La tecnología nuclear podría salvar al banano - PortalFruticola.com

La tecnología nuclear podría salvar al banano

La tecnología nuclear podría salvar al banano

El banano brinda empleo y nutrición a más de 400 millones de personas en todo el mundo. Pero la fruta está amenazada por una de las enfermedades del banano más devastadoras del mundo.

Fusarium, o marchitez de Panamá, es un tipo de hongo que se transporta en el suelo y ataca a las plantas, y ahora se ha arraigado en América Latina y ya ha devastado los cultivos de banano en otras partes del mundo.

De los 155 millones de toneladas métricas de banano que se producen cada año, una cuarta parte está amenazada por el marchitamiento por fusarium, según la Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Rescate nuclear para el banano

Ahora, el OIEA está ayudando a científicos de seis países latinoamericanos a detectar y contener la enfermedad, utilizando técnicas nucleares y afines. La irradiación (exponer un objeto a la radiación) se usa ampliamente en la industria alimentaria para destruir de manera segura las bacterias que causan enfermedades y controlar las plagas sin afectar significativamente el sabor o el olor de los alimentos.

Para combatir la enfermedad del banano, se están utilizando técnicas de irradiación para ayudar a desarrollar nuevas variedades de cultivos resistentes a las enfermedades para los agricultores, en un proceso llamado fitomejoramiento por mutación.

En febrero, el OIEA capacitó a 12 científicos de Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Perú y Venezuela en mejoramiento por mutación. La capacitación también abarcó el cultivo de tejidos, el desarrollo de poblaciones mutantes y cómo detectar cultivos resistentes a enfermedades.

Cultivo de nuevos plátanos

La última variante de la enfermedad del marchitamiento por fusarium, llamada Tropical Race 4 (TR4), puede “sobrevivir durante décadas en el suelo, lo que dificulta su control”, dice el OIEA. El enfoque en el mejoramiento por mutación refleja que desarrollar y desplegar “nuevas variedades de banano con resistencia efectiva a enfermedades” es la única respuesta a largo plazo a la enfermedad.El OIEA apoyará a los países afectados durante los próximos cinco años en la detección, vigilancia y contención de enfermedades con la ayuda de tecnologías nucleares y conexas.

Devastación de enfermedades

Cerca de 25 millones de toneladas de banano al año se exportan desde los países tropicales de América Latina, el Caribe y otras partes del mundo.

La variante TR4 de fusarium estuvo confinada al sudeste asiático durante décadas, pero se descubrió por primera vez en América Latina en 2019, explica el OIEA. Esto provocó una emergencia nacional en Colombia, que es el quinto mayor exportador de banano del mundo.

En 2014, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y sus socios dijeron que se necesitaban $ 47 millones para abordar la cepa TR4 de la enfermedad del marchitamiento por fusarium después de que devastó los cultivos de banano en partes de Asia.

Indonesia tuvo que detener las exportaciones de banano de más de 100.000 toneladas al año, lo que provocó pérdidas anuales de unos 134 millones de dólares solo en Sumatra, la tercera isla más grande de Indonesia.

En ese momento, 40.000 hectáreas de cultivos de banano en China y más de 6.000 hectáreas en Filipinas estaban afectadas por la enfermedad.

Los plátanos son un cultivo vital

Los bananos son la fruta más consumida y exportada del mundo y producirlos es una industria con un valor de $ 8 mil millones por año, dice la FAO. Para los pequeños agricultores, el cultivo de banano puede representar hasta el 75 % de los ingresos familiares mensuales. En algunos países en desarrollo, especialmente en las zonas rurales, las bananas también pueden proporcionar hasta una cuarta parte de la ingesta calórica diaria.

Para mejorar la seguridad alimentaria y la agricultura sostenible a nivel mundial, el OIEA y la FAO dirigen un centro conjunto para promover y apoyar el uso seguro de técnicas y tecnologías nucleares y afines en la alimentación y la agricultura. Los socios han trabajado en la investigación y el apoyo al banano durante más de 20 años. La FAO es una agencia especializada de la ONU que trabaja para eliminar el hambre, la inseguridad alimentaria y la desnutrición.

El poder de las tecnologías nucleares

El OIEA es una organización internacional que promueve el uso seguro y pacífico de las tecnologías nucleares. Sus programas incluyen NUTEC Plastics, un proyecto para ayudar a combatir la contaminación plástica mediante el uso de la irradiación para reciclar los desechos plásticos en recursos reutilizables. El monitoreo de los ambientes marinos en busca de contaminación plástica utilizando una técnica nuclear llamada rastreo isotópico es otra parte de este programa.

El OIEA también está trabajando con la Organización Mundial de la Salud para fortalecer el tratamiento de radiación para el cáncer, una enfermedad que mató a 10 millones de personas en 2020, y a través de la iniciativa de Acción Integrada contra Enfermedades Zoonóticas (ZODIAC), está ayudando a los países a prevenir pandemias causadas por bacterias, parásitos, hongos o virus que se originan en los animales y pueden transmitirse a los humanos.

Suscríbete a nuestro Newsletter