye elementos como la venta directa, impone desafíos. Ignacio Donoso, 37 años, Gerente Comercial de Verfrut, Ingeniero Agrónomo de la Universidad de Chile y con un MBA en agronegocios en Nueva Zelanda, señala que la forma de trabajo de hoy es “más estructurada, con menos compadrazgos y programas cerrados”.

Ignacio Berasaluce, Product Manager de Empack.

Alejandro García Huidobro coincide en que la industria ha tenido que estructurarse mucho más debido a los requerimientos del cliente final, refiriéndose a la venta directa a supermercados. "El cliente final ya no  quiere sólo un producto, tiene que ser el mejor, con el mejor servicio y que la experiencia de compra sea perfecta", resume el ingeniero refiriéndose a las actuales exigencias del mercado.

¿En algo está “al debe”esta nueva generación? Ignacio Berasaluce afirma: “Considero que en los espacios gremiales la gente joven aún está muy al margen, a nivel gremial aún pesa la tradición”.

“Me gustaría escuchar más a las generaciones nuevas. Si Chile quiere ser una potencia alimentaria tienen que salir muchas ideas de todos lados y exponerlas más ante la opinión pública”, señala.

Nuevos productos, nuevos mercados

Javier Fushlocher destaca que la nueva generación “ha dado un paso de aplicación de inteligencia comercial. Hay un trabajo mucho más minucioso en el desarrollo de mercado, en mirar al mundo como mercado, no sólo a un grupo de países”.

Esta generación más viajera ha tenido mayores oportunidades de ver directamente qué prefiere el consumidor extranjero. “Fuimos criados con una apertura al mundo mucho más amplia, con un Chile con acuerdos de libre comercio”, resume el Gerente General de Santa Cruz S.A.

Para Ignacio Berasaluce estas nuevas caras han traído diversificación en la búsqueda de nuevos negocios, ampliación de rubros, búsqueda de nuevos nichos para poner la fruta y mayor aplicación de herramientas en la gestión.

“Definitivamente creo que las nuevas generaciones están enfocándose en abrir nuevos mercados, los tradicionales ya están bastante consolidados, por lo tanto hoy estamos en una versión 2.0 que es profundizar en los mercados en que ya estamos, en relaciones directas con supermercados, saltándose los canales intermedios, acercando los productores con el consumidor final y a la apertura de nuevos mercados y nichos”, opina Nicolás Didyk.

Relación con los proveedores

Javier Fuchslocher ve los cambios generacionales a todo nivel. También en las empresas que forman parte del canal de distribución, donde hoy están a cargo los nietos o hijos de los fundadores. “Hoy vemos que se ha generado una modificación en el canal de distribución. Parte de los negocios se hace con empresas de hace muchos años, pero han ido apareciendo clientes nuevos. Hay que administrar esas generaciones nuevas y antiguas. Esta nueva relación es un requerimiento de la industria”, sostiene.

Si bien existen relaciones con proveedores de hace 20 años, para Nicolás Didyk lo que hoy importa es la confiabilidad de éstos. “A lo mejor se cumple la tradición de recomendar un proveedor, pero cuando vamos al tema de los precios por muy amigo que sea me pueden dejar afuera”, resume.

Ignacio Donoso opina que antes se movía mucho volumen en base de amistades, “lo conozco hace 20 años”, ejemplifica. Pero esta forma de relacionarse hoy no tiene cabida en un mundo de márgenes estrechos y alta exigencia.

¿Qué se viene en la industria frutícola?

Según Fuchslocher la misión de la Sub 40 es consolidar a Chile como potencia agroalimentaria, “agregar valor en ese proceso es nuestro desafío”, afirma.

“Eso significa no sólo tener control en la producción, sino en la distribución y el servicio que podamos entregar. Que al final del día, nuestros clientas realmente dependan de nosotros, del servicio y del abastecimiento, ser lo menos sustituibles posibles”, concluye.

Fuente: Portal Frutícola

17.mayo.2010 – Portal Frutícola