Cómo hacer un semillero de tomate casero. Sembrar tomates paso a paso

09 Agosto 2018

El contenido de este artículo de nuestra sección de Agrotecnia fue elaborado por www.agrohuerto.com y fue revisado y reeditado por Portalfruticola.com 

Los tomates son una de las hortalizas estrella, plantas que casi todo el mundo querría tener en su huerto urbano o huerto familiar. Pero sembrar tomates y tener éxito con la cosecha no es una tarea fácil, las plantas de tomate requieren bastantes cuidados y son exigentes en nutrientes. Para empezar, es importante hacer un semillero de tomate en lugar de sembrar directamente en la tierra o maceta definitiva, de esta forma las pequeñas semillas tendrán más posibilidades de germinar y de dar lugar a unos buenos plantones de tomate.

Hoy veremos cómo hacer un semillero de tomate casero y os enseñaré las fotos de los pasos que hemos seguido nosotros para sembrar un plantel de tomates.

¿Cuándo hacer los semilleros de tomate?

El mejor momento para sembrar tomates es a finales del invierno o principios de la primavera (en España, de Febrero a Abril).

Para saber exactamente cuándo sembrar tomates en semilleros tienes que determinar primero cuál será el momento de la plantación o traslado de las plantas desde el semillero al terreno definitivo. Ese momento será cuando empiecen a suavizarse las temperaturas y se acabe el riesgo de heladas en la zona en la que vayas a cultivar. Una vez conocido aproximadamente el momento de la plantación, contaremos hacia atrás para saber cuándo hacer el semillero de tomate.

Por ejemplo, nosotros vamos a hacer un semillero de tomates casero y después esos tomates los plantaremos en Ávila, en un pueblo de la sierra de Gredos. En esa región las heladas se pueden alargar hasta bien entrada la primavera, así que no nos arriesgaremos a que se hielen los tomates y los plantaremos bastante tarde, a finales de mayo, o incluso principios de Junio. Por tanto, contaremos dos meses y medio aproximadamente hacia atrás y el resultado es que, en nuestro caso, el mejor momento para hacer un semillero de tomate será a mediados de marzo.

(En función de las temperaturas y riesgo de heladas en la zona donde vayamos cultivar decidiremos cuál es el mejor momento para hacer los semilleros y para plantar tomates)

¿Qué necesitamos para hacer un semillero de tomate?

A continuación veremos las cosas más básicas que necesitamos para hacer un semillero de tomate casero.

  • Semillas de tomate

Hay muchos tipos de tomates y, por tanto, semillas de muchas variedades distintas. Puedes comprar semilla certificada de  tus tomates favoritos en un a tienda de horticultura o jardinería (los típicos sobres de semillas), o puedes usar la simiente de tus propios tomates, como hemos hecho nosotros.

Lo primero que hicimos fue poner las semillas en remojo durante unos días. De esta forma conseguimos que se hidraten y que sea más fácil la germinación en los semilleros. Como se ve en la foto, pusimos un puñado de cada tipo de semilla en un vasito con agua y lo dejamos unos 3 o 4 días hasta el momento de la siembra en semilleros que detallo más abajo.

  • Sustrato o “tierra”

En nuestro caso usamos un sustrato comercial y ecológico que compramos en una tienda de jardinería como “sustrato para semilleros”, que contiene humus de lombriz para aportar más nutrientes. También podéis crear tu  propio sustrato ideal mezclando tierra, compost, humus de lombriz u otros componentes del sustrato.

  • Recipientes para sembrar tomates

Puedes comprar un recipiente para el plantel o semillero o también hacer semilleros caseros usando materiales reciclados (vasitos de yogur o de otros postres, un cartón de leche, cartones de huevos, cajas de poliespán o de plástico…).

Cualquier recipiente al que le puedas hacer unos agujeros en el fondo y que tenga al menos 4-5 cm de profundidad es válido para hacer un semillero de tomate.

  • Unas bandejas para colocar los semilleros

Para recoger el agua sobrante y evitar que se manche nada en casa, serán necesarias unas bandejas que sirvan de soporte para los semilleros de tomate. Estas fueron las que elegimos nosotros:

  • Un pulverizador de agua

Como veremos después en los pasos para hacer un semillero, es necesario hacer un riego después de la siembra. Para conseguir humedecer la tierra pero evitar que el agua arrastre las semillas hacia el fondo del recipiente, regaremos con un spray o pulverizador de agua.

Cómo sembrar tomates en casa paso a paso

1. Preparar los recipientes o semilleros 

Compra o fabrica los recipientes para los semilleros. Si son semilleros reciclados, como vasitos de yogur o algún tipo de caja, es muy importante hacer unos agujeros en el fondo para que el agua sobrante pueda salir por ahí. (Los semilleros comprados suelen venir ya provistos de agujeros en el fondo de cada alveolo o hueco).

2. Rellenar los recipientes o planteles con el sustrato

Con ayuda de una cuchara o cualquier instrumento similar, rellena cada uno de los alveolos del semillero o los recipientes reciclados que hayas elegido.

No los llenes del todo, ya que luego habrá que poner las semillas y añadir más tierra encima. Después coloca el plantel o semillero sobre la bandeja que tengas preparada.

3. Sembrar o introducir las semillas en la tierra

Con ayuda de un bolígrafo, de un palo, o similar, haz un hoyito en el sustrato de medio centímetro de profundidad aproximadamente. En ese hueco colocaremos las semillas que, como vimos antes, han estado en remojo durante unos días para hidratarse y que germinen más fácilmente.

Para sembrar tomates en casa, es importante colocar dos o tres semillas en cada uno de los vasitos o espacios del semillero, ya que no siempre germinan el 100% de las semillas. Después rellenaremos el hoyo donde están las semillas con un poco de tierra para que queden cubiertas.

Repetiremos la misma operación en cada alveolo hasta tener sembrado el semillero de tomate completo.

Una vez terminado el semillero de tomate, hay que colocarlo en un lugar protegido del frío (a unos 15-20ºC) y donde pueda recibir la luz del sol. (Nosotros hemos decidido colocar nuestros semilleros de tomate en una mesa debajo de una ventana, donde reciben la luz del sol durante toda la tarde).

4. Regar pulverizando agua con ayuda de un spray y esperar a que germinen las semillas

Como vimos antes, durante el periodo previo a la germinación de las semillas (es decir, antes de que asomen los primeros brotes verdes), es muy útil regar con un spray o pulverizador de agua para evitar que las semillas se hundan.

Y… después de unos días regando los semilleros de tomate… Listo!! Empezarán a aparecer los primeros brotes o cotiledones de tomate! Pueden tardar en aparecer de 5 o 6 días hasta incluso dos semanas, depende de la humedad de la semilla, su profundidad, el estado del suelo…

Un mes después de la siembra, este es el aspecto de nuestros semilleros de tomate:

5. Riego y trasplante

Una vez que hayan germinado las plantitas, riega los semilleros con ayuda de una botella o de una pequeña regadera (siempre evitando mojar las hojas, ya que podrían salir hongos). Riega el semillero cada dos o tres días, asegurándote de que la tierra tiene siempre algo de humedad o que hay agua en el fondo de la bandeja.

Dos o tres meses después de haber hecho la siembra de tomates en semillero, es decir, a mediados o finales de primavera, cuando ya no haya riesgo de heladas, se podrán sacar los plantones de los semilleros y plantar los tomates en el huerto o en la maceta donde los cultivaremos.

Si los semilleros son muy pequeños (como es el caso de los que hicimos nosotros y que se ven a la derecha de la foto) o si el riesgo de heladas nos obliga a demorar el trasplante o plantación, conviene hacer trasplantes intermedios, en una maceta o jardinera por ejemplo, donde las raíces tengan más sitio para desarrollarse y las plantitas crezcan mejor antes de ser plantadas en el lugar definitivo.

Fuente: www.agrohuerto.com

www.portalfruticola.com

También podría interesarte
Comentarios
0 Comentarios

Deja un comentario