Análisis de Mercado

Uva de mesa: Producción global crece por cuarto año consecutivo

Se espera que la producción mundial de uva de mesa fresca para 2022/23 aumente en 1,1 millones de toneladas hasta los 27,3 millones, lo que supone el cuarto año consecutivo de crecimiento, ya que las favorables condiciones de crecimiento en China y Turquía compensan las pérdidas en Chile y la India.

Para las exportaciones se proyecta que se mantengan sin cambios en 3,7 millones de toneladas, ya que la mayor oferta de exportación en China y Perú compensa la menor producción en Chile y Sudáfrica,  según el último informe de análisis de mercado del Servicio Exterior de Agricultura del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), de junio 2023.


Noticias relacionadas: ¿Por qué Chile dejó de ser el principal exportador de uva de mesa?

Estados Unidos

Se estima que la producción estadounidense se reducirá ligeramente a 811.000 toneladas, el cuarto año consecutivo de descensos, debido a que la menor disponibilidad de agua que afecta la producción y las heladas repercutieron en el rendimiento.

El Servicio Nacional de Estadísticas Agrícolas (NASS) del USDA encuestó a la industria y actualizó la producción de EE.UU. en mayo de 2023, señalando que se espera que la reducción de los suministros presione las exportaciones ligeramente a la baja a 247.000 toneladas, lo que incluye a los principales mercados Canadá y México.

Se prevé que las importaciones alcancen la cifra récord de 746.000 toneladas, impulsadas por la mayor producción de Perú y el aumento de los envíos a los principales mercados, además de los envíos de Chile a principios de la campaña mayo-abril.

La participación de las exportaciones estadounidenses en la producción disminuyó al 30% (desde un promedio del 35% entre 2017/18 y 2021/22), combinándose con mayores importaciones para impulsar el consumo a un récord de 1,3 millones de toneladas.

Perú

En lo que respecta a la producción peruana, se espera que aumente por octavo año consecutivo, gracias a las buenas condiciones de cultivo y a la mayor producción de las nuevas plantaciones. Estas variables impulsarán la oferta en más de 50.000 toneladas, hasta 766.000.

En relación con la producción, se estima que las exportaciones aumentarán en casi 60.000 toneladas, hasta 595.000, gracias al incremento de las exportaciones a América del Norte, África y Asia.

En exportaciones a Norteamérica, especialmente a Estados Unidos,  Perú superaría a Chile como primer exportador mundial para convertirse en el noveno productor mundial.

Chile

Se espera que la producción de Chile sea de 70.000 toneladas a 725.000 debido a las adversas condiciones de cultivo  y a una menor superficie.

Algunos productores están sustituyendo variedades antiguas por nuevas de mayor rendimiento y diversificando a cultivos más rentables como cerezas y nueces.

Se espera que la reducción de la oferta presione a la baja las exportaciones en 53.000 toneladas, hasta 555.000 toneladas.


peru chile uva fresca


China

Se estima que la producción china aumentará en 620.000 toneladas, hasta los 12,6 millones, gracias a las buenas condiciones de cultivo y a las continuas mejoras de las técnicas agrícolas que aumentan el rendimiento.

La USDA estima que la mayor oferta será de 390.000 toneladas, gracias a los mayores envíos a los mercados asiáticos, especialmente Tailandia y Vietnam. Las importaciones de estos dos últimos países mencionados, se mantendría sin cambios en 180.000 toneladas, gracias a un comercio estacional estable.

Turquía

Se espera que la producción turca repunte 380.000 toneladas, hasta los 2,2 millones, ya que los viñedos se recuperan de los daños de las heladas del año pasado y las buenas condiciones de crecimiento mejoran el rendimiento.

Tras 3 años de aumento de las exportaciones, se prevé un descenso de 39.000 toneladas a 225.000

La menor demanda de Ucrania compensa con creces el aumento del comercio con Rusia y Arabia Saudí.  Se espera que el aumento de la producción y la reducción de las exportaciones eleven nuevamente el consumo por sobre los 2,0 millones de toneladas.

Unión Europea

Tras dos años de pérdidas, se prevé que la producción de la UE repunte gracias a la aparición de nuevas variedades sin semilla en Italia, España y Portugal, lo que elevará la producción en 161.000 toneladas, hasta 1,6 millones.

Se estima que el consumo aumentará en más de 2,0 millones de toneladas gracias a una mayor oferta y a la reducción de los envíos en 170.000 toneladas, por los elevados costes de flete y transporte que aún persisten.

Las importaciones también se mantienen casi estables en 590.000 toneladas.



India

Según las previsiones, la producción de la India se mantendrá prácticamente sin cambios en 2,9 millones de toneladas, ya que las lluvias torrenciales y extemporáneas dificultan la producción, lo cual hace que por segundo año consecutivo se reduzcan los volúmenes de uva de calidad para la exportación.

El aumento de la demanda interna de pasas también está desviando uvas, reduciendo la oferta para la exportación, la cual disminuiría en 20.000 toneladas, hasta 255.000, por la menor disponibilidad de uvas frescas. Esto incidiría con menores envíos especialmente a su principal mercado, Bangladesh.

Australia

Se prevé que la producción australiana aumente ligeramente hasta 200.000 toneladas, ya que las fuertes lluvias primaverales dificultaron el control de la enfermedad a algunos cultivadores.

Se espera que las exportaciones se recuperen de dos años de descensos relacionados con el COVID-19, con un aumento de 20.000 toneladas hasta 130.000, a medida que una mejora en la logística del transporte restablezca los envíos, especialmente a China.

Sin embargo, se espera que el comienzo tardío de la campaña, debido a un tiempo más frío y húmedo, limite los volúmenes de fruta completamente madura al final de la temporada, impidiendo una recuperación más fuerte.

 

El uso de este sitio Web implica la aceptación del aviso legal y política de privacidad de Portal Frutícola. © 2008 - 2023