Las paltas no sólo son un alimento exquisito, sino también un aliado medicinal -

Las paltas no sólo son un alimento exquisito, sino también un aliado medicinal

El boom de las paltas (aguacates) superó un nuevo límite. El interés que genera el fruto no se limita a su consumo como alimento, sino además a componentes medicinales que su semilla (cuesco) posee. Así lo concluyó un nuevo estudio del Departamento de Química de la Universidad de Texas, Estados Unidos.

Este descubrimiento entrega una segunda oportunidad a las semillas de las paltas, ya que para la mayoría de los consumidores el componente es considerado un desperdicio.

Los resultados fueron anunciados en el 254 Encuentro Nacional de la Sociedad Química Estadounidense y publicados en el sitio de la misma (ACS, por sus siglas en inglés). En él se aseguró que las cáscaras de las semillas de paltas podrían usarse también en cosmetología y perfumería, entre otros sectores.

"Las cáscaras de semillas de palta pueden ser en realidad una joya de gran valor por los compuestos medicinales que albergan. Podrían utilizarse para tratar el cáncer, enfermedades del corazón y otros males", afirmó Debasish Bandyopadhyay, investigador del departamento de Química de la Universidad de Texas en el Valle del Río Grande.

Bandyopadhyay agregó que los resultados del trabajo "también sugieren que las cáscaras de semillas tienen un potencial uso en químicos utilizados en plásticos y otros productos industriales".

Sobre el proceso de investigación, quienes participaron en él molieron casi 300 cáscaras secas de semillas de palta, consiguiendo así 600 gramos de polvo, aproximadamente. Éstos fueron procesados para conseguir tres cucharaditas de aceite y unos 30 gramos de cera.

Los productos obtenidos fueron analizados y en la observación hallaron que entre los componentes del aceite está presente el alcohol behenílico, un compuesto graso también conocido como docosanol empleado para elaborar medicamentos antivirales. Tratamientos del herpes labial son elaborados con este alcohol.

Además encontraron heptacosano, sustancia que "podría inhibir el crecimiento de las células tumorales", según los investigadores. Ácido dodecanoico también fue detectado, el que al aumentar la lipoproteína transporta el colesterol desde los tejidos del cuerpo hasta el hígado y da como resultado una "posible reducción del riesgo de aterosclerosis", agregaron.

Fotografía: Shutterstock.com

www.portalfruticola.com con información agencia EFE.