Cómo ha sido el combate de la chinche pintada en Chile

12 Marzo 2018

El Instituto de Investigaciones Agropecuarias de Chile (INIA) ha estado presente para enfrentar de manera eficiente e integral esta plaga que tiene a agricultores en las regiones Metropolitana, Valparaíso, Coquimbo y O’Higgins en estado de alerta.

La chinche pintada (Bagrada hilaris) es hoy en día una de las plagas que produce mayor preocupación en los agricultores de la zona centro del país. Su repentina aparición y rápida reproducción motivó la colaboración del INIA, organismo que, a través de su equipo de profesionales, se encuentran trabajando en forma conjunta con el Servicio Agrícola Ganadero (SAG), para encontrar una solución a este problema.

El trabajo ha sido liderado por la Coordinadora del Programa Nacional de Sanidad Vegetal de INIA, Patricia Estay, apoyada por un equipo multidisciplinario de profesionales del Centro Regional de Investigación INIA La Platina, compuesto por la ingeniero agrónoma M.Sc. con la especialidad de Entomología Nancy Vitta; el biotecnólogo PhD, Eduardo Tapia; y el ingeniero agrónomo transferencista José Lagos.

La labor investigativa abarca distintas tareas, desde la toma de muestras, análisis en laboratorio, ensayos de laboratorio para control, biología y también la participación en reuniones de coordinación con la Seremi de Agricultura de la Región Metropolitana y con el SAG a fin de informar a autoridades y agricultores sobre esta plaga.

A inicios del 2018 se realizó un seminario para exponer los diferentes avances obtenidos a la fecha, en particular la evaluación de la eficacia y periodo de protección de insecticidas autorizados para el control de la plaga, tanto en laboratorio como en campo. Durante el 2017, INIA ejecutó el proyecto “Biología de Bagrada hilaris bajo las condiciones agroclimáticas locales y análisis de eficacia de distintas moléculas insecticidas para su control”, financiado por FIA, el cual determinó la efectividad de 34 plaguicidas presentados por diferentes compañías químicas para el control de Bagrada. De los 34 plaguicidas, finalmente sólo 19 cumplieron con el rango de eficacia de 65% que exige la normativa. Los productos están autorizados por el SAG para su uso sobre “rúcula”, ya que fue el cultivo donde se realizaron los ensayos.

A continuación, el Ranking de plaguicidas con eficacia igual o por sobre 65%, en ensayo de  Laboratorio y campo INIA La Platina (autorizados por SAG al 30 de octubre del 2017).

Plaguicida Ingrediente Activo Eficacia 24 horas Eficacia  48 horas Eficacia 72 horas
1 Balazo 90 SP Metomilo 100
2 Clorpirifos 48 EC Clorpirifos 100
3 Bifentrin 10 EC Bifentrina 100
4 Selecron 720EC Profenofos 100
5 Greko 90SP Metomilo 100
6 Engeo 247 ZC Tiametoxan/

Lambdacihalotrina

95 100
7 Talstar  10EC Bifentrina 85 100
8 Karate Zeon Lambdacihalotrina 75 100
9 Zero EC Lambdacihalotrina 65 80
10 Ampligo 150 ZC Clorantraniliprol/ Lambdacihalotrina 100
11 Bulldock125 SC Betaciflutrina 95
12 Muralla Delta 190 OD Imidacloprid/

Deltametrina

90
13 Invicto 50SC Lambdacihalotrina 90
14 Lambdacihalotrina 5 EC Lambdacihalotrina 80
15 Orthene 75 SP Acefato 75
16 Gladiador 50WP Acetamiprid/

Lambdacihalotrina

70
17 Actara 70 WP Tiametoxam 70
18 Imidacloprid Imidacloprid 65
19 Bull Gammacihalotrina 65

 

Durante todo el año 2017 se capacitó a un total de 1.340 personas por parte de INIA La Cruz e INIA La Platina en el uso de estos productos para el control de la plaga.

Dentro de las principales propuestas de manejo planteadas por INIA a los agricultores están las siguientes:

  • Monitoreo permanente de adultos y estados inmaduros en malezas y rastrojos de cultivos.
  • Almacigueras cubiertas con malla antiafidos o manto térmico.
  • Eliminación de maleza hospedante o reservorio de la plaga.
  • En lugar de trasplante o siembra preparación de suelo (rastraje profundo).
  • Época siembra y trasplante con más de 5 hojas verdaderas y plantines sin daño.
  • Rotación de plaguicidas de acuerdo a grupo químico, ranking, efecto residual y periodo de carencia.
  • Aplicación de plaguicidas muy temprano en la mañana o en la tarde con temperaturas inferiores a 14°C.
  • A la cosecha, incorporación inmediata de los rastrojos del cultivo.
  • Limpieza de los medios de transporte.

Durante los próximos tres años INIA continuará el trabajo de control del chinche pintado con el proyecto “Desarrollo de un sistema de manejo integrado con bajo impacto ambiental orientado a mitigar las poblaciones de la chinche pintada (Bagrada hilaris) para una horticultura sostenible y competitiva”, también financiado por FIA, y que será liderado por la investigadora INIA Nancy Vitta. La iniciativa buscará generar información sobre la base de aspectos biológicos y ecológicos de la plaga, teniendo como ejes principales reducir las poblaciones a través de alternativas ecológicas y económicamente viables.

Para ello, se propondrá evaluar productos de origen biológico, así como el monitoreo de productos químicos atractivos. Sin embargo, la apuesta más importante será el control biológico y el uso de entomopatógenos para mantener en equilibrio las poblaciones de este insecto. Este proyecto está siendo ejecutado en conjunto entre INIA La Cruz y La Platina.

La chinche pintada es una especie que puede causar serio impacto económico ya que causa graves daños en hospedantes de la familia Brassicaceae en la cual se encuentran especies como coliflor, repollo, brócoli, rúcula, rábano, kale y pack choi, entre otras. Este insecto se alimenta de los tejidos vegetales a través de su estilete causando reducción de los rendimientos al provocar en su hospedante marchitez, manchas necróticas y punteaduras. Además, al dañar los brotes de crecimiento puede generar plantas sin cabeza en brásicas como brócoli y coliflor o formación de múltiples coronas lo que hace un producto no comercializable.

Fotografías: INIA.

www.portalfruticola.com / Con información de INIA La Platina.

También podría interesarte
Comentarios
0 Comentarios

Deja un comentario