Tecnología para el desarrollo y mejora de la agricultura -

Tecnología para el desarrollo y mejora de la agricultura

El uso de cultivo en plataformas como invernaderos está cada vez más en demanda, en particular debido a el control que ofrece y la eficiencia en el uso de recursos y producción.

Con eso en mente, son varios los proyectos que se están desarrollando para obtener mayor información sobre las condiciones de crecimiento de los cultivos al interior de los invernaderos y las formas en que se pueden mejorar.

Una de esas iniciativas es el proyecto: “Desarrollo de un sistema de optimización de la gestión productiva, para los pequeños agricultores con cultivos bajo condiciones de invernaderos, mediante utilización de las TIC’s”, llevado a cabo por el INIA, en Chile.

Dicho trabajo integra el uso de sensores de monitoreo, automatización y registro de condiciones medioambientales además de datos disponibles de la cartografía agroclimática y una zonificación agroclimática digital consultable en web por cualquier usuario.

Juan Pablo Martínez, Investigador de INIA – La Cruz, está liderando dicho proyecto e indicó que una de las ventajas de este tipo de iniciativas es que, en el caso de ellos, les ha permitido hacer más eficiente el uso del agua; lo que es extremadamente relevante en un minuto en que la falta de recurso se está haciendo más evidente.

La iniciativa contempla el uso de sensores de temperatura, radiación solar, humedad de ambiente y suelo en el interior de los invernaderos, los que realizarán la captura de variables climatológicas.

El objetivo es entregar herramientas para la toma de decisiones de los agricultores y sus equipos técnicos al tener un mejor manejo de la información respecto a condiciones meteorológicas y humedad de suelo de invernadero que miden humedad de suelo, radiación solar, humedad relativa y temperatura del ambiente.

Obtener esos datos permite, por ejemplo, mitigar el daño de altas temperaturas en los periodos más calurosos entre noviembre y marzo, comentó el investigador.

Lo anterior creando un espacio hecho en base a datos precisos sobre las necesidades de los cultivos en su interior.

Sistema de Producción

Según informó el INIA, la iniciativa considera tres factores en los sistemas de producción bajo condiciones de invernaderos: los requerimientos climáticos de la planta, necesarios para expresar su potencial productivo; las condiciones climáticas propias del lugar donde se desea producir; y, la estructura o tipo de invernadero que ha de generar el ambiente requerido por la planta cuando el clima propio del lugar no lo proporciona.

Es decir, “un invernadero será una fábrica de clima que debe generar una condición ambiental acorde a lo exigido por la planta y la estación del año en la que se desea producir”.

“Un buen invernadero, con una buena estructura, donde nosotros podamos controlar la temperatura y la humedad para la productividad”, explicó el investigador.

“Si tienen una buena altura, un buen volumen para que el cultivo se desarrolle en forma óptima, estos dispositivos nos pueden ayudar a diseñar el invernadero con volúmenes óptimos para los cultivos, y a realizar un manejo del momento adecuado para levantar o cerrar ventanas del invernadero. Estos manejos ayudan a mejorar las condiciones ambientales del invernadero y la planta evita el estrés y como evita el estrés, produce más”, agregó.

El proyectó, que terminó este año, se llevó a cabo en las regiones de Valparaíso, Maule y Biobío.