Abono orgánico: 10 tipos de fertilizantes ecológicos para las plantas

15 Junio 2018

El contenido de este artículo fue preparado por www.agrohuerto.com y fue revisado y reeditado por Portalfruticola.com

El abono es un elemento esencial para el correcto crecimiento y desarrollo de las plantas del huerto ecológico y del jardín. Hay muchos tipos de fertilizantes para las plantas, pero si queremos conseguir una cosecha 100 % ecológica debemos prescindir de los abonos y fertilizantes químicos o de síntesis y sustituirlos por fertilizantes ecológicos como los que veremos a continuación.

Tipos de abono orgánico: 10 Fertilizantes para el huerto ecológico

  • Compost

El compost es uno de los fertilizantes ecológicos más conocidos y utilizados en la agricultura ecológica por sus beneficios para el suelo y para el crecimiento de las plantas.

Además de aportar nutrientes, este abono orgánico favorece que proliferen los microorganismos beneficiosos del suelo y mejora su estructura.

Se puede comprar en tiendas especializadas pero también se puede hacer compost casero en casa utilizando hojas secas, césped cortado, restos de poda o de cultivos que hayamos retirado del huerto y desperdicios orgánicos de la cocina como peladuras de frutas, cáscaras de huevo, etc.

  • Té de compost

Es un abono orgánico líquido que podemos usar para abonar y regar al mismo tiempo. Se puede hacer en casa infusionando el compost en agua y dejándolo reposar durante un tiempo para que se extraigan los nutrientes del compost.

Una de sus ventajas es la facilidad de aplicación, ya que no tendremos que utilizar las herramientas del huerto para incorporarlo al suelo o mezclarlo con el sustrato.

  • Vermicompost

El vermicompost o compost de lombriz es un abono orgánico muy rico en nutrientes esenciales como el nitrógeno. Es una variante del compost común pero, si cabe, aún más rico en sustancias nutritivas y materia orgánica descompuesta.

Procede de la digestión de las lombrices de tierra sobre el compost corriente, sobre el que viven y se alimentan hasta dar lugar a este completo abono orgánico. En el artículo sobre el compost de lombriz encontraréis más información sobre cómo se hace y cuáles son sus beneficios.

  • Estiércol

Se puede usar estiércol de vaca, de caballo, de oveja…, guano, o excrementos semisólidos, como la gallinaza.

El estiércol es un buen abono para el huerto ecológico, aunque si vives en una ciudad y tienes es un huerto urbano te será un poco más difícil de conseguir de forma gratuita. De todas formas, hay algunos tipos de estiércol, como el de caballo, que son fáciles de encontrar en tiendas de jardinería o por internet.

Si los has conseguido en alguna explotación cercana, es necesario que los dejes compostar o madurar un tiempo para que se descompongan un poco y así, entre otras cosas, la temperatura alcanzada haga que las semillas que pudieran quedar en los excrementos se “mueran” y no aparezcan malas hierbas indeseables en nuestros cultivos.

  • Turba

La turba es un abono orgánico perfecto para enriquecer y nutrir el sustrato antes de la siembra. Es un tipo de carbón vegetal fino, ligero y de color oscuro que se forma en las turberas.

Las turberas son humedales donde se acumula el musgo Sphagnum y otros vegetales que, tras descomponerse, dan lugar a este fertilizante ecológico rico en materia orgánica, minerales y nutrientes.

Como el resto de fertilizantes ecológicos, además de aportar materia orgánicamejora la estructura del suelo y favorece la liberación lenta de nutrientes, lo cual es muy beneficioso para las plantas del huerto.

Aunque es un abono orgánico ecológico, es importante saber que la turba es un recurso natural no renovable, pues el ritmo de extracción de las reservas de turba está siendo superior al de generación natural, por lo que se recomienda su uso responsable.

  • Enmiendas húmicas

Son un tipo de abono orgánico concentrado formado por una mezcla de distintas sustancias fertilizantes descompuestas, como el compost, los estiércoles o las turbas. Las enmiendas húmicas pueden ser sólidas o líquidas (como el té de compost).

Antes de comprar una enmienda húmica es importante leer su composición y asegurarse de que sólo tiene nutrientes de origen orgánico, y que está libre de sustancias artificiales añadidas o compuestos de síntesis.

  • Té de plátano

Es un tipo de abono orgánico destinado, sobre todo, a abonar las plantas que tienen carencias de potasio o también para favorecer y mejorar la floración y el cuajado de los frutos (ya que el potasio es un nutriente imprescindible para estos procesos). 

Se pude hacer en casa de forma casera hirviendo, durante 10 minutos, varias cáscaras de plátano troceadas (unas cuatro o cinco) en un litro de agua. Después de colar la infusión, mezcla cada litro de té de plátano con dos litros de agua para añadir a las plantas en forma de abono orgánico líquido.

  • Abonos verdes

Los abonos verdes son un tipo de fertilizante ecológico especial. No se trata de un abono orgánico que podamos comprar en una tienda como es el caso del resto de fertilizantes, sino que son plantas que crecen en nuestro propio huerto, en el lugar donde luego colocaremos las hortícolas.

Son plantas pequeñas, como los tréboles o la alfalfa, que se siembran en el terreno (durante el invierno, por ejemplo) y luego se arrancan y se entierran en el suelo, donde irán descomponiéndose y liberando los nutrientes poco a poco.

Es un abono orgánico muy rico en nitrógeno que, además, tiene otras muchas ventajas para el huerto ecológico. Podéis leer más sobre este fertilizante ecológico en el post que escribí sobre los abonos verdes para el huerto ecológico.

 

  • Abonos enraizantes para esquejes

Si queremos reproducir aromáticas u otras plantas mediante esquejes, la utilización de enraizantes o bioestimulantes nos ayudarán a que éstos tengan más posibilidades de prosperar.

  • Cenizas

Las cenizas procedentes de restos de madera, leña u hojas secas quemadas aportan un alto contenido en fósforo y potasio, por lo que si sospechamos que nuestras plantas tienen carencia de nutrientes de este tipo, será una buena idea añadir ceniza. Para incorporarla a nuestro cultivo lo mejor es mezclar bien la ceniza con el sustrato o añadirla mezclada con el agua de riego.

Además, las cenizas también se usan para aumentar el pH del suelo si éste es demasiado ácido, aunque hay que tener cuidado y no usarlo en exceso, de lo contrario se volverá demasiado básico, lo cual tampoco es bueno.

 

Fuente: www.agrohuerto.com

www.portalfruticola.com

También podría interesarte
Comentarios
0 Comentarios

Deja un comentario