Ferias y Encuentros

Seminario INIA abordará posibles soluciones a enfermedades que atacan la madera en cerezo

En los últimos años, los cambios en las condiciones ambientales y los requerimientos del mercado de exportación de frutas, han propiciado la expansión de la fruticultura hacia la zona centro sur de Chile, incrementando la superficie plantada en más de 31 % en la Región de Ñuble, entre 2017 y 2019. 6 de junio, inscripción gratuita, AQUÍ.

Dentro de las especies frutales, el cerezo se ha transformado en uno de los cultivos que ha aumentado en mayor medida, tanto en superficie como en exportaciones, con un incremento del 23 % en superficie en la Ñuble, en el mismo período, según reportaba Ciren-Odepa en 2019.

Investigadores del Laboratorio de Fitopatología de Frutales de INIA Quilamapu, sostienen que para obtener un buen rendimiento y calidad de fruta, es esencial contar con huertos sanos, siendo uno de los mayores enemigos la presencia hongos de que afectan la madera de los árboles. En este sentido, advierten que el problema radica en que no existe fiscalización en viveros, por lo que los patógenos se diseminan por todo el sector productivo junto a la comercialización de los árboles.

Al respecto, la investigadora y fitopatóloga de INIA Daina Grinbergs, recalcó que “lo primero es conocer qué patógenos son los que están afectando a los huertos y viveros”, junto con determinar el momento preciso de liberación de los inóculos al ambiente y las condiciones meteorológicas que determinan esa liberación.

La especialista añadió que el conocimiento de la biología de esos hongos “nos permite evitar labores que impliquen heridas en la madera, como las podas, que constituyen la principal vía de entrada para las esporas de estos hongos, en períodos en que se estén liberando al ambiente”. Junto a ello indicó que el conocer los períodos críticos de infección, “nos da luces de cuándo aplicar productos de control, ya sean químicos o biológicos”.

En otro aspecto, el investigador y fitopatólogo molecular Javier Chilian resaltó la importancia de hacer un diagnóstico oportuno de las plantas, de manera de impedir que las enfermedades se sigan desarrollando e infectando plantas sanas del huerto. “Es esencial innovar en técnicas de detección precoz de estos hongos, de manera que el diagnóstico sea rápido y certero, antes que se diseminen a otras plantas y otros huertos”. En tal sentido, destacó el hecho de haber incorporado técnicas que entregan resultados precisos y rápidos, “de manera de facilitar el diagnóstico y establecer un plan de acción en el huerto”.

Estos y otros temas serán analizados en el seminario “Enfermedades y proyecciones del cultivo del cerezo en la Región de Ñuble”, que se realizará de manera gratuita, este lunes 6 de junio, entre las 09:00 y 12:40 horas. Los interesados podrán participar de manera presencial en el auditorio de INIA Quilamapu, previa inscripción al correo jdelahoz@inia.cl y en simultáneo, a través de la plataforma zoom, inscribiéndose AQUÍ.

En la oportunidad, también se presentarán los resultados del proyecto “Reconocimiento, manejo y control de enfermedades de madera en cerezo para la Región de Ñuble”, ejecutado por INIA gracias al financiamiento del Gobierno Regional de Ñuble y el apoyo de la Fundación para la Innovación Agraria, FIA.

Los investigadores INIA explicaron que este seminario está destinado a los productores de cereza, asesores, estudiantes y público en general, de manera que conozcan las enfermedades a las cuales se enfrenta el cultivo y que pueden constituir un problema importante.

El uso de este sitio Web implica la aceptación del aviso legal y política de privacidad de Portal Frutícola. © 2008 - 2022