Comisión Europea explica nuevo sistema de precios de entrada para las frutas y verduras

25 Abril 2014

Recientemente, la industria hortofrutícola de Marruecos y el gobierno han estado en pie de guerra sobre los cambios en la legislación europea relacionados con la fijación de precios de las frutas y hortalizas. Un consultor ha afirmado que esto afectará entre el 30-50% de los exportadores de tomate del país del norte de África. Sin embargo, el portavoz de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comisión Europea, Roger Waite, señaló que el nuevo reglamento no se aplica específicamente a Marruecos, y tampoco se relaciona a las cuotas de importación preferente concedidas a los exportadores de tomate del país. Roger comentó a Portalfruticola.com los detalles de lo que se ha convertido en un tema controversial entre la Unión Europea y sus vecinos del sur.

En términos simples, ¿qué implican los nuevos actos delegados para los productores de frutas y hortalizas marroquíes que deseen continuar exportando a la Unión Europea?

Los cambios en el sistema de precios de entrada, que se aplicarán desde el 1 de octubre de 2014, fueron, de hecho, decididos en el acuerdo de reforma PAC (Política Agrícola Común) en junio pasado (2013). Roger-Waite-profile

Se aplica a todas las frutas y verduras de todos los países exportadores fuera de la Unión Europea. A raíz de la presión de los Estados miembros (del Consejo) y diputados (Miembros del Parlamento Europeo), el acuerdo político era alinear el sistema con el que se aplica a otros productos.

En otras palabras, la cifra de los precios sobre la base de los cuales se calculará el despacho de aduana será o bien mediante la factura de la partida individual, o la Importación de Valor Estándar, la cual es publicada por la Comisión Europea por producto y por país de origen, todos los días.

En la actualidad, existe una tercera opción, que sólo se aplica a las frutas y hortalizas en el marco del sistema de precio de entrada -pero no para otros productos- lo que permite un “precio deductivo”, que permite a los operadores utilizar una factura para el envío cuando se vende en el mercado de la Unión Europea. Se trata de un sistema mucho menos transparente y que ha provocado acusaciones de algunos eurodiputados y de los Estados miembros, quienes dicen que permite a los importadores eludir algunos de los derechos de importación que de otro modo son necesarias.

Para aquellos exportadores cuyo modelo de negocio para frutas o verduras en la Unión Europea se basa en consignación, ¿cómo tendrán que cambiar sus prácticas de negocio para adaptarse a este nuevo marco legal?

En pocas palabras, el derecho de importación se basará en el precio de la factura, o se calculará sobre la base del valor de importación estándar, según se publique todos los días por la Comisión Europea.

Muchas de las quejas han venido de Marruecos ¿Por qué es así?

Como ya mencioné, el cambio en las reglas se aplica a todas las importaciones de todos los terceros países.

¿Qué posibilidades existen para que los ajustes de los actos delegados no solo sean simples desde el extremo de Europa, sino también viables desde Marruecos?

La decisión política de cambiar el sistema fue tomada en junio pasado (y publicada en diciembre). Esto se explica en la llamada Ley Básica [la legislación política]; El Acto Delegado sólo proporciona más detalles de cómo los elementos de los actos básicos se implementarán en la práctica.

¿Qué tan preocupado está el Comisario de Agricultura Ciolos por los medios de vida de los productores de tomate de Marruecos, quienes se espera que sean los más afectados por las reformas? En ese sentido, ¿cómo se siente acerca de las afirmaciones del Ministro de Agricultura de Marruecos Akhannouch, respecto a  que el nuevo sistema de precios es a la vez “sorprendente e incomprensible”?

Debo subrayar que este cambio sólo abarca las importaciones no preferenciales. En el marco del acuerdo bilateral de comercio, las cuotas preferenciales concedidas a la importación de tomates marroquíes (269.000 toneladas en 2013/14 y 277.000 toneladas en 2014/15) de la Unión Europea no se verán afectadas. Teniendo en cuenta que estas cuotas representan más de dos tercios de los tomates marroquíes, creemos que el impacto potencial es mucho menos dramático de lo que se ha dicho desde el lado marroquí.

Pawel Jerzy Plewa, director general del Departamento de Agricultura de la Comisión Europea, ha indicado su intención de visitar Marruecos para abordar el asunto. ¿Qué conocimiento tiene acerca de los detalles de esta visita, y de qué manera el Comisario Ciolos estará ayudando al Sr. Jerzy Plewa ya sea en el viaje o su preparación?

El Sr. Plewa está de visita en la Feria de Meknes en Marruecos esta semana, donde la Unión Europea es el invitado de honor en la feria internacional. Este fue un compromiso de larga data. De hecho, el Comisario Cioloş fue invitado originalmente, pero no pudo ir debido a otro compromiso, por lo que pidió al director general que asistiera en su lugar.

Como se mencionó anteriormente, no compartimos la evaluación de Marruecos sobre el impacto potencial de estos cambios. En este contexto, el Sr. Plewa está dispuesto a sentarse a discutir las diferencias en nuestro análisis, en particular para ver dónde el lado marroquí se siente más vulnerable.

El comisario Ciolos habló con el Ministro marroquí de agricultura respecto a esta situación la semana pasada, y el director general Jerzy Plewa seguirá debatiendo esta semana. Sin embargo, es muy difícil ver cuánta flexibilidad está disponible debido a que la decisión política ya se ha tomado para cambiar el sistema a un sistema más simple, más transparente alineado con otros productos.

¿Qué grado de consulta ha tenido Marruecos en la formación de estos actos delegados?

Se trata de un cambio en la normativa de la Unión Europea, no es específico de Marruecos. No obstante, la Comisión ha tomado nota con mucho cuidado sobre las preocupaciones expresadas por las autoridades marroquíes de que estos cambios impactarán negativamente a sus exportaciones de frutas y hortalizas.

Una discusión detallada de esas preocupaciones ya se llevó a cabo en febrero, en el Sub Comité de Agricultura establecido en virtud del Acuerdo de Asociación Unión Europea-Marruecos. Los Servicios de la Comisión han propuesto continuar con estas discusiones en particular, con el fin de comprender mejor la base cuantitativa en la que las autoridades marroquíes han estimado que podría haber un impacto negativo.

www.portalfruticola.com

También podría interesarte
Comentarios
0 Commentarios

Deja un comentario