Argentina: Desarrollan innovadora herramienta para la cosecha de uvas

18 Junio 2019

El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria de Argentina (INTA) está trabajando en el desarrollo de una innovación que consiste en un modelo de cosecha asistida para la vitivinicultura.

Según consignó "El Clarín", en San Juan el 86% de los viñedos tiene menos de 15 hectáreas, siendo el parral el sistema de conducción más popular, estando presentando en casi un 90% de los establecimientos.

El sistema desarrollado por INTA ofrece mayores rendimientos de uva por unidad de superficie, mientras que reduce la necesidad de maquinaria para la cosecha de la fruta.

La institución está trabajando en este sistema, de modo que pueda ser una propuesta de cosecha asistida para la vitivinicultura para la provincia argentina de San Juan.

Emiliano Dibella, especialista del Instituto de Investigación y Desarrollo Tecnológico para la Agricultura (IPAF) - perteneciente a la región Cuyo - participó junto a un equipo de diferentes disciplinas en la construcción del prototipo de "Banco Mecánico" para la cosecha asistida de uva.

“Esto implica reemplazar parte de las tareas que realiza el cosechador mediante la mecanización del acarreo y la carga de la uva al camión, reduciendo el esfuerzo físico necesario”, indicó Dibella a "El Clarín".

De acuerdo al medio, si bien existen otras alternativas para la cosecha asistida, su implementación a gran escala depende de la disponibilidad de tractores y otros cambios en los procesos de trabajo relacionados con la cosecha, siendo difícil su adopción por parte de los productores más pequeños. 

Asimismo, Nicolás Serafini - quien también integra el equipo de IPAF - está participando de la evaluación de un dispositivo, el que permitirá facilitar las tareas de recolección de la fruta y reduciendo el esfuerzo físico de los trabajadores, con el fin de hacer más eficiente tanto el proceso de cosecha como el traslado de las uvas.

“La innovación está dirigida a pequeños y medianos productores y, a diferencia de las maquinarias disponibles en el mercado, el banco mecánico no requiere tractores para su funcionamiento, lo que mejora las posibilidades de acceso por parte de los productores más descapitalizados”, resaltó Serafini.

Por su parte, Dibella sostuvo que “evaluamos este prototipo para que sea una alternativa a la cosecha mecánica”.

"Nuestro objetivo es la inclusión de los viñateros más pequeños, debido a que la actual oferta de maquinarias presenta dificultades para ser incorporadas en sus fincas", indicó.

Dibella comentó al medio que esta innovación permite reemplazar el tradicional banco de cosecha - escalera que usan los cosecheros para subir con los canastos llenos de uva hasta la altura del camión y descargar la fruta adentro - y a su vez, reduce aproximadamente un 10% de los tiempos de acarreo.

“Además, disminuye los riesgos de accidentes de trabajo y mejora la productividad de la mano de obra, a la vez que alivia la tarea de los cosechadores”, precisó el investigador.

Comentarios